SUCEDIÓ ESTA SEMANA – Edición 397

Se nos fueron demasiados está temporada húmeda y nadie de los nuestros se merecía que lo bajasen del autobús antes de la última parada. Este pensamiento me acecha cuando hago otro balance del año y me doy cuenta de que ahora soy yo el abuelo…

Mis nietos y nietas tendrán que escucharme decir lo que tantas veces me sentenciaban a mí las sabias de la familia:

—- Bueno, a ver si podemos vernos todos otra vez el año que viene.

Gloria es más cauta y culta que yo. Nunca pone límites a la vida, ni para bien ni para mal. De ella he aprendido que el futuro es hoy. Lo es para los que nunca nos tocará ya la Lotería porque ni siquiera la jugamos, que solo pedimos algo de salud y por eso tomamos con miedo un trocito de turrón, no vaya a ser.

Lo mejor para nosotros, malos pensadores, es que pasen cuanto antes estas romerías, que los días se nos hacen ya muy cortos y hemos de aprovecharlos para disfrutar de ese sol que por estas fechas toma forma de raioliña entre las amenazantes nubes negras del invierno.

Los inviernos son duros por aquí. Lo sabemos bien los que buscamos la belleza marinera en el estallido de las olas sobre los acantilados y nos emocionan cuando cobran altura y tiñen de blanco los azules atlánticos.

Esta semana he vuelto a subir al mirador de A Valga para contemplar una vez más ese paisaje en donde busca refugio la intensa luz que llena de estrellas el océano. Esta es una imperfecta costa de espacios abiertos, libres, una sucesión de rocas insertadas entre el mar y la tierra, envueltas en un gran misterio cuando el Atlántico brama al mismo tiempo que escupe blancura de espuma.

Esta semana, sobre esas rocas del Portocelo de O Rosal apareció varada una ballena común, un mamífero que suele pasar de largo sin detenerse siquiera a contemplar el magnífico monasterio de Oia, muy próximo.

El bello animal me arrancó una lágrima luciendo su postrera esbeltez sobre las piedras.

Un día antes, frente al Portocelo de Marín, en la ría, había aparecido el cadáver de otra ballena hermana de esta.

No sé porqué extraña circunstancia ambos cetáceos buscaron mis “portocelos” para emprender su último viaje, pero supongo que algo está pasando en el océano para que nuestros mares no se limiten a seguir esos ritos de cada día, cuando nos muestran como los barcos cabalgan sobre su lomo y la sombra estalla hacia el sol para calmar la tarde.

Dice el Dr. Frame…

—- Demasiados sonar y radar en el mar, papá.

…Las ballenas se nos murieron un día de niebla y nubes negras sobre el horizonte.

Peor aún se portó el Mar de Sonda, en Indonesia, con su trágico cuento de Navidad: el hijo del volcán Krakatoa, de nombre Anak Krakatuk, entró en erupción para provocar un corrimiento de tierras submarino: buscó ayuda en la marejada creada por la luna llena y lanzó un tsunami asesino contra la playa, dónde miles de personas disfrutaban de la música y de la noche perfecta.

En esa paradisíaca playa, junto a las islas de Java y Sumatra, tocaban los Seventeen, afamado grupo indonesio. La gran ola entró por detrás del escenario y se llevó a todos los músicos y a cuantos estaban en el back stage, como la novia de Riefian “Ifan” Fajarsyah, el vocalista, único superviviente de la banda…

Luego, el tsunami siguió su ruta del mal provocando más de 600 muertes, 170 heridos y más de 180 desaparecidos.

No se habían tomado medidas porque no hubo terremoto que avisara; las sirenas permanecieron en silencio y la gran ola sorprendió a todos.

Un joven estaba grabando el concierto en su móvil… ¡No sé cómo pudo lograr salir de esta y mostrarnos el momento!

Las redes sociales se han convertido esta semana en un océano solidario con las víctimas y sus familias. Al parecer, esta vez, no había turistas en la playa: era la fiesta de la gente común.

Aún me sigo preguntando por qué los mares de vida se transforman en mares de muerte…   

Porque también he perdido la cuenta de los hermanos que fallecieron este año en el Mediterráneo por culpa de esa indiferencia política de los países que se dicen democráticos. La guerra y el hambre en el continente dónde se inició todo… no pueden solucionarla las oenegés. Ni el Open Arms puede salvar a los miles de náufragos que prefieren ahogar su desesperación en el Mare Nostrum a morir hambrientos en sus tierras de secano o asesinados en sus ciudades miserables.

Todos los años por estas fechas pienso que Dios existe para salvar a esa gente, seres humanos nacidos para sufrir. Pero no hay dios que se preocupe de ellos y mucho menos los gobiernos de los países poderosos, los que siguen esquilmando África y fomentando sus guerras internas, para que los ricos del mundo sean aún más ricos.

Este entramado de intereses que causa tantas muertes me da verdadero asco.  

SUEÑOS CUMPLIDOS

Tenías que ver la cara de un negrito joven de cuyo nombre no me acuerdo al que un simple número liberó de la venta ambulante. El gordo le permitirá ahora abrir una tienda y dejar las calles y los bares…

Verás. Los rostros felices desfilaron por las pantallas de la tele y así supimos de la chica dominicana que se vuelve a Santo Domingo para dejar de ser chacha. Del anciano del asilo al que por fin fueron a ver sus hijos. También conocimos a la pareja de desahuciados que pronto podrán estrenar piso. A Manolito que va a montar su propio bar en vez de emigrar a Londres para ser camarero. Al señor maduro que se había quedado hasta sin paro y va a montar un negocio. A Kevin que dejó de ser un sudaca de Madrid…

A toda esta gente y a alguna más les tocó la Lotería y sus rostros rebosaron felicidad. No sabes lo que me alegra que unos cuantos sueños se hayan cumplido en esta Navidad.  

Y la casa se nos llenó de amor. Aquí estuvieron todos dándonos mimos para ayudarnos a pasar mejor el invierno de la vida. La abuela preparó las mejores viandas para la ocasión y Papá Noel se portó muy bien con toda la familia. Además, Guille y Paula bailaron con Betiña esos ritmos nacidos para las nuevas tecnologías y hasta yo mismo di unos cuantos pasos como si fuera a concursar en el mundial de baile latino. Alicia ya es veinteañera y a Laura sin embargo le pesan los veintisiete. Pero cuando miro a mis hijos y a mis nietos, por estas fechas, siempre afloran en mí los recuerdos de nuestros ancestros, inolvidables viajeros del espacio…  

Lo lamento, pero no he podido corresponder a tanta felicitación este año porque me llegaron a cientos y desde medio planeta. Me desbordaron. Cada vez me siento más feliz sabiéndoos ahí, apoyando esta vuestra revista digital como lo hicisteis durante sus ocho años de existencia y no puedo menos que daros las gracias por tantos ánimos y buenos deseos. Lo que os prometo es seguir vertiendo mi pasión en esta “Galicia Única” mientras la fuerza me acompañe.

¡Qué todos vuestros deseos se cumplan, mi gente!  

5 PEQUEÑOS CUENTOS DE NAVIDAD

—- ¿Y qué dijo el rey?

No lo sé ni me importa. He pasado olímpicamente de su discurso y pasaré de todos los demás. Estoy harto, como tú, de palabras huecas repetidas una y otra vez y otra vez una. Estas intervenciones televisadas de los que nos fríen a impuestos y no solucionan nuestros problemas son como aquellas otras del NO-DO y se parecen mucho a los mensajes de su excelencia el dictador.

Sí me apenó esta semana un tuit del alcalde de la capital de mi Galicia que decía:

—- Sempre será un espazo mellor (e alí estaremos nós representados de xeito digno).  

Ada Colau propone que los ayuntamientos tengan “voz propia” en Bruselas, tras las elecciones europeas próximas y para ello quiere que todos los despistados se unan a los Comunes catalanes.

A Martiño Noriega tendría que decirle alguien que la dignidad es cosa de uno y nadie la puede transferir.

Luego está lo de los alcaldes de En Marea: anuncian que van a dejar la formación de Luís Villares. Si esto ocurre… asistiremos en mayo al entierro de un proyecto político nacido de escisiones, populismos y ambiciones personales. Para la gente seria de la izquierda del país esto era muy previsible.

Si quieres comprobar la genialidad de los creativos del Partido Popular de Galicia no tienes más que tragarte la videofelicitación de sus líderes en las redes, de la que se hicieron eco muchas publicaciones digitales. Es una parvada que bien indica el nivel de esos fenómenos.

Y el president Torra dijo:

—- Esta es la propuesta: 21 puntos para llegar a un acuerdo democrático.

De ellos el que más llama la atención es “la creación de una comisión internacional que medie entre los gobiernos de Cataluña y España”,  dejando claro que esta tendrá como objetivo terciar para que se consiga “el derecho a la autodeterminación”.

O sea, nada que no supiéramos antes salió de la mini-cumbre de Pedralbes.

Todavía me sigo preguntando que perseguía Sánchez el día que se fue a Barcelona con sus ministros para celebrar un consejo ordinario. Delo que estoy seguro es de que este circo continuará más allá del nuevo año, en el que se venderá mucha más sidra que cava.

CALIDAD A BUEN PRECIO

A mis amigos del restaurante Xantar de A Guarda,  Michelín, la guía, no le ha regalado ninguna estrella… pero si le distinguió como “Bib Gourmand”, que es el premio a la buena calidad y al precio ajustado. Dice el crítico…

—- Se halla en el casco antiguo y transmite confianza, pues es uno de esos negocios acostumbrados a trabajar con clientela local que conoce a la perfección el producto de la zona. Cocina tradicional con toques actuales y buena selección de arroces.

Yo te digo más. Si pruebas su arroz con zamburiñas y pulpo no dejarás nada en el plato y tu bolsillo no sufrirá porque te cobrarán solo diez euros.

Cuando aún no me pesaban los años iba por allí a menudo porque casi resulta más barato que comer en casa; aunque, eso sí, nunca superará la calidad de los arroces de Gloria.

En esto llegó Ramón, de la hostelería de la plaza, quejándose de cómo andaban los productos del mar…

—- ¡Por las nubes!

Esta fue su letanía:

—- El besugo – que por aquí no se lleva mucho- a más de 40 el kilo; la robaliza salvaje a 43, el rodaballo de mar, a 41…

Luego me habló de la nécora a mas de 50 euros kilo y de la cigala a 53, la grande. El hombre andaba desesperado por sus clientes, sobre todo por los de las cenas de empresa.

Yo le dije que a todo a quien gane, que las angulas del Miño andaban el otro día a 1.200 euros a pie de río. Bien que siento no haberme dedicado a ese arte de pesca con mis amigos de Tabagón, Mauro y Fernando, a los que deseo una buena luna.

Desde luego estos manjares no están para los que tienen que hacer equilibrios con su economía…

LA REAL NO QUIERE DINERO DE LAS APUESTAS

Ya te dije más de una vez que resulta muy enojoso el bombardeo publicitario de las casas de apuestas, causante del notorio aumento de ludópatas en todo el Estado. Por eso me alegro de que, uno de los clubs con más señorío de La Liga, la Real Sociedad de San Sebastián, sometiese al criterio de sus socios el posible patrocinio de la entidad por parte de una de esas firmas que, para colmo, ni siquiera son españolas.

Los socios del equipo “txuri urdin” han dicho que no, que el dinero no lo es todo y que por encima de él están los valores deportivos de los que siempre hizo gala la Real.

No esperaba menos de ellos. Conozco bien ese club, entre otras cosas porque en mi etapa de Radio Popular de Donosti, tuvo el placer de retransmitir todos los partidos que disputó en una temporada, la 68/69.

Destaco este asunto como noticia deportiva ante la avaricia de algunas directivas que están sumiendo el fútbol español en un caos ético porque por encima de todo está el dinero, venga de donde venga.

NO TODOS SOMOS IGUALES

El niño pobre fue sorprendido junto a su familia cruzando la frontera entre México y Estados Unidos. Huyendo del hambre y buscando cumplir el sueño americano, esa gentiña guatemalteca hizo a pie miles de kilómetros para llegar a Chihuahua.

El niño pobre estaba deshidratado y tenía mucha fiebre cuando los rangers les detuvieron. Le llevaron al hospital próximo… para que le ayudaran a morir. Días antes, había fallecido otro niño de Guatemala en las mismas circunstancias.

Mientras esto ocurría cerca de la frontera donde quiere construir un muro, Donald Trump participaba en el programa de seguimiento de Papa Nöel del Comando de Defensa Aeroespacial Norteamericano. Él y su dama de plástico recibían llamadas de los niños americanos para saber por dónde andaba a esas horas el hacedor de las grandes ilusiones.

En esto va el hombre más poderoso del mundo y le pregunta a su interlocutor, un niño de Arizona…

—- ¿Cuántos años tienes?

—- Tengo siete.

—- ¿Aún crees en Santa Claus? Porque a los siete años ya no se cree en esas cosas…

El niño le contestó:

—- Sí, yo creo que Santa Claus existe.

¡Y le colgó el teléfono a tan estúpido presidente!

A 6.300 kilómetros de Washington, en Tokio, Akihito celebraba su 85 cumpleaños, el último de su carrera como indiscutible líder japonés, al que todo su pueblo adora. En la que fue su última intervención pública como emperador le enviaba al mundo el siguiente mensaje:

—-  Es importante no olvidar las incontables vidas que se perdieron en la II Guerra Mundial y que la paz y la prosperidad del Japón de la posguerra se construyeron sobre numerosos sacrificios y esfuerzos incansables.    

Akihito se va pidiendo que se transmita la historia con precisión a las nuevas generaciones y afirmando que -de la era Heisei, la de su mandato- “le reconforta que llegue a su final libre de guerra en Japón”.

2019 será el año de su abdicación.  

POSTAL DEL AÑO NUEVO

Acabo. Un año más te deseo un pleno de felicidad. No solo esta semana o la que viene, no. Quiero que todo lo que te resta de vida –y ojalá sean largos años- te sonría la prosperidad. Ya sé que es muy difícil, en estos tiempos, lograr cierto tipo de ambiciones, personales o corporativas, pero… libera tu mente y entrena para ser muy feliz. Verás cómo lo consigues.

¡Como siempre, te deseo lo mejor!

—- ¿Y qué es lo mejor?

Pues lo que tú buscas y no encuentras… Es decir, ser aquello que te falta. Pero no te olvides de preguntarte que es lo que le falta a los demás.

Nos vemos en la Galicia Única, el año que viene…

(4) Comentarios

  1. Así es la vida. Ya sabes, un día malo y otro bueno, lágrimas y risas, a veces indiferencia. Siempre deseamos que reine la paz en el mundo, sobre todo en estas fechas. Bueno, a ver si es verdad que el 2019 viene bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *