SANTIAGO, SÍ.

Caminar. Llegar a Compostela. Abrazar la imagen del Apóstol. Sentir como rebrota la Fe ante el sepulcro…. son ritos que nos permiten ganar el Jubileo y vivir la más apasionante aventura espiritual jamás soñada por el hombre.

Caminar. Recorrer un paisaje de cumbres suaves organizado en torno a mil ríos y dos mares…  dejando tus huellas entre árboles de impredecibles raíces milenarias. Así admiramos la obra perfecta, respondiendo a la atracción de la Naturaleza.

Hoy, a pesar de todo lo que nos pasa, de las crisis que sufrimos, la ciudad, el Apóstol y la cultura milenaria nos esperan… Con Juan Pardo le decimos sí. 

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *