SUCEDIÓ ESTA SEMANA – Edición 440

Creo que el paisaje somos él y mi yo. El otro no vive sin el uno y hay veces que una simple raioliña de sol entre la niebla de invierno es suficiente para creer en este universo tan pequeño que habitamos. Cuando la luz hace brillar los grises logra que recuperemos la belleza de la calma tras el temporal.

Y en eso ando hoy, abriendo los ojos al cielo, para ver si me atrevo a rezar a un Dios Mayor que acoja en su seno a los muertos de Bolivia y ponga paz en estos mundos tan revueltos de estos mis últimos días de viejo.

A mí, esos golpes de estado en país ajeno que da el gran capital y los que gobiernan las naciones poderosas, son los que me retrotraen a un pasado de locura universal.

Me hincha la vena revolucionaria y tengo ganas de ponerme un chaleco amarillo, una máscara anti gas o un pasamontañas, las zapatillas de correr y arrancar los adoquines de las calles para enfrentarme a los soldados anti pueblo.

Claro que para eso está la luz, para decirme que esta mi edad exige otros sueños…

—- Recuerda como están tus rodillas y tu espalda y tus pulmones y tu corazón…

—- Bien lo recuerdo, que los estoy mimando con una decena de pastillas al día… y eso que siempre fui de buena vida.  

—- Entonces…?

El día que llegues, allá donde quiera que llegues, será una pena que no exista Dios, pero habrá otros dignos de recibirte, Comandante”. (Nicolás Guillén).

Entonces…

Confiemos en la verdad del poeta y mientras tanto no llega la hora sigamos luchando, unos con la espada y otros con la pluma. A poder ser.

¡Ah! Y nunca quites el poster del Che de la pared, que su ejemplo sigue estando vigente.

LA POLÍTICA GOLFA

Se me están revolucionando en el cerebro los versos sueltos, aquellos que salían de la imprenta como pedradas contra la injusticia social y el latrocinio. Es que nos hemos pasado la semana escuchando sentencias sobre los ERES y mientras unos esconden la mano los otros disparan con bala para aprovechar la gran faena de la estilosa jueza Alaya, a la que debemos esta semifinal, que el último partido, ya se sabe, será en una lujosa sala del Tribunal Supremo. 

Son un montón de golfos los que han quedado retratados esta vez, por prevaricación y malversación de fondos públicos. En total, once conocerán la cárcel y cinco están inhabilitados para ejercer un cargo público durante largo tiempo. Otros 29 procesados han sido absueltos por falta de pruebas.  

Estos dadivosos colaboraron en la repartición de más de seiscientos millones de euros entre sus afines. Eran unos cuartiños que estaban destinados a paliar los efectos de expedientes múltiples de regulación de empleo en Andalucía, por eso las fechorías indignaron a todo quisque.

Esta semana, aprovechando que el Guadalquivir pasa por Sevilla, los portavoces de todos los partidos han dejado de hablar del futuro gobierno para tirar de esta manta y pedir la dimisión de Susana y de paso la de Pedro. Pero no os asustéis, que esto es lo típico y lo tópico. Lo mismo hicieron cuando el asunto de la Gürtell del PP o el “Tres por cent” del pujolismo catalán. Y nada, ahí están todos bien situados, otra vez, que nunca pasa nada en este país.

Tengo esa tentación, sí, pero no echaré la cuenta de lo robado, estafado, prevaricado y malversado en Galicia a lo largo de estos 42 años “constitucionales” porque os podría cabrear mucho. Solo os recordaré la mítica frase de Manuel cuando ambos pasábamos por delante de la mansión de un alcalde que ya no lo es…

—- Esta casa saíu pola porta do Concello…

Deberías leer “Aventuras Ibéricas”, de Ian Gibson y quedarte con la explicación que nos da del fracaso del político español…

—- Muchos, cuando logran un cargo, un puesto, se agarran a él. Y, como no saben cuánto les va a durar, lo aprovechan para chupar de los dineros públicos y repartir entre sus allegados. Cuando no hay sensación de estabilidad, y sí de provisionalidad permanente, algunos ven el momento de pillar la pasta.

SENADORES A DEDO

No es por molestar; pero esta vez también me pregunto con qué criterio el PPdeG y el PSdeG eligieron a los tres senadores que les corresponde nombrar a dedo con la correspondiente colaboración parlamentaria. ¿Realmente estos tres de la foto -Leiceaga, Elena Muñoz y Jesús Vázquez- eran los mejores de los posibles elegibles? Porque lo que parece -eso sí, a simple vista- es que se está premiando el fracaso político…

MARGINADOS EN EL DEBATE ESTATAL

En eso tampoco tocamos pelota los gallegos.

Por aquí se vota mayormente a los partidos constitucionalistas y tú bien sabes,  -como quedó demostrado en los últimos acontecimientos- estas fuerzas políticas son piramidales. El Líder es quien manda y solo Él decide.

Esto influye en nuestras vidas: la total carencia de democracia interna en los partidos nos margina del gran debate estatal. Por eso nadie nos tomó en serio más allá de los montes del Padornelo.

Te cuento esto porque gracias a que el BNG obtuvo un escaño en el Congreso estamos apareciendo en la pizarra de los pactos. Y eso consuela, aunque, inexplicablemente, sigamos teniendo necesidad de llorar.

No me extraña que el gran Pablo Neruda nos dedicara “Tierras Ofendidas”, un poema de su libro “España en el corazón”, su respuesta a la Guerra Civil y especialmente al asesinato de su amigo Federico García Lorca.

Neruda ya escribió entonces…

“Caudalosa Galicia, pura como la lluvia, salada para siempre por las lágrimas”

Ahora que llueve en Santiago, mi dulce amor, utilicemos a Lorca y a nuestros músicos para pausar la cruda actualidad… ¡Dale al play!

ESTOY CON ELLAS

Lucharon las futbolistas profesionales por una vida digna y para eso se pusieron en huelga: para recibir un salario decente, mínimo.  Porque cuando echaban cuentas se llevaban pocas alegrías y tal como estaban, en el futuro, al llegar a la venerable ancianidad, se morirían de pena.

Estoy con las futbolistas. Del mismo modo que me he puesto en contra de las abismales diferencias con las que esta sociedad ha estigmatizado a las mujeres, sin tener en cuenta que, a no ser por ellas, ni siquiera hubiéramos nacido.

Lo que pedían nuestras chicas, las mismas a las que exigimos gloria deportiva, no era mucho pedir: solo cobrar un poquito más que un mileurista y que sus clubs les den de alta en la Seguridad Social a jornada completa. Como cualquier trabajador o trabajadora de este país, salvo los que firman contratos basura, que de ese tema ya hablará Iglesias. O eso espero.

Al final, lo han conseguido. Ya no están en huelga porque les han firmado el Convenio Colectivo. En él se contemplan los mismos derechos mínimos que tiene una empleada de hogar.

Eso sí, algunas son famosas porque salen en la tele y las entrevistan en las radios…  

SOBRE LA VUELTA DE LUÍS ENRIQUE

Sin ánimo de meter el dedo en la llaga, parece más importante la vuelta de Luís Enrique a la Selección Española de Fútbol que el sin gobierno que vivimos. Por eso se montó el lío:

El entrenador asturiano dejó de preparar al equipo por la gravísima enfermedad que acabó con su hija, sin duda lo más duro que puede sufrir un padre. Le sustituyó su segundo y amigo, Robert Moreno que no solo clasificó al equipo para la Eurocopa, sino que además lo hizo cabeza de serie.

Esta semana, una vez superada su crisis personal, Luís Enrique decidió recuperar su puesto pero demandando que Moreno no formase parte de su staff. La FEF aceptó su exigencia y despidió al exitoso y joven técnico catalán, hasta ese día amigo personal del seleccionador titular. 

El periodismo deportivo anda como loco por saber dos cosas: Por qué Luis Enrique no esperó para volver a julio, una vez que se celebrase la Eurocopa, puesto que los resultados clasificatorios fueron inmejorables. Y luego, qué poderosa razón movió al asturiano a prescindir de quien, hace unos meses, consideraba un excelente técnico y aún mejor amigo.

No se explica muy bien la actitud del asturiano, pero los futbolistas que estuvieron bajo sus órdenes bien saben de sus rarezas. Para estas actitudes tengo un refrán que no falla…

El tiempo termina poniendo a cada uno en su sitio.

AHORA LOS NIÑOS NO TOCAN PELOTA

Deberíais preocuparos un poco más de los hijos pequeños, porque estos últimos que tuvisteis os salieron tan espabilados que asustan.

Mi amiga Pepa Fernández, la gran matriarca de Radio Nacional de España, me despertó esta mañana leyéndome la carta de una niña a Papa Noel que por lo visto era el viral de la jornada en las redes.

La niña le pedía a su barbudo benefactor el último catálogo de los productos de Apple –se entiende portátil, tablet, móvil, reloj multifunción y gafas de realidad virtual-;  además, numerosa prendas de vestir y calzado de marca, no sé cuantos más productos de consumo de los caros y cinco mil dólares en metálico.

La pequeña, a sus diez años, quería tener lo mismo que tienen su padre y su madre y lo razonaba así:

—- Es que quiero estar a su altura para poder hablar con ellos.

La niña es de Nueva York y la carta parece que ha sorprendido muchísimo incluso en Laponia, pero no es nada que nos asombre a quienes nos hemos fijado en los niños de hoy, cuando están en grupo. Ahora juegan al fútbol en tablets, de manera virtual. ¡Ya no tocan pelota!

COMIENZA LA LÚCIDA NAVIDAD DE VIGO

Pero la fama y la gloria será absorbida mañana al completo por Abel Caballero, alcalde de Vigo, cuando los diez millones de leds se enciendan y la capital del peixe se vea desde el espacio, más próximo ahora con la mayor noria del mundo, esa que ha instalado este año para bajarle las nieblas al alcalde de Londres.

Vigo vuelve a ser noticia este fin de semana para bien y para mal, por sus luces y por la discutida sombra del gasto que producen.

Estas luces de Navidad, con noria y nieve artificial incluida, mas el estreno de “Forzén 2”, son como una enorme incitación al consumo. Los autónomos comerciantes de la plaza ganarán más, los ciudadanos se gastarán entera la paga extra, los turistas seguirán haciendo ricos a los hosteleros y los portugueses amigos mantendrán su fidelidad al Corte Inglés que, como se sabe, es muy de aquí.

Vale, está bien, sigamos haciendo derroche navideño como hacían nuestras mamás, pero…

UN GALLEGO COBRA AL MES 433 EUROS MENOS QUE EL RESTO DE LOS ESPAÑOLES

¡Ya me lo parecía a mí!

—- ¿El qué?

Que éramos los parias de Europa por eso seguimos cantando algunas veces “La Internacional”. Me lo ha confirmado el informe ADECCO con un dato que me pone muy malito: los gallegos, los descendientes de los guerreros del Medulio, los conquistadores de medio mundo, los más listos de la clase, los más guapos y los mejores, es decir, nosotros… ¡Cobramos un 28’7% menos de sueldo que la media europea!

—- A mí ya me lo parecía, no tengo manera de llegar a fin de mes.

Es que en Galicia tenemos un salario medio de 1.491 euros frente a los 2.091 que salen de media en Europa. Cobramos 924 euros mensuales menos que un francés y a los alemanes le pagan el doble que a nosotros…

—- ¿Pero no éramos todos europeos?

Sí, pero de segunda división: un gallego necesita trabajar 22 meses y medio para alcanzar el nivel de ingresos de un alemán y desde luego nunca llegará a alcanzar a los daneses que perciben 3.313 euros mensuales…

—- ¡No podemos compararnos con las grandes potencias económicas europeas!

Ni  con el resto de España. El informe ADECCO lo corrobora: los gallegos ingresamos al mes 433 euros menos que el resto de los españoles.

—- ¿Me tomas el pelo?

No, son las cuentas que echan los grandes expertos de las economías domésticas. Y son coincidentes con las de nuestras matriarcas, las que nunca fallan.

YA ESTÁN EN SANTIAGO LAS GRANDES INVERSORAS

Y tú que te creías que eso de los pisos turísticos solo era cosa de Barcelona o de Madrid. Pues ya están aquí, llegaron las grandes inversoras del mapamundi y se hicieron con todos los inmuebles vacíos de la Compostela universal, cada día más llena de peregrinos y de viajeros aquí venidos para admirar la ciudad, la provincia y el país más barato del mundo.

—- Pues te vas a vivir a la proximidad…

Sí, sí. En  la periferia ya se percibe el efecto dominó y han subido hasta lo imposible tanto los alquileres como los inmuebles en venta. Así que ya ves como todas esas decisiones que se toman a miles de kilómetros y las modas que vienen también nos afectan.

—- ¿Y esto por qué ocurre?

Entre otras cosas por algo tan sencillo como el desgobierno. No hay quien legisle y los leguleyos aprovechan muy bien los vacíos legales poniendo a disposición de sus ricos clientes, para usos turísticos, los pisos y casas que debieran estar, a su justo precio, a disposición de los ciudadanos.

—- O sea, volvemos a estar en manos de los especuladores de siempre.

Lo que yo propongo es algo que podría paliar en parte el problema que se nos presenta a los ciudadanos y especialmente a los hosteleros de toda la vida. Consiste en dedicar los palacios, conventos y algunos de los numerosos edificios públicos que nos sobran al alquiler turístico. Tiramos los precios y a los inversores se les acaba el chollo. Se podía utilizar incluso el Palacio de Montepío, porque el presidente de la Xunta tiene cacho piso en Vigo.

No os ríais, que el príncipe indio Padmanabh Singh alquila, por medio de la plataforma  Airbnb, una de las suites de su fastuoso palacio de Jaipur, que tiene tres siglos de historia. La bautizada como suite Gudliya tiene cubiertas todas las fechas hasta mediados de marzo, pese a que cuesta la noche 7.300 euros.

Por lo visto el príncipe, de 23 años, tiene montado un negoción.

Para terminar la crónica le he pedido prestada su gracia a Xaquín Marín, humorista gráfico de “La Voz de Galicia”. Porque la filosofía que entienden nuestros paisanos sigue estando de moda en Cataluña…

(8) Comentarios

  1. Non só chove auga tamén golfos. Non sei de un político que se meterá nun partido para facer ben os vecinos. Todos van a chupar mais ou menos honestamente non hai un que traballe de balde si atopades a un que traballe. Porque esta xente son a nova infirmidade social do século.

  2. Si houbera mais xente que votara o BNG teríamos un grupo que representara os verdadeiros intereses de Galiza e non o que está a pasar que nin nos escoitan.

  3. Somos como los últimos de Filipinas, pero lo que no saben en el resto de España es que los gallegos, aún con menos sueldo, hacemos virguerías y somos capaces de llevar vida de millonarios porque tenemos leiras y también mares y ríos para pescar. Fuimos los únicos que en la postguerra no pasamos hambre. Y cuando emigramos trabajamos duro para pasar a ser empleadores y no empleados. De todas formas espero que se acabe de una vez por todas esa sumisión que nos conforma. Eso será cuando aprendamos a votar a las personas capacitadas y no a los partidos políticos. Es nuestra asignatura pendiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *