SANTAS VACACIONES

Ponte los vaqueros y vente a Galicia la semana que viene.

Te invito a contemplar la montaña, el valle y el mar a un mismo tiempo, y a disfrutar de mis paraísos arcoiris.

Tienen historia propia en el cerro de nuestro origen, el de la cumbre redonda, el de los castros y el dolmen.

Contempla como el monte trepa por encima de la niebla y por encima del verde del bosque hasta llegar a la cumbre nevada de la sierra.

Y como final, come pan de verso en el valle donde se asienta la aldea, la estancia feliz.

Si lo prefieres, sigue el curso de los mil ríos para admirar, para pescar, para sentir su música antes de que sus aguas pasen bajo el viejo puente.

Se vistieron ya de primavera para que las aves los sobrevuelen, una y otra vez, procurando la ilimitada hermosura y la calma de los días de placer de su viaje continental.

Junto a ese río cualquiera escucha el sonido del silencio del bosque encantado: la sinfonía natural que entonan los viejos árboles en el espacio protegido.

Imagínate como cómo brillan en las aguas irisadas las varitas mágicas de las hadas que habitan la fraga… ¡Qué espectáculo más hermoso!

Sumérgete en los dos bravos mares que embisten la costa mas larga, con artística insistencia, para descansar sobre los espejos de quince rías…

Mientras el Atlántico deposita suavemente su azul sobre los azules de la gran playa del surf al Cantábrico le crecen  agujas cuando interrumpe la playa bonita. El océano manda repetidas olas para besar, con ternura, la arena blanca y el mar repite cantos, que también son de ola, sobre rocas de aguja.

Los dos mares confluyen en medio del espléndido paisaje, bajo la misma bóveda del cielo azul primaveral, en el mágico lugar donde la estirpe marinera pesca tus sabores de mar.

 

Ven a Galicia la semana que viene y disfrútala, porque no tiene frontera este paisaje de éxtasis.

Goza de su belleza y de su sabor.

Siguiendo las sendas peregrinas o las que conducen al bosque de los misterios ocultos, déjate llevar por las horas que mueren cuando la tarde se muere y vive el momento de las noches interminables y urbanas.

Vacía tu mente y apaga tu sed en este país de paz donde descansan la montaña, los ríos y los mares.

Estas santas vacaciones… ¡Ven a Galicia! 

(35) Comentarios

  1. No hace falta que animéis mucho a la gente, que a este paso va a subir todo y nos tendremos que ir los gallegos. Es broma, que vengan todos que aquí bien se cabe.

  2. Me curáis la morriña todas las semanas pero esta vez me quedo un poco herido al no poder compartir la fiesta con ustedes. Buenos Aires no vacaciona…

  3. Pues allá vamos de domingo a domingo, que con esto de las elecciones hay que huir de esta Barcelona vestida de amarillo por todas partes… Huele a política que apesta.

  4. Pues gracias por tan bella invitación, no faltaré a mi cita anual con la Galicia santa porque además de serlo sabe muy bien.

  5. Siempre espero que lleguen los días santos para hacer un puente larguísimo y este año me toca desde ya. Mañana nos vemos, terra do meu pai.

  6. Se agradece la invitación por bella. Pero fíjate si la sigo al pie de la letra que yo hago al revés: me paso el año en A Guarda y estos días me voy a París para matar la morriña urbana.

  7. No me voy a perder mi semana en Galicia ni loca, así que ahí me tenéis, en Nigrán, de domingo a domingo. Creo que va a haber una procesión de centollas por Playa América…¿O es en Patos?

  8. Esta vez tengo suerte y tengo cuatro días para estar con los abuelos en la aldea… Me voy a poner gorda gordísima que estoy muy delgada delgadísima. ¡No aguanto Madrid!

  9. ¡Quien fuera joven y pudiera volver a la tierra de los abuelos! Pero todos mis buenos recuerdos están con ustedes, ya saben. Un abrazo a mi Galicia desde mi Argentina, Córdova.

  10. Me esperan mis amigos de la infancia y mis amigos, así que no fallaré. Pero tampoco hagáis tanta publicidad porque luego está todo lleno y el marisco inalcanzable.

  11. Soy uno de esos parias a los que no le permiten salir de la capital del reino ni en una semana tan santa, pero eso no es lo peor: soy ingeniero industrial y trabajo de camarero… ¿Cómo lo véis?

  12. La verdad que pintáis una Galicia tan hermosa que no hay gallego que se resista. Los demás, con perdón, me importan poco que vengan o no a pasar con nosotros la semana santa.

  13. Ya me tarda el miércoles para probar ese Ave nuestro que dicen que vuelva por algunos sitios de Castilla pero que aún va despacio por Galicia. Es decir, que nada cambió, así que estaremos como siempre de bien las de siempre.

  14. Todo dispuesto para irme con la panda, que somos cinco parejas residentes en Malasaña y le dejamos el barrio a los turistas, que no hay quien lo aguante estos días. Necesitamos comer bien, paz y vivir como vivís vosotros, los gallegos.

  15. Desde el aeropuerto Charles De Gaulle os envío este mensaje. Voy a Galicia, a Quiroga. No me voy a perder ni un solo día de la primavera en O Courel.

  16. Gracias por tan linda invitación. Galicia es preciosa y su gente de lo mas amable. No me voy a perder este puente sin ir. Iré el miércoles y espero que dejéis algún marisco para mí.

  17. Estamos en O Grove, nublado, a punto de lluvisquear ligero, pero con los ojos también nublados por lo que tenemos enfrente: una centolla de la ría que pesó dos kilos y medio y de la que nos disponemos a dar buena cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *