SUCEDIÓ ESTA SEMANA – Edición 459

Esta madrugada a las dos serán las tres y este domingo ya tendremos una hora más de luz, que el ocaso se anuncia en Fisterra para las nueve de la tarde.

Tal día como el de mañana te invitaría gustoso a gozar de la vida natural, en cualquier bosque o fraga, o en uno de nuestros dos mares, o en alguno de los espacios donde los ríos saltan en fervenza, limpios y cristalinos cuando descienden de la montaña, bien para formar los lagos… bien para perderse en el mar infinito.

A mí me gustaría volver mañana a esa playa a la que vamos Gloria y yo de vez en cuando por el simple placer de ver como la arena se mueve hacia el cielo creando la gran duna y esa inconfundible música que producen las olas al deshacerse.

—- Ya llegará el verano, ya.

—- Pero para entonces… ya pasó la primavera.

Sí, mi gente, seguimos en el paréntesis de nuestras vidas, ese que nos mantiene recluidos escuchando las canciones de siempre, única manera que tenemos hoy de sentir de cerca la belleza de un paisaje marinero o montañés. 

Pensaba que este sol de la mañana que se cuela en mi estancia hoy, el decimoquinto día de nuestra reclusión casera, me haría mucho más optimista que ayer, pero este virus maldito  se hace notar más de lo que esperábamos todos… y así, el último sábado de marzo, amaneció triste muy a pesar de la luminosa primavera que deberíamos estar gozando en los parques y en los espacios naturales, de mar o de interior, con nuestros hijos, con nuestros nietos, con nuestros colegas. La pandemia nos encerró en casa y dicen los ministros, todos al unísono, que este confinamiento aún será peor en los próximos días. La verdad es que estoy harto de ser portador de malas noticias, de que se muera mi gente, de tanto contagio, de tanto esfuerzo sanitario para acabar con lo que parece un poderoso ser invencible porque tiene el superpoder de multiplicarse de humano en humano.

DIA 15 EN ESTADO DE ALARMA – Sábado, 28 Marzo.

Seguro que recuerdas a Dositeo Rodríguez, aquel conselleiro de los de Fraga que paseaba por Compostela con gran afabilidad para con todos los santiagueses. Fue la víctima número 45 del coronavirus según las estadísticas. De él escribe hoy Domingo Sampedro:

“Era el hombre de la trastienda, el de confianza. El que se quedaba al mando en Galicia cuando Manuel Fraga rompía embargos internacionales y tensionaba la diplomacia para abrazar a Fidel Castro en Cuba (1991), rendir visita a Irán (1996) o entrar en la jaima de Gadafi en Libia (1998). Dositeo Rodríguez no solo fue conselleiro de Presidencia de la Xunta entre 1990 y 1999, sino uno de los principales ingenieros de lo que se ha dado en llamar fraguismo, el que aseguraba el funcionamiento interno de la maquinaria”.

Dositeo Rodríguez murió en el CHUAC, donde ingresó infectado por el Covid 19 que, según parece, había contraído en una excursión del Inserso que hizo con su mujer a Lloret de Mar. Su fallecimiento causó consternación en Compostela.

Galicia ha llegado hoy al medio centenar de fallecidos y se cifran en 2.221 las personas infectadas. Solamente se han recuperado 67. En España las cifras se disparan: 64.059 contagiados, 4.858 fallecidos y 9.357 recuperados. Ayer ha sido el día peor de la epidemia ya que fallecieron 832 personas.

No me extraña que en los periódicos se hable hoy de paro total de actividades y cierre de carreteras para todos los vehículos que no tengan consideración de servicio contra la pandemia.

BUENOS Y MALOS

Aunque estoy curado de espantos me está empezando a repugnar, como al presidente de Portugal, el discurso holandés: un grupo de médicos, numeroso, personal de plantilla de hospitales y centros médicos privados, se han negado a tratar en la UCI a los mayores infectados que morirán en sus domicilios por falta de asistencia sanitaria. Cada día tengo más claro que cuando pase todo esto deberían preguntarnos en referéndum si queremos seguir perteneciendo a esta Unión Europea con tanto nazi en las naciones del norte.

Por el contrario y dando una lección a todo el planeta, los trabajadores de las residencias de Quiroga y A Rúa se han confinado con las personas a las que han venido dedicando su esfuerzo personal, uno de los trabajos más duros y al mismo tiempo más reconfortantes, este de cuidar a las personas mayores. Vivirán con los ancianos, en las residencias, en tanto no pase el peligro del coronavirus. Les aplaudiré hoy, a las ocho, desde mi balcón.

CUANDO TODO ESTO ACABE

Si cambió la hora, te digo, yo no me enteré. Desperté con la radio en la mano como si fuera el Dr. Frame cuando era un crío: los domingos venía a nuestra habitación y me tiraba de ella con aquellos deditos pequeños, para que me levantara y le llevara de paseo con su hermana Gloria por el gran Vigo, mientras la buena madre dejaba todo como los chorros del oro y se ocupaba de aquel nuestro bebesiño, Bettiña, que se pasaba sus primeros meses durmiendo. Íbamos hasta el puerto, al del Berbés… y luego todos a comer a un furancho. Nuestros domingos siempre fueron estupendos.

Era un barrio que cedió sus mejores espacios al puerto, para que cobrara la mayor importancia. El Berbés aún hoy es un típico barrio litoral, con sus casas asoportaladas en cuyos bajos siempre hubo negocios o chiringuitos relacionados con el mar. Incluso redeiras, como demuestran antiguas fotos del Archivo Pacheco, en las que se nos recuerda que antes que un puerto el Berbés fue una playa.

Hasta hace poco, este era un barrio amenazado por la ruina. Hasta tal punto que muchos de sus edificios podrían caerse. Esto obligó al ayuntamiento a reaccionar. La recuperación de la Ribeira, una de las más emblemáticas zonas de la ciudad, fue uno de los grandes objetivos.

Así, barrio y puerto, conjuntamente, han despertado un enorme interés ciudadano y para mejor comprenderlo, hay que leer a Ferrín… Nadie como él para describir, con la dulzura de nuestra lengua, el espectáculo que se crea en la Ribeira del Berbés, todos los días…

«..As gaivotas, os berros das mulleres cos seus carretóns, os das xentes da colla indo de aquí para alá; os maquinillos dos barcos descargando as caixas do peixe.. ¡Aboúxannos as orellas e encántannos a ialma!».

Me hubiera gustado ir hoy al Berbés, a contar los barcos; con Gloria, mis tres hijos, con Pablo, y con mis cuatro nietos. Les contaría la batallita del abuelo que tiene en su pupila aquellas montañas de peces de la descarga de muchas madrugadas.

Pero el viaje solo se quedó en un bonito sueño matinal… Tras la ducha, me di cuenta de que aún estábamos todos confinados, cada uno en su casa.

DIA 16 EN ESTADO DE ALARMA – Domingo, 29 Marzo.

 Esta mañana, el parte nos facilitaba las siguientes cifras de la pandemia:

Galicia:

Casos: 2.925

Fallecidos: 61

Recuperados: 95

España:

Casos: 78.797

Fallecidos: 6.528

Recuperados: 14.709

Según datos facilitados por la Organización Mundial de la Salud, en estos momentos -menos en 17 países-, todos los habitantes del planeta viven confinados en sus domicilios o con alguna medida de restricción. Es decir, más de 3.000 millones de personas que habitan La Tierra han visto mermadas sus libertades para acabar con el Coronavirus.

Recordemos que la pandemia fue decretada por la OMS el día 11 de marzo aunque el gobierno chino ya había sellado la ciudad de Wuham –donde se cree que empezó todo- el 23 de enero. España, como recordarás, decretó la cuarentena el día 14 de marzo.

En cuanto al resto de Europa, 10 países tomaron ya medidas extremas. Además de Italia decretaron el estado de alarma Francia, Bélgica, Eslovenia, Grecia, Rumanía y Reino Unido. Los últimos en sumarse al confinamiento en casa de su población fueron Irlanda y Hungría, que activaron la alarma en la madrugada de ayer sábado.

En Alemania el confinamiento es voluntario y los gobiernos de Dinamarca, Noruega, Polonia, República Checa y los Países Bajos, van tarde: solo tomaron medidas referentes al cierre de colegios  y establecimientos de hostelería.

En la City de Bertamirans las torcaces tomaron las calles para disfrutar de un sol que no quema, pero al menos nos hace vislumbrar ese futuro sin Covid-19 que ya nos tarda.  

DIA 17 EN ESTADO DE ALARMA – Lunes, 30 Marzo.

Aquí estoy, frente al espejo, mirándome fijamente a los ojos, empequeñecidos por el tiempo y el desgaste tecnológico, preguntándome a mí mismo que he de hacer esta mañana…

—- Tú no estás solo.

—- No, gracias a ti.

Mi cara, te digo, es hoy un poema.

Es que anoche releí aquel libro de Jonathan Swift, “Una modesta proposición”: el escritor sugiere que los campesinos irlandeses, -sumidos en una tremenda crisis por los arriendos impagables- vendan a sus hijos a los ricos terratenientes para que se los coman y así se acabe el problema del hambre que estaban pasando las pobres criaturas, en aquel 1729, por culpa de los abusos de los poderosos.

En este ensayo satírico, el genial escritor ofrece otro panorama social: los ancianos de la aldea, a pesar de la desaparición de los niños, siguen muriéndose de hambre y propone enviarlos a idílicos guetos para que sus últimos días resulten de lo más atractivos.

Con fina ironía, sutilmente, termina sugiriendo que sin niños y sin ancianos, los esclavos campesinos podrían conseguir ese pan que les salvaría del hambre mortal.

—- Ese libro es una chorrada.

—- Ya. Es ficción. Pura literatura.

Pero me inquieta saber que hay personas en este planeta que piensan que, esto del coronavirus, se solucionaría enviando a todas la gente de riesgo -a los mayores entre los que me incluyo- a hoteles de lujo de las costas e islas más bellas del mundo, para que tengan una muerte más digna.  

Creedme. Hay mucha gente como el gobernador de Texas capaz de anteponer su riqueza a las vidas de las personas. De lo contrario no se explica cómo esta mañana, algunos empresarios poco conocidos por sus obras pero que pasan por ser líderes de la CEOE, hablaban solo de economía, sin responder a la preocupación social por la enfermedad y las muertes.

Jonathan Swift fabulaba en sus ensayos sociales… pero los periodistas de este siglo nos limitamos a escuchar y a contar.

El profesor Carlos Penelas me envía hoy otra reflexión anónima del mundo árabe, con validez en estas circunstancias de pandemia y confinamiento…

Nasrudín y su hijo estaban pescando cuando un torbellino apareció en el horizonte.

— ¡Quiera Dios —imploro el mulá— salvar nuestra frágil barca y yo recompensaré a un hombre necesitado con un camello del tamaño de una casa!

—Padre, ¿cómo encontrarás un camello tan grande?

—Me preocuparé de eso una vez estemos en tierra firme.

EL PARTE

Estas son las cifras de la pandemia facilitadas hoy por el Servicio Galego de Sáude y por el Ministerio de Sanidad:

Galicia:

Casos: 3.476

Fallecidos: 79

Recuperados: 168

España:

Casos: 85.195 (6.398 mas que ayer)

Fallecidos: 7.340

Recuperados: 16.780

Cuatro de las 79 muertes registradas hoy por el Covid19 se produjeron en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña. Los últimos fallecidos en el CHUAC son dos hombres de 86 años, un tercer paciente de 82 años y un cuarto varón de 93 años, todos con patologías previas, según informan fuentes hospitalarias. En el hospital de Santiago  ha fallecido otro hombre de 77 años que también estaba contagiado.

LA BALSA DE LA MEDUSA

Un poema de Carlos Penelas

Estoy en mi biblioteca.

Por la pequeña ventana miro una pared.

Sobre mi escritorio una cita de Dante,

un conjuro de la fugacidad y de la muerte.

Sé de la desolación en las calles,

de cisnes en canales venecianos,

y zorros deambulando en Trafalgar Square.

La aflicción ensombreció los caminos del Apóstol,

divinidades de invisibles designios.

Delfines en Cerdeña, miles de ciervos en Nara.

En Nueva York un fanático delirio

abandona voces impasibles.

Se cierran fronteras, laberintos, puertos.

En las villas miserias no hay agua

ni pianos ni magnolias.

Sólo desamparo y miradas tribales.

Me dicen que patrullan barrios,

que acecha el miedo, el suicidio, la bruma,

que el dolor habita en mezquinos lechos,

huérfanos de belleza y de estrellas.

Por la pequeña ventana de mi biblioteca

miro el velamen de una barca.

EL CORONAVIRUS ATACÓ A SU PEOR ENEMIGO

El maldito virus se le ha metido al maño en el cuerpo. Esta vez el muy cabrón atacó al mayor experto que tenemos en España, pese a esa humildad transparente con que nos informa, puntualmente, todos los días. Yo creo que fue a por él porque el coronavirus sabe que Fernando Simón es su peor enemigo.

Este zaragozano es un vocacional de la medicina y siempre antepuso a todo… ese su afán de servicio a los demás, el que le llevó a ejercer su profesión en los países del tercer mundo. Es un “médico mundi” que hizo una pausa en su carrera para responder a la llamada de su país y hacerse cargo del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias de España.

Fernando Simón y su mujer, la científica María Romay-Barja, trabajaron en Burundi y en Mozambique. También en Guatemala y Ecuador. Siempre se la jugaron con lo mas peligroso: el estudio de enfermedades contagiosas como la malaria, el sida, el ébola o la tuberculosis.

Antes de formar parte como experto del gobierno de Pedro Sánchez ocupó el mismo cargo en París,  porque es uno de los mejores epidemiólogos del planeta, con titulo de la London School of Hygiene and Tropical Medicine. Además domina seis idiomas.

Ahí dónde lo ves, bajo esa capa de modestia y su pelo cano rizado, Fernando Simón es, además de nuestro mejor estratega contra el Covid-19, un superman de las pandemias. En él confiamos, seguimos confiando, a pesar de tener el puto virus en el cuerpo. No importa, porque el trabaja con el alma. Además toda España le está gritando…

—- ¡Fernando, ponte bueno!

DIA 18 EN ESTADO DE ALARMA – Martes, 31 Marzo.

Mi amigo Josean siempre fue muy optimista por eso me alegró mucho su llamada de esta mañana…

—- ¿Estás bien?

—- No, respiro mal, toso un poco…

—- Como siempre, ¿No?

—- Eso dice Gloria.

—- Pues no te preocupes que según mi cuñado ya se ve el final del túnel.

Su cuñado es médico y siempre está rodeado de médicos. Es más, solo sabe hablar de temas médicos entre los que están siempre las peores enfermedades. Hoy dijo sobre el coronavirus…

—-  Aún quedan semanas de oscuridad pero hemos de tener en cuenta –a pesar del repunte de hoy- que en los últimos días se han reducido notablemente el número de nuevos casos, un 25’4%.

Yo no entiendo nada. Hoy nos notificaron 849 muertos más en un solo día; es el record de la crisis.

—- Es que no se informó de todas las muertes del fin de semana y algunas comunicaciones llegaron con retraso.

—- Será así.

—- No le hagáis caso a quienes pescan en el río revuelto del catastrofismo.

Esto lo leyó Josean en La Vanguardia. Josep Corbella se atreve a afirmar en su columna exclusiva que “el pico de la epidemia ha pasado”.

Ojalá tenga razón. Estoy harto del desolador paisaje urbano de la City y no consigo echar la mosca de detrás de la oreja.

En Galicia -debe ser cuestión de carácter- está la gente más tranquila. Las cifras no nos sitúan en las primeras posiciones del ranking coronavírico autonómico y parece que la gente del SERGAS sabe cuidarse y conoce al dedillo el  protocolo a seguir para tratar este tipo de pandemias, que tenemos grandes especialistas en los hospitales y en las universidades.

—- ¡Confiemos en ellos!

En los hospitales  están utilizando contra el Covid 19 algunos fármacos que se usaron ya contra la malaria y el sida. Los emplean para tratar algunos casos excepcionales y en algunos pacientes parece que contienen los efectos del virus.

—- Pero a ti ni se te ocurra ir a la farmacia para automedicarte, que ya sabemos cómo eres.

Seamos optimistas, entonces, pero tampoco dejemos de echar un vistazo al parte del día:

Galicia:

Casos: 3.758

Fallecidos: 94

Recuperados: 187

España:

Casos: 94.417 (9.222 en 24 horas)

Fallecidos: 8.189

Recuperados: 19.259

Estaba pensando en que cada número responde a un nombre y dos apellidos, detrás de los que están familias enteras, gente que sufre en sus carnes el dolor de la impotencia porque, en la mayoría de los casos, no ha podido despedirse de sus padres o de sus abuelos.

De todas formas, quiero quedarme con el optimismo de Josean refrendado por una voz de la radio que decía a media mañana…

Estas cifras son un reflejo de lo que ocurrió semanas atrás, antes de que empezara el confinamiento. No informan sobre la evolución actual de la epidemia.

España ha sido uno de los primeros países en entrar en el túnel y será uno de los primeros en salir. Nos encontraremos ante un valle desconocido, que al principio nos parecerá más inhóspito que el mundo del que veníamos y al que no regresaremos. Sólo China se ha aventurado antes en este valle”.

#¿Paraquénecesitamosunrey?

En algunas partes del mundo quedan reyes que se creen vivir en el Medioevo, aunque ejemplares como el rey de Tailandia, Maha Vajiralongkorn de 67 años y más conocido como Rama X no creo que queden muchos. Este tipo, capaz de mandarte 15 años a prisión por el mero hecho de criticarle, es el clásico tirano cobarde y miedoso.

Acaba de protagonizar uno de los hechos más vergonzosos que te puedas imaginar y que lo ha convertido en la figura del día en la pandemia del coronavirus: en vez de estar al lado de su pueblo -que sufre los ataques mortales del Covid 19- el décimo monarca de la dinastía Rama se ha ido a pasar la cuarentena al Grand Hotel Sonnenbichi, en los Alpes alemanes, cerca de Munich.

El lujoso establecimiento ha quedado convertido en “edificio residencial” y cerró sus 99 habitaciones para él y sus 20 concubinas, una docena de sirvientes y treinta agentes del servicio secreto tailandés.

Por si acaso ha de huir también de su actual refugio, tiene dos aviones preparados, uno en Munich y otro en Zurich, aunque el tipo ya sabe que la mayor parte de los aeropuertos del mundo están cerrados por la pandemia, incluidos los de su reino.

—- ¿Y que dice su Casa Real?

Hizo público un comunicado en el que “aclara”:

“Su Majestad Rama X se vio sorprendido por la crisis sanitaria en Múnich, ciudad que visita con cierta frecuencia por encontrarse allí sus médicos habituales”.

En el comunicado se aclara que “envió a mas de cien sirvientes de vuelta a Tailandia para quedarse con una corte más reducida”.

Sin embargo, un portavoz de la Oficina del Distrito aseguró que los sirvientes que regresaron a su país “estaban todos contagiados por coronavirus” y que se quedaron en suelo alemán los miembros de “un grupo único y homogéneo de personas que conviven habitualmente entre sí y sin fluctuaciones del exterior«.

El Grand Hotel Sonnenbichi lo descubrió el vigoroso monarca, en 2017, cuando se pasó todo el año allí recluido en compañía de su amante de entonces, una azafata de “Tailandia Airwais”, a la que mandó a prisión tras el romance.

—- ¿Y la reina que dice?

Por lo visto la la reina Suthida, de 41 años, vive la mayor parte del año en el Hotel Waldegg, en Engelberg, Suiza, aunque actualmente se encuentra en el Palacio Real de Tailandia.

—- ¿Y los tailandeses tragan con todo esto?

El pueblo tailandés “no está demasiado contento con estas prácticas”, sobre todo ahora que la situación se complica y han visto como los mandatarios de otros países se implican en la lucha contra el coronavirus al lado de sus ciudadanos.

Las redes sociales son una muestra de los reproches al monarca bajo el hashtag #¿Paraquénecesitamosunrey?. Todos están desafiando la “Ley de lesa Majestad”, que castiga con hasta 15 años de cárcel las críticas al monarca.

DIA 19 EN ESTADO DE ALARMA – Miércoles, 1 Abril.

Verás. En la caja de mis recuerdos tenía guardado un trébol de cuatro hojas que recogí en alguna parte del Cudeiro natural, ese que cuando era niño conocía mejor que la palma de mi mano y que ahora hace tiempo, mucho tiempo, que no piso.

Nada más despertar, esta mañana, me dije que pasaría esta reclusión de hoy recordando aquellos días con mi abuela, con mis padres, con mi hermana Betty, con mi cuñado Pepe y con mis siete sobrinos, que fueron llegando uno por año hasta que yo me hice mayor y olvidé los juegos de niño…

Así que, como comprenderás, pasaron tantas escenas por delante de mis ojos que se me llenaron de lágrimas.

En esto entró Gloria en mi chiringuito y me dijo…

—- Oye, que tú no vas a morir de esto. Yo tampoco voy a morir de esto. Ninguno de tus hijos va a morir de esto. Ni tus nietos. Ni tus sobrinos. Ni…

Y me dio un beso para calmarme porque creía mi buena esposa que las lágrimas las provocaba el coronavirus cuando la realidad fue que se me acumularon en la mente demasiados hechos, todos los tristes; sobre todo las muertes y las enfermedades de la familia… ¡Vaya amanecer!

Todo tiempo pasado pudo haber sido mucho mejor, te digo; y este presente que nos parece peor no lo es tanto, que hemos de tomarlo como unas vacaciones que pasamos recluidos cada uno con sus lujos. Así que, amigo mío, vete pasando página a página.  

Tengo en mi mano aquel trébol raro de la verde alfombra de Chaín y todo me dice que saldremos adelante y nos abrazaremos todos otra vez, como en los viejos tiempos, cuando nadie hablaba de este mundo global.

Lo que te contaba antes está escrito minutos después del parte de hoy: España ha sobrepasado la barrera de los cien mil infectados y en Galicia el Covid 19 ha matado a 115 personas. El presidente Feijóo augura que este mes de abril será mucho peor que marzo y la Xunta está instalando dos hospitales de campaña en Expocoruña y en el Multiusos del Sar, en Santiago. Estarán listos para el fin de semana. También está en estudio montar un tercer hospital en Vigo.

Las cifras de hoy no son buenas…

Galicia:

Casos: 4.058

Fallecidos: 115

Recuperados: 259

España:

Casos: 102.136

Fallecidos: 9.053

Recuperados: 22.647

Núñez Feijóo me parece hoy más realista que Sánchez Castejón. El presidente gallego sabe que ha de guardar aún los cohetes… pero el “Llanero solitario”, como le llama Ónega, hace todo cuanto está en su mano para tranquilizarnos.

Tengo la impresión de que este bicho está obligando a los políticos a ofrecernos información rutinaria que causa en la población el efecto contrario al que persiguen. En sus discursos, los de ambos, no hay noticias sino más bien pesimismo u optimismo paternalista.

Ahora bien, un error de comunicación no empaña el esfuerzo que ambos y sus respectivos equipos están realizando para ganar esta guerra virológica. Y desde luego, no merecen esas críticas de las virulentas redes sociales y de los predicadores de algunos medios. Todos juntos, venceremos… ¡No lo olvides!

Un último apunte. No entiendo como algunos podéis seguir hablando de pérdidas y ganancias cuando hasta hubo que habilitar una morgue en Madrid porque ya no hay depósito que llegue para tanto cadáver.

¡ÁNIMO!

Por J. J. García Pena

Nada nos garantiza la vida eterna. Ni siquiera tenemos garantizada  la vida común. Sin embargo, si usamos el sentido común apoyado en la experiencia de milenios, podemos minimizar los riesgos de perderla antes de tiempo.

Quienes se saltan, a sabiendas, las medidas sanitarias recomendadas por la Organización Mundial de la Salud, de mantener una cuarentena y una distancia lo más rigurosas posible, reproducen  la conducta infantil de quien desecha el uso del cinturón de seguridad en un automóvil en marcha y se ufana de su «viveza» inconsciente.

Cree que el cinturón salvavidas,  lejos de ser una ayuda, fue creado para mortificarlo. Por eso, cuando no hay a la vista quien lo multe,  cree ser «muy vivo» al burlar , impunemente, las ordenanzas de tránsito.

Quien así actúa, no comprende que el único – o primer- damnificado y burlado  puede ser él. La muerte suele burlarse de todos sin darnos  la chance de pagar multas a plazos. Tampoco acepta «coimas» de los tramposos .  Cobra «en efectivo, al portador y a la vista», como lo hizo y hará siempre.  

Ánimo y cuidémonos unos a otros, ya falta menos!   A falta de abrazos físicos, inventemos y hagámoslo conocer,  con palabras de nuestro idioma,  el «virtuabrazo», el abrazo virtual.  Abrazo empático dado con los ojos y la sonrisa, que, si queremos, solo contagian alegría.

Vos y yo somos igualmente valiosos y únicos. ¿Acaso hay dos ADN idénticos?

DIA 20 EN ESTADO DE ALARMA – Jueves, 2 Abril.

Me estallaba la cabeza y apenas dormí esta noche cuando en mi casa ya firmábamos el vigésimo día de confinamiento colectivo. La culpa la tuvieron mis cuentas de Facebook. Lo que había nacido para ser un nexo de unión entre las gentes de nuestros mundos se convirtió, de repente, en la locura colectiva. Y todo por culpa de algo que había escrito para desearle ánimos al doctor Fernando Simón y de paso contaros a vosotros quien es este señor al que todo el mundo juzgaba… sin conocer sus muchos méritos.

Vuestros comentarios en la red insocial se convirtieron en disputa y esta provocó que las opiniones se tradujeran en insultos jamás leídos al pie de mis reflexiones. Pensé que ese no era el objetivo de lo que escribo. Porque quiero sumar, no dividir. Para eso está la política, una mala pécora capaz de pervertir a buenísimas personas en aras de los beneficios partidarios.

Así que, entonaré el mea culpa de este debate estúpido que sirve solo para descargar filias y fobias. Creo que hay gente muy alterada por esta situación a la que le pediría, con todos mis respetos, que se fije en lo que ocurre en el mundo entero y valore luego como respondemos los españoles, todos unidos, a esta tragedia. No somos los peores, según parece.

Creo que debería dejar de publicar en Facebook estás crónicas, a las que dedico mucho tiempo y pasión, e invitar a las gentes de buena fe a que las lean exclusivamente en la web www.galiciaunica.es,  como hacen todas las semanas miles de personas en todo el mundo.

No es por nada, pero en esta Revista Digital Independiente no están permitidos los insultos porque es verdad que algunos vivimos tiempos peores…

Las cifras de hoy que facilitan tanto el SERGAS como el Ministerio de Sanidad, tampoco son buenas por mucho que nos digan que estamos muy cerquita del pico que perseguimos en esta pandemia:

LOS TAMBORES LLAMAN AL PACTO

En lo puramente informativo hoy escucho voces que piden la reedición de los Pactos de la Moncloa, aquellos que inventaron primordialmente dos de los políticos más lúcidos de la época: el presidente Adolfo Suárez, líder de la derecha y Santiago Carrillo, secretario general del Partido Comunista. A Felipe González le interesaba mucho más ser jefe de la oposición. Se firmaron en agosto de 1977.

Para los desmemoriados os diré que fueron unos “pactos de salvación nacional”  porque la economía española estaba hundida como consecuencia de la subida del petróleo, endurecida por la pérdida del mundo árabe de aquella guerra de Yom Kippur en 1973.

—– ¿Y que pasó después de aquella firma?

Lo cuenta muy bien Enric Juliana, en La Vanguardia

Los pactos de la Moncloa limitaron el crecimiento de los salarios al 22%. Los trabajadores con empleo renunciaron a ocho puntos de su poder adquisitivo para salvar el país. Se instauró la libertad de despido para un máximo del 5% de las empresas. A cambio, el Gobierno ofreció la redacción de un estatuto de los trabajadores para reforzar el poder negociador de los sindicatos, planteó una rápida ampliación de las libertades públicas (derogación de la estructura del Movimiento Nacional, plena libertad de asociación política, afianzamiento de la libertad de prensa, creación del delito de tortura, despenalización del adulterio…) y se comprometió a invertir en la escolarización pública en las grandes ciudades.

La derecha criticó a Suárez por ceder demasiado. Y una parte de la izquierda acusó a Carrillo de “traidor”.

Lo que quieren quienes piden la reedición de los pactos de la Moncloa es que, una vez más, la crisis económica la paguemos los trabajadores y que las clases más pudientes sigan acumulando fortunas.

Tragamos cuando Rajoy hizo la Reforma, pero después de ver la muerte en la esquina de cada calle… ¡Cuidado! ¡Puede que algunos tengan que irse a esas islas paradisíacas donde guardan su dinero!

DIA 21 EN ESTADO DE ALARMA – Viernes, 3 Abril.

Seguro que el año pasado, a estas alturas de la mañana, ya estabas pensando en abandonar la gran ciudad para buscar un refugio de Semana Santa, al lado del mar, en la montaña de la nieve o en ese pueblo de la medialadera que heredaste de tus padres y estos de tus abuelos.

—- ¡Pero este año no puede ser!

No. Nos toca quedarnos en el pisito… porque hasta Sabina sabe ya quién nos ha robado el mes de abril. Pero has hecho bien sustituyendo los vaqueros por el chándal del confinamiento y aquellos paisajes que tanto te gustaban por el plasma, en el que ahora se les da por reponer a todas horas el archivo entero de documentales de murciélagos y de pangolines malayos, que dicen los chinos son quienes nos machacaron las vacaciones: les consideran cómplices de casi once mil asesinatos en esta España de todos.

Hoy mis sueños son los tuyos y ya me conformo con poder volver a pisar alguna vez la cumbre redonda de nuestros orígenes, desde la que alcanzo la perspectiva que más me impresiona y donde se cuece al sol el pan de mis versos; ese que digiero cuando contemplo el mar infinito, el mismo mar que embiste la costa con artística insistencia y luego descansa en el espejo de la ría.

¿Sabes? También confinados podemos vaciar la mente y calmar nuestras ansias de libertad. Solo nos hace falta pronunciar en voz alta el poema que nos sabemos de memoria.

El sol entra a raudales por la ventana de mi chiringuito pero las noticias que me llegan son aún peores que las de ayer: ya somos los segundos del mundo con mayor número de infectados; hemos superado a Italia y nos quedamos por detrás de Estados Unidos. En las últimas 24 horas España contabilizó 932 muertes más por el coronavirus. Estas son las cifras del SERGAS y del Ministerio de Sanidad:

Galicia:

Casos: 4.635

Fallecidos: 149 (19 mas que ayer)

Recuperados: 435

España:

Casos: 117.710

Fallecidos: 10.935

Recuperados: 30.513

Hay otros datos menos fríos y que nos aportan fuerzas a los ciudadanos que no negamos nuestros miedos. Son los facilitados por el Instituto de Salud Carlos III, principal organismo en el seguimiento del coronavirus.

Nos dicen que en este momento seis comunidades españolas están cerca de erradicar la epidemia porque el nivel reproductivo básico del virus, está por debajo de 1, lo que significa que cada paciente infectado contagia a menos de una persona y el virus tiende a desaparecer porque no encuentra portadores para su expansión descontrolada.

Las comunidades donde esto ocurre son Baleares, Canarias, Cantabria, Extremadura, Murcia y País Vasco; se mueven entre el 0,85 de Cantabria y el 0,99 de Euskadi.

Además, Asturias, Cataluña, Navarra y Valencia apenas superan el 1 y están próximas a iniciar el proceso de control absoluto.

Sin embargo en Galicia cada portador contagia a 1,32 personas. Es la tasa mal alta de todas las comunidades autónomas españolas.

Pero no te me asustes, que dice Fernando Simón que esto es lógico que ocurra porque en unas comunidades se coló el virus antes que en otras, de ahí las diferencias del código reproductivo básico, el RO.

Otra noticia que va a exigirnos mucha paciencia pero la medida no la toma el Gobierno por capricho de su presidente, sino porque no queda otro remedio para acabar con la pandemia. Este fin de semana, Pedro Sánchez se verá con todos los líderes de los partidos políticos con representación parlamentaria y les pedirá que apoyen en el Congreso una nueva prórroga de confinamiento, concretamente hasta el día 26 de abril.

Supongo que la responsabilidad de cada uno de los líderes políticos del país le obligará a aprobar esta nueva medida y  dejarán al margen sus disputas políticas, que hay hasta quien pide que se hagan cargo de todo los militares y se nombre un gobierno de concentración (VOX), lo mismo que pedían los fascistas en el 1935 y que como todo el mundo sabe terminó en un golpe de estado y en una guerra civil.

Esta vez no creo que la sangre llegue al Miño, pero esta gente está muy malita.

(9) Comentarios

    • Yo jamás deseé de haya monarquías en ninguna nación del mundo. No sirven para nada. El monarca de Tailandia y sus actos es algo horrible, incomprensible, demencial, tremendo…
      Es vergonzosa también la aptitud que ha tomado el Sr. José María Aznar y Sra., huyendo de Madrid en momentos difíciles para toda la capital de España.
      En España tenemos que estar orgullosos de todas las Fuerzas Armadas que nos protegen: Policía Nacional y Local, Guardia Civil y otras fuerzas; bomberos…etc., etc., etc., así como de el Personal Sanitario que multiplica sus esfuerzos para atender a los enfermos en Hospitales, Residencias, etc., etc., voluntarios que atiende y cuida a gente con grandes problemas, como gente mayor y demás personas. Agradecer también a Fernando Simón, a nuestro Presidente del Gobierno, Ministros y gentes allegadas, que se esfuerzan por mantenernos informados, seguros y contra la Pandemia, que nos ha tocado vivir a todos los seres humanos.
      Saldremos pronto de todo esto, ya lo veréis, con la inmensa ayuda de todos estos héroes que nos ayudan y protegen.
      Un abrazo virtual para toda la humanidad:
      CARLOS VELLO, Ourense, Galicia.

  1. Si dicen que el virus está ya dominado en seis comunidades me gustaría saber por qué tenemos que pasar mas días metidos en casa… ¡Estoy a punto de explotar!

  2. Totalmente de acuerdo con Carlos Vello, de Ourense. Esa pregunta de para qué queremos un rey hace muchos años que me la estoy formulando yo. Hace muy poco tiempo que nos dieron la respuesta: «Para que también nos robe».

  3. Estamos a sofrir un terrible pesadelo e o pior e que non sabemos cando e cómo voltará a normalidade o país. Non sei como nos pudo pasar esto.

    • Sr. Xesta:
      Esto tenía que pasar por la Globalización. El transporte de ciudadanos y mercancías desde Naciones, en aviones, trasatlánticos,
      y una variedad de vehículos, trenes, etc. y después, problemas de contagios entre personas, entre ellos los que no cumplen las normas establecidas por (como he dicho ya), Autoridades, Sanitarios etc., etc…y por otras causas.
      Hay que tener confianza en que este fatal virus se extinga lo más pronto posible en toda laTierra. Le aseguro que si todos los seres humanos cumplimos a rajatabla lo que nos dicta el Personal Sanitario, las Autoridades y demás Especialistas, podemos erradicar esta terrible Pandemia en poco tiempo.
      Un saludo para usted y para la gente de todos los pueblos:
      CARLOS VELLO, Ourense, Galicia.

  4. Dacordo con Carlos Vello, que cada quén cumpla o que ten que cumplir e xa veredes como pasa, que nunca choveu que non escampara asegún se dí na miña aldea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *