SUCEDIÓ ESTA SEMANA – Edición 446

La venerable ancianidad de Manuel le hace decir lo que el corazón le dicta…

O sol ten frío e vai procurar outros lugares mais cálidos mañá ou pasado. As xiadas non son para xente vella.

Manuel cree que es el invierno el que acelera el paso hacia el Más Allá. Lo justifica con los Telexornais, en los que las noticias de muerte superan ya a las de la política, de las que O Noso Presidente Feijóo es la figura principal, aunque solo sea para decir…

—- Mejor unas nuevas elecciones que un gobierno tripartito coliderado por Sánchez e Iglesias y con Junqueras de consejero.

La declaración le quedó muy de Vox, él sabrá.

Yo le diría al jefe de filas del PPdeG que la Investidura es necesaria para salir del ridículo cuanto antes y que meses tendremos para valorar como actúan estos gobernantes que, a pesar de mentir como bellacos, detentan el poder. Lo que hay que pedirles es que, cuando menos, su comportamiento siga los estándares establecidos por la democracia española y que, a poder ser, los mejoren.

Mi gente y yo solo les solicitamos que prioricen el bien común por encima del partidista y se dediquen a resolver los problemas de los ciudadanos, no los suyos. Creo que es la única forma de que salgamos todos de este lío en el que nos metieron todos a una y del que parece vamos a salir la semana que viene.   

PALABRAS

Las palabras escritas quedan siempre como muestra indeleble de la actualidad más rabiosa, es decir, de las noticias que nos obligan a reaccionar; si son buenas porque nos complacen y  si son malas porque nos irritan, aunque algunas informaciones solo nos incitan a la indiferencia.

Claramente hay varios vocablos que, al margen de ser los más utilizados en el 2019 por los informadores, resumen muy bien lo que está pasando, lo que estamos viendo, lo que escuchamos o leemos en los apartados informativos de los medios de comunicación.

Además, estos días, que fueron los finales de la peor década del tercer milenio, las reales academias de las lenguas españolas eligieron la palabra del año, pero no coincidieron con el sentir popular, excepción hecha de la Real Academia Galega.

Así que, ante la situación en la que nos encontramos, le pedí que eligieran su vocablo más utilizado durante los últimos doce meses a los miembros de cuatro generaciones de mi aldea y este es el resultado…

Analizando cuestión tan profunda he llegado a la conclusión de que los nietos son los más universales de la familia y han conseguido a través de las redes llegar al infinito de su cosmos.

Los hijos dejan que duerma la rebeldía que llevan dentro pero piensan que, a la vista de los buenos resultados que da eso de ser independentista, habrán de despertarla en el año entrante. De hecho, ya comenzaron los de León reclamando su propia autonomía.

Los padres demuestran su preocupación por el futuro de una España a la que ven sumida en el caos político y no esconden su rabia por la carencia de liderazgos válidos para salir de una crisis que, temen, puede originar otra aún más grave que nos devuelva las dificultades económicas.

Ante todo esto, los abuelos piden a unos y a otros que copien el sentido común de los líderes que hicieron posible algo que ahora menosprecian los tontos y sin embargo fue el gran logro histórico del siglo XX en España: la Transición, con mayúscula.

MORALEJA: si eres capaz de conquistar el universo con la palabra procura utilizar todas aquellas que sirvan de disculpa para que el trigo crezca en las fronteras. Es decir, pon un poco de sentidiño en tu vida y ayuda a reconquistar la credibilidad perdida.

Este es el verdadero mandato popular. Así que, gente de la política, nos debéis la evolución y lo que parece estáis logrando es un retroceso. Espero que no lleguéis nunca a aquellos tiempos que teníamos olvidados antes del último 28 de abril.

ABUELAS

Mírala que rufa. Genoveva Canal, de San Cibrao das Viñas, en Ourense, cumplió esta semana 105 largos años en los que acumuló todo tipo de experiencias, pero solo destaca:

—- O importante e a saúde e a ledicia. Sen saúde, por moitos cartos que teñas non che servirán para nada.

Y condensa su vida en tres premisas: poca medicación, buena alimentación y dormir bien. Solo visitó el hospital dos veces, la peor tras ser atropellada por un coche, cuando los médicos le dijeron que ya no volvería a andar; pero Genoveva les demostró que con paciencia no hay pronóstico que valga: aún camina por su casa y hasta se atreve a salir a tomar un chocolate con las amigas.

Le afecta el tiempo, como a mis rodillas:

—- Estiven un pouco resfriada porque fora vai moito frío… ¡E non ha de tardar en chover outra vez!

Sin embargo a todo hay quien gane, Genoveva no es la gallega de mayor edad. María Roberta Blanco, de 111 años, aún puede grabar un video para felicitarnos el año. Nació en Bergondo pero emigró en 1945 a Estados Unidos para reencontrarse con su marido.

Hablando inglés, español y gallego pasa el tiempo en Fort Lee, condado de Bergen, en el Estado de New Jersey, donde vive con su nieto Robert.

Como quiera que a partir de ciertas edades vamos todos de año en año, les deseo que dentro de doce meses podamos seguir felicitándolas, porque Genoveva y Roberta pertenecen a la tribu de mis únicas… como aquellos abuelos a los que vimos tomar un vapor en Vigo y A Coruña, los protagonistas de aquel éxodo tan bien cantado y muy mal reconocido.  

PENSIONES

A vosotros, mis colegas jubilados, os pediré que esta vez no dejéis que os afecte la incumplida promesa de Pedro Sánchez. No nos subirá nuestra exigua pensión hasta que deje de estar en funciones, es decir, el día 7 de enero. Allá él. Total 9 euros al mes no acaban con nuestras miserias.

Pero tampoco hagáis caso a Casado porque, fue el PP el partido que aprobó aquella ley en 2013 por la que no se revalorizaban las prestaciones mientras las cuentas del sistema estuviesen en números rojos. Pero luego Rajoy le daría 60 mil millones de euros a los bancos.

Hace tiempo ya que se nota el desinterés político por la situación de los pensionistas, tal vez porque no hemos sido capaces de denunciar el robo que cometen cuando nos niegan lo nuestro, es decir, lo que hemos estado pagando a la Seguridad Social a lo largo de toda una vida. Es decir, nuestro plan de pensiones, porque para el resto nos han freído a impuestos.

De todas formas, alguna culpa tendremos nosotros, los jubilados que votamos, porque somos parte del sistema. Lo mismo que cuando estamos en un atasco no solo lo sufrimos, somos también una parte pequeña de la causa por la que se produce. Así que algo responsables somos de los gobernantes que tenemos, porque todos podemos votar.  

REGALO

—- No papá… ¡El niño te pidió el “Mi-ne-craft”no el “Mein Kampf”.

Es la respuesta del padre de la criatura al regalo que el yayo hizo a su nieto, nada menos que el libro de Adolf Hitler, en el que recoge la parte más sustancial de la ideología nazi.

La escena la subieron a la red y recoge en video el momento en el que el niño abre el regalo de su abuelo y se lleva la gran sorpresa.

Ni que decir tiene que es el viral de la semana sobre todo por la cara que pone el chaval cuando quita el papel y se encuentra con que no es el videojuego de construcción que él ha pedido sino un libro de un señor con bigote del que no tiene ni idea.

Como yayo lo que reclamo a los creadores de videojuegos es que los bauticen con nombres de fácil traducción para que los entienda todo el mundo, no vaya a ser que sigamos regalando a nuestros nietos libros tan poco recomendables.

EL DON DE LAS ALBRICIAS

Por Alberto Barciela

Sócrates regalaba un espejo a sus discípulos para que, si eran bellos, lucharan por ser honorables, y si eran si feos, como él, se esforzaran por ser sabios. Él conocía, y lo recordó Jenofonte, que solo las almas ruines se dejan conquistar con presentes. El filósofo, hijo de escultor, aprendió a pensar y a modelar reflexiones que todavía nos resultan muy útiles. Decía saber que no sabía nada y sabía muy bien cómo preguntar el porqué de las cosas.

Francisco de Quevedo advertía que quien recibe lo que no merece pocas veces lo agradece, y Lope de Vega afirmaba que en los amigos, los presentes son amor, en los amantes cuidados, en los pretendientes cohecho, en los obligados agradecimiento, en los señores favor, en los criados servicio.

Es tiempo de afabilidad, bonhomía y obsequios, pero los afectos ni se empaquetan ni pueden disimularse para siempre. Mi gratificación más preciada son las palabras, los libros, las lecturas, los subrayados, los pensamientos sintéticos y acertados, y las conversaciones demoradas con buenos amigos.

En estos días tan especiales, quiero compartir algunas apreciaciones.

Sólo los artistas pueden permitirse el lujo de exagerar el verbo y perdurar durante siglos, aun trasgrediendo normas y miramientos alterados por el paso del tiempo. A ellos se les concede traspasar intangibles: eclipses de luna, puestas de sol, silencios, miradas cómplices o furtivas, perfumes y esencias, reconstrucciones de ciudades míticas… En sus escritos o en sus lienzos, un copo de nieve o una ventisca pueden convertirse en dones impagables, tan eternos como un beso o una ola.

En su ensayo El don, el antropólogo Marcel Mauss nos ilustró sobre la voluntad de entregar algo como un acto de reciprocidad, una oportunidad para la generosidad, la cortesía y el altruismo, y a través del que se adquieren ciertas responsabilidades. Corresponder no es exactamente obligado, pero es tan educado y cortés hacerlo como valorar, cuidar y/o preservar lo obsequiado.

Con este mismo hilo participo un razonamiento de Estrella de Diego, ensayista, catedrática y crítica de arte que, a mi parecer, eleva el anterior argumento al trasladar el ejemplo del reloj al mundo del arte. En su opinión, una obra es algo cuyo valor inmaterial es superior a su precio, fuere el que fuere. El que la recibe adquiere una dote y algunas responsabilidades: protegerla, conocerla, compartirla, completar su estudio y entregarla al futuro. Ella se refería muy significativamente a lo donado a un museo.

Como ejemplo, en lo tangible, Aurora Bernárdez, la primera esposa de Julio Cortázar, legó a Galicia el archivo fílmico y fotográfico del autor de Rayuela, y una responsabilidad cierta en su conservación. El escritor argentino observaba en el Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj, en “Historias de cronopios y famas”, que “cuando te regalan un reloj te regalan algo que es tuyo pero que no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan la tendencia a comparar un reloj con los demás relojes,… no te regalan un reloj, tú eres el regalado”.

Posiblemente el regalo más acertado sea el inesperado. Quizás lo logre en este artículo si les traslado un extracto de mi Colección de buenas intenciones, en el que se oculta el oro, el incienso y la mirra del significado de aquello que dirigí en ocasiones significadas a algunas escogidas amigas como Nélida Piñón, Marta Álvarez o María Boza, palabras que intentan hacer buenos los propósitos, el deseo de provocar algo más allá de lo material, lo que siquiera supone un gasto banal, pues no ocupan más que unos segundos de lectura. Lo hago porque entiendo que con ello logro una cierta empatía y un vuelo de imaginación. Con satisfacción, les lego algo hasta ahora íntimo:

… Les voy a regalar la tierra de todas las músicas, un tango de ron, un frasco de ternura, un reloj de arena con un tuareg y dos dromedarios, una caja de olas -sin tempestades-; un desván de sueños; siete rosas ilusionadas; tres frases de “El Principito”; unas gotas de ambigüedad; dos recetas de bondad, una algo picarona; una colección de ilusiones perfectamente ordenadas y otra de dedicatorias sin doble sentido; tres párrafos de utopías diversas; un momento de invisibilidad; borradores de cartas, nidos abrileños, poemas enfrascados, un asombro concreto, una lupa para agrandar a los demás; recuerdos de amores reiterados y disensos; una coreografía difusa; ámbar, caracolas, azafrán, un sombrero de paja, un tozo de caoba vieja y estas pocas palabras, resumen de todas las anteriores, y preludio de toda una eternidad de más palabras, de más sentimientos, de más quereres y también de algunos desencuentros más. Les voy a regalar: mis palabras.

En nuestra tradición católica, desde Oriente llegan los Reyes Magos con su porte elegante de ilusión. Reciban en presente, en este fin de año, el testimonio de mi gratitud. El que escribe nada es sin sus lectores. Acepten mi humilde regalo y con él el testimonio de mi afecto. Si las aprecian, regalen palabras, son como el espejo de Sócrates. Ejerzan con proverbial generosidad el don de las albricias.

Buenas noticias, salud y momentos de felicidad para saber algo cierto: cada día es parte de la eternidad y merece ser disfrutado con aquellos que merecen nuestros regalos.

RAYO VERDE

El regalo que nos hizo Alberte, el fotógrafo vigués, fue ese rayo que se aprecia tras el sol que busca su lecho en la Ría de Vigo, cuando aparece teñida de oro,  en la hora meiga del lusco fusco

Se trata de un fenómeno atmosférico, que solo dura un par de segundos, por el que se puede ver un punto verde por encima del astro rey y que muy pocos pueden presumir de haberlo apreciado alguna vez. Entre esos pocos está Julio Verne.

El escritor francés, que ya había conocido al Capitan Nemo y su Nautilus en estas aguas, fue quien popularizó tal rareza al titular una de su mejores novelas “El Rayo Verde”.

En realidad se trata de la refracción de la luz al atravesar la atmósfera pero no deja de ser una hermosa curiosidad.    

HUEVOS AZULES

A Manuel no le convencen…

—- Os ovos da casa sempre foron ou blancos ou marróns, ises son os bós.

En realidad los expertos dicen otra cosa…

—- Los huevos dependen de la raza de la gallina y de la felicidad del animal, pero principalmente de la alimentación. 

Si las gallinas están contentas y comen maíz y berzas, como las de mi aldea, los huevos que ponen no tienen parangón.

—- O color non inflúe na calidade.

La conversación viene a cuento porque en Galicia se han puesto de moda gallinas que dan huevos azules. Se trata de las “araucanas”, una raza originaria del sur de Chile. Sus criadores son los miembros del “Araucana Club” una sociedad con unos cuarenta productores en España de los que nueve son gallegos.

Defienden, al margen de la curiosidad del color, que estos huevos son más ricos en proteínas y tienen menos colesterol; sin embargo los grandes expertos de las razas autóctonas dicen que ese tipo de gallinas las importaron para competir en concursos de belleza…

—- Dígoche que é unha parvada porque as nosas galiñas non só poñen os ovos mais sabrosos, tamén son boísimas para facer caldo.

Estas modas no gustan mucho a mis proveedores de los que, desde luego, no tengo ni la mínima queja. Para mí no hay mejor menú que un par de huevos de las gallinas de Manuel, el taxista; con patatas de Coristanco y un chorizo de Dacón.

EN LA LAVADORA

El sheriff de Madison quedó asombrado con el relato de la mujer:

Me levanté a las nueve de la mañana y fui a ver a mi hijo que descansaba en cama. Luego me puse un vaso de leche, pero escuché ruidos en la lavadora y fui a ver qué pasaba. Me encontré al niño dentro del aparato que estaba en pleno funcionamiento. Lo paré y saqué a mi pequeño.

El niño sufrió heridas y vómitos durante unos cinco minutos, de los que hubo de ser atendido en el hospital.

Según Heather Oliver, que así se llama la señora, fue el niño el que se metió en el electrodoméstico, pero el sheriff cree que miente y por eso la detuvo e inició una investigación.

Por lo visto, la madre no llamó a emergencias sino a su marido, que se encontraba en el trabajo y fue este quien llevó al pequeño al centro sanitario, con lo que se perdió mucho tiempo antes de que se le prestara auxilio.

Estas cosas solo le pasan a los yanquis… ¿Verdad? 

Aunque ahora que lo pienso… ¿Os acordáis de “O Caimán do Río Tea”? 

El Xabarín Club, a quien se deben los mejores videos musicales de la época dorada de TVG, ha sido el mejor vehículo para la protección del idioma gallego, al margen de la originalidad de su formato, creado por el gran Suso Iglesias. Lo que nadie se explica es porque este programa no sigue en pantalla cuando las audiencias siempre lo exigieron.

SHARON

Leo un titular en el que se afirma que “Sharon Stone ya puede ligar” y el texto explica que la aplicación de citas Bumble –para mí desconocida e inútil- había decidido readmitir en su red a la actriz que despertó nuestro “Instinto Básico” con un magistral e inolvidable cruce de piernas.

Al parecer la habían echado de tan “interesante” foro porque algunos usuarios habían reportado que su perfil era falso y la readmitieron porque la propia Sharon insistió en su cuenta de Twitter que efectivamente era ella y que buscaba compañía como cualquier otra mujer.

¡Ay si los de mi quinta mantuviésemos la forma! ¡La aplicación iba a aumentar sus usuarios por millones y a la musa erótica de los noventa le iban a sobrar ligues en los cinco continentes!

Aunque te digo… ¡Jamás pensé yo que este pibón anduviera necesitada!     

PULPO

Lo mejor del año 2019, a mi entender, fue una crítica. La escribió el gastrónomo suizo Wolfgang Fassbender y en ella recomendaba a sus lectores del diario Neue Zürcher Zeitung que no coman pulpo “por respeto al bienestar animal”.

Argumentaba…

No hay duda de que los pulpos pueden realizar tareas de las que no son capaces otros animales, y uno podría decidir ahora cocinarlos poco como se hace con los monos y los delfines. Pero entonces inevitablemente habría que definir límites de inteligencia. ¿Se admiten gatos en la parrilla porque son más estúpidos que los loros? ¿O los perros, las gallinas y el ganado tienen que pasar una prueba de inteligencia antes del sacrificio?».

Tras esta historia, la actriz norteamericana Gwyneth Paltrow, también se mostró partidaria de no comer pulpo porque considera que…

—- Es un animal incluso más inteligente que yo.

Creo que esta es una gran noticia para los gallegos. Si conseguimos que la gente de fuera se crea estas memeces lograremos que nuestro plato nacional más popular vuelva a estar al alcance de los mortales como yo, porque hoy por hoy lo que resulta prohibitivo es su precio. 

VIDA NUEVA

Año nuevo vida nueva”, me recuerda el refranero; y yo le digo…

—- ¡A ver si es posible!

Por mi parte y para enviarte toda mi energía positiva, me he puesto ya a preparar todos los ritos que me enseñó mi meiga, que son los que controlan los “meigallos” que nos hacen en Bruselas y Madrid.

Y le pido a mi guapa Diosa de la Abundancia que…

—– Nos conceda la prosperidad necesaria para que desaparezcan los comedores sociales… que no queremos que ni los niños ni los mayores pasen más hambre, que ya les llegó.

—–  Que todo el mundo tenga el trabajo merecido, que es un derecho, no un regalo del empresario de turno.

—–  Y las viviendas vacías… que no se vendan como activos, sino que se alquilen a un precio justo para que todo el mundo pueda tener un techo donde cobijarse del duro invierno…

—– Finalmente, que no permita que mas ineptos y corruptos desembarquen en el mundo de la política, para que no se repita esta lamentable situación.

—–  ¿Solo eso?

Hay más peticiones, claro, pero se las haremos a los Reyes Magos que son más de derechas; porque son amigos de quienes…

—– Compran armas y ponen cuchillas en las fronteras.

—– Esconden su mala gestión con intenciones independentistas.

—– Hacen reformas laborales en contra de los trabajadores.

—– Quieren privatizar la Sanidad y la Educación.

—– Cierran empresas públicas para venderlas a gente afín.

—– Crean empresas privadas para llevarse el dinero público…

Esperemos que los Reyes Magos –los de España ya sabemos que no están para esas cosas- consigan que el nuevo gobierno Sánchez/Iglesias dé marcha atrás en esa serie de asuntos que destruyeron el Estado de Bienestar que veníamos gozando, antes de que nos gobernaran Rajoy y sus amigos de Bruselas.

Si todo se cumple, España, Galicia y hasta Cataluña volverán a ser en el…

… el paraíso que siempre soñamos.

CON HUMOR

Y CON MAGIA

La del entorno natural de Galicia, un paraíso habitado por los personajes de nuestras leyendas…

Los duendes del bosque animado. Las hadas de las fragas. Merlín, el mago del castillo. Los druidas de la montaña. O las meigas, que se reúnen cada medianoche en el viejo molino…

Entre todos ya verás cómo hacen posible un…

                                                                        … ¡Ese es mi deseo para todos!

(8) Comentarios

  1. Totalmente de acordo contigo. Eu son da Xeración do Xabarín e ao programa débolle meu interés de neno polo noso idioma. Nunca entendín porque deixaron de botalo.

  2. Benditas sean nuestras abuelas que nos han mimado y colmado de cariño. No deberían morir nunca, no debería de ser una anécdota cuando pasan de los cien. Se merecen nuestro amor y sobre todo nuestros mimos ahora que son ellas las que lo necesitan.

  3. Que los reyes os colmen de regalos esta noche pero que no se confundan como el abuelo con el libro de Hitler. Un poco para allá está el tío, porque a ningún niño le pueden interesar los cuentos de un libro nazi. Es el colmo del despiste.

  4. Non che sei eu moi ben que vai pasar a partir do martes si por fin neste país goberna a verdadeira esquerda. Visto o que vimos todos no Parlamento, isa retaila de insultos que escoitamos, é probable que a dereita extrema e a extrema dereita monten todolos días un cristo deses que chaman eles «desestabilizador» e voltemos a estar en pé de guerra. Esta xente non sabe perder e o Feijóo menos.

  5. Ya volví de vacaciones, por cierto muy soleadas, y ¿sabeis lo primero que hice? ¡Exacto! Tomarme un pulpo a feira. Buen año para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *