SUCEDIÓ ESTA SEMANA – Edición 470

Mi ya venerable amiga Adelaida estaba sentada otra vez en la parada del autobús al que nunca sube. En la mano derecha el móvil; es de los antiguos como mi Nokia, del noventa y poco. En la otra el bastón, como si sintiera algunos miedos de los que no puede escapar.

—- El móvil es para llamar a mi hija en caso de apuro y el bastón para ahuyentar a los malos.

Adelaida es de película. A la que fuera maestra de Bastavales, donde está la parroquial cuyas campanas escuchaba Rosalía, no se le escapa detalle pese a sus muchísimos años encima de su alma y de su cuerpo.

Hoy está empeñada en que a la “nueva normalidad” deberían llamarle Fase 4 y así sucesivamente a los períodos que tengamos que pasar hasta volver a ser como éramos.

—- Pero eso… ¿Será posible?

—- Como en los años veinte. La gripe española causó tantas muertes como el coronavirus pero cuando salimos de ella la normalidad era, como dice el diccionario, la “condición de normal”. Puedes ser normal y joven… o normal y viejo; pero no hay “un nuevo” normal. La normalidad será la de antes si es que nos llega alguna vez, porque la fase en la que entraremos el lunes de normal tiene poco.

—- O sea, que nos han metido un caramelo en la boca.

—- Pues sí.

—- ¿Y el futuro que nos espera entonces?

—- Algunas ya no tenemos ni futuro y tú deberías de empezar a pensar que el futuro en este mundo es  una mera entelequia…

Le cuento que Iñaki Gabilondo, anoche sin ir más lejos, confesó a Keké que, pese a buscar el futuro entre los grandes pensadores de este planeta, ninguno de ellos le contó donde se escondía.  Y claro, no lo encontró.

Entonces Adelaida me expuso su teoría:

—- La gente siempre vuelve al pasado en el presente: a través de los recuerdos, de la moda –ahí está lo vintage-, a través de las artes, de la historia… Pero también realiza viajes al futuro desde este presente: con la imaginación, con los falsos futurólogos, con los cineastas que lo imaginan, con los creadores literarios que lo vislumbran en sus mentes…

—- Es decir, presente, pasado y futuro se enmarcan dentro del mismo círculo y ni Rita sale de él. ¡Nuestra vida es una circunferencia!

—- Exacto. No hay nueva normalidad como nadie es capaz de encontrar el futuro por mucho que lo busques…

A pesar de este día oscuro, con nubes negras en el cielo de la City, me voy hasta el parque central en  donde, también hoy me orvalla por encima. Como a los dos galgos de Rosa, que esconde su cara debajo de un paraguas. El del Betis debía de estar muy cabreado porque no dejó de ladrarme, como si yo hubiera marcado los dos goles del Sevilla.

ESTE FÚTBOL NO ES UN DEPORTE

Pero los que ladramos de verdad fuimos los del Celta. Empezó hoy vagueando en su vuelta a la Liga y el Villarreal le marcó casi en el último minuto. Lo siento como celtista, claro, pero el dolor no llega a ser intenso por dos motivos: el primero porque el Villarreal es el equipo de mi admirado y muy querido amigo Jordi García Candau y me encanta felicitarle, porque la última vez que fui a un estadio fue con él y eso ocurrió cuando el Compos jugaba la promoción de ascenso a Primera contra el Submarino Amarillo, contra su equipo… ¡Imagínate!

El segundo motivo es que este presidente-dueño que tiene nuestro Celtiña es peor que un inversor chino, así que los de mi peña de toda la vida lo que queremos es que se devalúe el club porque solo de esta manera Mouriño lo venderá y un grupo de vigueses de pro ya tienen la pasta preparada para comprarlo y repartir las acciones entre los aficionados, para que sean estos los verdaderos dueños.

Si esto lo hicieran todos los clubes el fútbol no sería un mal espectáculo televisivo, como el de esta semana y aún es la primera. Creo que el futbol tiene que volver a ser el deporte que era. 

DIA 92 EN ESTADO DE ALARMA – Sábado, 13 de junio

Me pongo el Telexornal para saber qué grado de euforia caló entre mis paisanos por lo de la nueva normalidad, que no es nada normal, y parece que salvo los políticos y los empresarios directamente afectados, a nadie le interesa asunto. Ni siquiera en la terraza del parque central de la City, que a primera hora de la mañana te ofrece unos desayunos estupendos y por eso es la meca de los paseantes. Las conversaciones van por otro lado. Yo pongo la oreja pero no capto nada que pueda interesarte. 

En el penúltimo día que al menos por el momento pasaremos “alarmados” se registraron dos contagios y desde hace al menos un mes siempre descendió el número de personas enfermas de Covid-19. Tampoco es para ponerse nerviosos pero sí para seguir ciertas normas como el evitar las aglomeraciones, que las va a haber en las playas y en las verbenas cuando vuelvan; y no prescindir de la mascarilla, que sigue siendo obligatoria y lo será por mucho tiempo.

Otra cosa. Ese homenaje con el que medio centenar de autoridades pretendieron honrar a los muertos por coronavirus, utilizando la voz de Luz Casal y la flauta de Carlos Núñez, lo podían haber evitado sus excelencias. A las familias lo que les interesa de verdad son las circunstancias en las que fallecieron sus seres queridos, porque no está nada clara la muerte de algunos ancianos en las residencias… porque no recibieron asistencia hospitalaria. Las denuncias ya se cuentan por cientos en los juzgados españoles.

Los números de hoy fijan en 359 los contagiados. Por áreas sanitarias se distribuyen así:

Vigo…………… 147

A Coruña……. 108

Santiago……..   34

Ourense……..   28

Lugo…………..   22

Ferrol………..    12

Pontevedra..      8

No hay enfermos de Covid-19 en ninguna de las unidades de cuidados intensivos y solo siete se hallan internados en los hospitales. Tampoco se registraron fallecimientos en las últimas horas, por lo que la cifra se mantiene en 619.

Si esto sigue así, en Galicia podremos decir que nos hemos sacudido de encima la pandemia.   

Es otro domingo sin lluvia y todo resplandece en la City gracias al sol de junio, que calienta y seca, pero no quema. He salido a por mis tres millas a temprana hora y me dije que podía hacer cuatro. Dicho y hecho. Como ya recuperé la sana costumbre de andar apurado saludo a todo el mundo pero no me paro con nadie para completar mis cinco vueltas al circuito completo. Así da gusto.

Sin embargo, al final, no resistí la tentación de sentarme en la otra punta del banco donde un joven reposaba de sus carreras tras un perro que en vez de caniche ya era casi un can-hormiga…

—- Son coma un xoguete. Se non fora o que costan…

Me guardé para mí las dos palabras clave: “xoguete” y “costan”.

Para nada el joven me dio la impresión de ser un maltratador de animales, puesto que le vi jugando con verdadero mimo con su caniche, quien parecía estar estrenando uno de sus primeros días de vida al aire libre.

Pero inconscientemente dio con la clave del abandono de perros en esta sociedad donde el maltrato animal es un hecho del que pasamos mucho.

Efectivamente, hay gente que cuando el perro entra por la puerta de casa ya lo considera un juguete más del niño o de la niña; y cuando el rey o la reina de la casa se cansa de jugar con él, echa cuentas de lo que se ha gastado en el caniche, al que no le ha cogido ni el más mínimo cariño.

El gasto es el empujoncito que le faltaba para abandonar al perrito, tras haber intentado colocárselo a algún amigo como él. Así es como el caniche llega de nuevo a la protectora de animales… si tiene suerte y no lo abandona en medio de un monte.

En mi casa, tanto Rati –la gata de Betty-  como Mojito –el perro de Alicia- son los que más mimos reciben tras los nietos pequeños. Solo nos falta sentarlos a ambos a la mesa, cosa que no tardaremos en hacer, puesto que a las barbas ya se nos suben. Pero son tan cariñosos, buenos e inteligentes que no me imagino que puedan existir maltratadores de animales.

Los animales domésticos no son ningún juguete y eso debéis dejárselo claro a los pequeños de la casa: son como de la familia y como tales hay que tratarlos. Si veis que alguien maltrata a un animal denunciarle.

A MARIÑA SÁLVASE LOITANDO

La bella Irene es hija de mis amigos Carmen y Tato. También ha querido sumarse en el Facebook de su adorable mamá a los millones de gestos solidarios que reciben los trabajadores de Alcoa. Su mensaje es bien claro: “A Mariña sálvase loitando” y con el lema estamos de acuerdo absolutamente todos los gallegos.

Mi gente de Alcoa y  miles de personas de esta bella comarca Lucense pelean cada día por el mantenimiento de la única fábrica de aluminio de España y no sé si conseguirán su objetivo pero se les ve unidos cortando la autopista y lanzando sus retos a los políticos: los jubilados de la factoría no olvidan como les traicionó a todos un presidente de España en el que confiaban ciegamente. A Felipe González deben la presencia invasora de buitres americanos en uno de los más hermosos lugares del mundo.

Para que veáis como cambiaron las cosas en el concello de Xove os contaré que los pisos de la más moderna de sus últimas urbanizaciones se venden a 29.900 euros. Tienen 70 metros cuadrados y los edificios se levantaron pensando en una ampliación de Alcoa.

Hoy llaman de toda España para enterarse de que va esta ganga puesta en el mercado inmobiliario por construcciones Palmeiro, que ya ha vendido las seis primeras viviendas. Conste que no hay truco.

93, ÚLTIMO DÍA EN ESTADO DE ALARMA – Domingo, 14 de junio

Mi gente anda como loca, que ya se ve bailando el verano gallego de fiesta en fiesta, tras el anuncio de o noso presidente:

—- Las verbenas volverán a partir del primero de julio.

Pero las orquestas no están de acuerdo con Feijóo porque…

—-  Resulta imposible iniciar la gira dentro de quince días, no estamos preparados.

Los directores de la Panorama, el Combo Dominicano, París de Noia y la orquesta Trébol coinciden en que no podrán ofrecer sus espectáculos, porque prepararlos les llevará un tiempo tras tres meses de inactividad. Las orquestas ya habían anulado todas las fechas de julio. De todos modos esperan a que la Xunta les diga el protocolo por el que se van a regir los festejos para tomar una decisión que de momento consideran precipitada.

Hoy es el último día en el que Galicia sufrirá, si las cosas siguen como hasta ahora, el Estado de Alarma. Esta noche, cuando el reloj señale la hora meiga, entraremos en la “nueva normalidad” lo que conlleva otra libertad pero, ojo, también otras obligaciones.

El resto de España, salvo algunas excepciones,  cambiará de fase el día 21: se podrá viajar por toda Europa menos a Portugal, que ha pedido a la Unión Europea mantener sus pasos fronterizos cerrados hasta el día 31, fecha en la que las autoridades portuguesas y españolas celebrarán un show en la frontera entre Caia y Badajoz.

Mientras, en la frontera de Tui están multando a la gente que pasa la frontera para acudir a su trabajo, a ambos lados de la Raia.

Ya lo había anticipado mi amigo Eugenio Eiroa en un reportaje sobre la desesperante situación en las zonas fronterizas de Galicia y Portugal: hay que esperar a que el mes de julio se asome por el calendario.

En cuanto a cifras, bajan los casos activos en Galicia: están enfermas de Covid-19 solo 351 personas, de las que únicamente siguen internadas en hospitales 8 y ninguna en las UCI. El número de fallecidos sigue siendo el mismo, 619, y 10.486 personas han superado la enfermedad.     

La nube negra amenazante me dejó en casa en el primer día de la nueva normalidad. Así que ni canto de pájaros, ni sinfonía del agua, ni conversaciones al paso, ni filosofía popular. Estoy solo ante el ordenador, casi sin enterarme de nada. Además, mirándome, veo en el espejo ese precipicio que cae desde la grandiosidad de la montaña hasta la vulgaridad de la vida.  Eso… mi vida es de lo más vulgar. Mi viejo cerebro no conoce nuevas tecnologías con las que se evade esa gente que mantiene constantes diálogos digitales. Me he dado cuenta de que yo soy un mudo tecnológico y vivo mi aislamiento activo rodeado de viejos cachivaches que me recuerdan historias del pasado. Algunas, incluso, son inconfesables…

Vaya. Me miran fijamente los “tres enanitos de la carballeira” que aún sobreviven en la estantería de mi chiringuito. Son hermanos de aquellos cuatro que se quedaron en otras casas, confundidos por las múltiples mudanzas a las que me hube de someter para subsistir.

—- ¿De qué enanitos hablas?

—- De aquellos que cantaban las verdades al lucero del alba por la sureña y desaparecida Radio Noroeste.

Aquella emisora era un grano en el culo de políticos y ricachos, por eso la compró la multimedia, para callar voces libres y contentar al poder de entonces, el mismo que la sigue subvencionando… eso sí, con toda normalidad.

Los fantasmas de estos vivos de ahora, fueron los pilares de aquella transición que nos trajo esta nueva democracia que permite la muerte de ancianos, que nos mantiene constantemente vigilados, que corrompe, que permite las colas del hambre, que crispa, que te obliga a subir al alambre y lo tensa para hacerte caer al fondo de esa oscuridad en la que te instalas cómodamente, porque te convencen de que cuanto veías a tu alrededor no era en realidad tu paisaje, solo un espejismo.

Los tres enanitos son aún tan íntegros que se apuntaron a la guerra de los “Antifa”. Es que, por su rebeldía social, los poderosos les niegan sus medios, los han dejado mudos, como a mí la tecnología. Me están entrando muchas ganas de resucitarlos en nuestra revista común, la de la Galicia Única.

Digo yo que merecerá la pena para que les digan algo tan manido como…

—- Eso que hacéis es “periodismo antiguo”.

Sin embargo estoy seguro de que los enanitos calarían entre esos jóvenes que se hablan por guasap (o como se escriba). 

EL PRESIDENTE DE LOS ECONOMISTAS ES OPTIMISTA

Carlos Mantilla Rodríguez, al que todo el mundo conoce como uno de los hombres fuertes del Partido Popular en Vigo, con una biografía muy poderosa, es de mi quinta y tiene mi mayor aprecio como persona y como economista. Sigue tan activo como siempre -con su despacho profesional de asesoría y auditoría- y es el actual presidente del Colegio de Economistas de Pontevedra.

También es uno de los amigos más sensatos que tengo y por eso siempre le escucho con especial atención. Hoy es portada de “Atlántico Diario” y se muestra optimista cara al futuro en este estado de nueva normalidad.

—- Hace dos meses era mucho más pesimista, ahora soy optimista en cuanto a la situación económica.

—- ¿Y eso?

—- Porque veo más alegría, hay consumo y gasto y eso es buena señal porque, en definitiva, es lo que mueve la economía. Y junto con la economía doméstica, la otra pata de la reactivación tiene que proceder de las inversiones empresariales. Cuando yo estudiaba Económicas, el verdadero motor de la economía era el optimismo. 

—- Sin embargo crece el paro, se cierran fábricas como la de Alcoa, están también los ERTES…

—- Hay que ser realistas porque crisis económica hay y la va a haber, pero entre todos podemos hacer que los efectos sean menores. Entre paro, pensionistas y ERTES, más de la mitad de la población española vive de recursos públicos y eso no hay sistema que lo soporte. El endeudamiento es gravísimo y ahí entra Europa, donde muchos países no confían en nosotros. Recuperar la confianza de Europa es clave. 

La recuperaremos o en eso anda gente como Nadia Calviño, también gallega e hija del ilustre lalinense  José María Calviño. La señora ministra tiene un gran cartel en la UE; tanto que en los próximos días puede llegar a presidir el Parlamento de la Unión Europea.

LAS GAVIOTAS TAMBIÉN TIENEN DERECHOS

Algunos de mis vecinos le han puesto un murito de pinchos a las torcaces, aves que, sí, son algo cagonas, pero dotan a balcones y ventanas de cierto encanto bucólico, al menos en mi espacio. Lo mismo ocurre con las gaviotas en algunos lugares de la costa: son indispensables con la perspectiva portuaria.

Mis vecinos están en su derecho de rechazar a las palomas del valle pero lo que realmente no entiendo es por qué los hosteleros le están haciendo la guerra a las gaviotas si lo que no pertenece a los entornos marineros son sus terrazas, normalmente montadas en suelo público.

Para que se enteren los terrazeros las gaviotas se alimentan principalmente de vertebrados marinos y son aves muy inteligentes. Solamente un pequeño porcentaje intenta sobrevivir en terreno ocupado por los humanos. Su mayor actividad estos días se debe a que, a partir de mayo inician “la puesta” y en junio comienzan a nacer los pollitos y buscan más alimento.

A las gaviotas urbanas también les saben a gloria esas sabrosas tapas, así que, si resulta que queremos estar al aire libre y ocupamos un espacio natural próximo al mar… una de dos, o no ponéis tapas o también invitáis a las aves que más adornan nuestros cielos.

Aquí estamos, en la nueva normalidad que nos permiten nuestras máximas autoridades, que son las que son, che gusten ou non. He salido a dar una vuelta por la City al mediodía y todo está como ayer. Las calles en el mismo sitio, la panadería no cambió de local, la gente camina con mascarilla, otros la cuelgan de la oreja, hay quien la lleva a lo Aznar tapando cuello a lo fino, algunos ni la llevan…

Esta normalidad parece la misma de ayer y seguramente será igual la de mañana. Así que está bien eso de presumir de primeros en salir de fase pero que sepan por ahí que se nota poco en lo que se dice el día a día. Eso sí, a la hora de mi siesta los padres y madres responsables tendrán que llevar a los niños a los varios parques infantiles, que ya se pueden tirar por los toboganes y columpiarse a gusto, si se lo permite la nube negra, la que trae la lluvia.

—- O bicho esmorece.

Esa es la gran verdad de esta mañana pronunciada por el Simón de Bertamirans que no es otro que Balbino, a quien he recuperado en la terraza de Chavián, disfrutando de su cortado corto de café.

—- Hoxe tampouco morreu nadie e só hai 346 enfermos, nos hospitais só quedan 8.

—- ¡Que ben levas a conta!

—- Os xubilados non temos outra cousa que facer.

Lo cierto es que a Feijóo, o noso presidente, lo único que parece preocuparle ahora es algún rebrote que pueda surgir en Galicia y pide al Gobierno que regule la movilidad entre comunidades, en el caso de se produzcan rebrotes en alguna de ellas. También le inquieta ese “veraneo” que se avecina porque nos va a devolver la masificación y eso sí que es difícil de controlar. 

En España entera, lo que sí alarma muy seriamente es la salud mental de la gente tras el confinamiento. Este pareció afectar especialmente al Cardenal Cañizares, arzobispo de Valencia. En la homilía del Corpus nos dejó a todos esta perla:

—- La vacuna del coronavirus se fabrica a base de células de fetos abortados.

 “Con la Iglesia hemos topado, Sancho”

(Cervantes, en El Quijote)

Empiezo a pensar que el jefe Buenafuente no nos quiere mucho, Pablo. Tócale la guitarra las veces que quiera,  pero no le sigas el juego porque nos inunda. Ayer sin ir más lejos…

—- Galicia ya está en la nueva normalidad. Ahora se meten en casa para escapar de la lluvia.

Este chiste ya no nos vale, Andreu. Galicia es Galifornia desde que entró por el Atlántico el cambio climático.

Ocurre que hoy chispeó a primera hora, vale. No estaban previstas tantas nubes, también es cierto. El caso es que el día está plomizo como si esto fuera el Caribe… Pero es mediodía y la gente está sentada en las terrazas tomándose tranquilamente su cervecita… ¡A solo metro y medio del colega!

Fíjate como será que las parejas se echan besos desde debajo de la mascarilla y a esa distancia… ¡Les llegan y los oyen!

—- Ya, ya… ¿Y si llueve?

—- Pues si llueve se mojan, como siempre.       

La casa de mis padres, estaba en la media ladera de Cudeiro y desde la terraza alcanzabas a ver la ciudad de Ourense metida en la hoya, como definía el valle del Miño el ilustre geógrafo don Albino Núñez. La perspectiva era la de una ciudad rendida a tus pies.

A finales de agosto teníamos todos los veranos nueve días de tormentas y las gotas de lluvia eran las más gordas del año. A mí me encantaba ducharme con aquellos chaparrones que el cielo nos enviaba tras los primeros truenos.

No hay nada más reconfortante para el paisaje y para uno mismo que la lluvia de verano. Es la que más agradecen los campos cultivados, los ríos pequeños, la hierba de los prados, las plantas de los edenes caseros y los humanos sabios que aman a la Naturaleza como si fuese su segunda madre.

UNA TALLA DEL SIGLO XV BAJO EL AGUA DEL SAR

Sí, mi gente. La lluvia trae riqueza a este país de los mil ríos en los que también te puedes encontrar tesoros, como le ocurrió a Fernando Brey, un pescador estradense que decidió lanzar la caña al río Sar a su paso por Conxo, cerca de la Compostela monumental y al lado del monasterio que fundara en el siglo XII la señora Rusinda, “para dar digna sepultura a su marido que había sido asesinado en el Camino de Santiago”. El que se conoce como Mosteiro de Santa María de Conxo. 

Fernando no pescó nada pero descubrió bajo las aguas del río algo sensacional: una talla de una Virgen sedente con ángeles, que según los expertos podría ser del siglo XV…

—- Iba pescando pola beira do río cado tropecei nunha pedra e medio me subín a ela para lanzar a cucharilla. Chamoume a atención que a pedra fora cadrada, cousa rara no río. Dinme conta de que era algo importante cando vin as ondulacións que tiña no manto e xa cando lle mirei a forma da cabeza.  

El buen pescador dio cuenta del hallazgo a Patrimonio y sus técnicos tratan de averiguar ahora el origen de esta talla gótica  y de por qué estaba abandonada en el río Sar.

EL SÁBADO LLEGA EL VERANO

—- Bromas aparte… ¿Cuándo llegará el verano?

El solsticio de verano entrará oficialmente dentro de cuatro días, el día 20 próximo a las 23’44 horas. Y con el verano llega el anticiclón de las Azores que alejará los nubarrones que tapan la playa y te privan del sol. De eso se encarga el nordés, nuestro viento favorable, que mandará las nubes hacia el Atlántico y posibilitará la circulación de la corriente que genera el tiempo caluroso y seco.

Así que tranquilos todos porque vais a poder disfrutar de la nueva normalidad playera, el anticiclón nos protegerá de las borrascas y nuestro viento nos devolverá el calor que tuvimos en mayo, cuando las temperaturas subieron por encima de todos los registros históricos.  

Esta manía de demonizar a aquellos que quieren pasar sus vacaciones en Galicia que tienen unos pocos, incluido algún político, me saca de quicio. Imagínate que los madrileños tuviesen la misma actitud hacia los gallegos que viven y trabajan en la capital del reino desde tiempos inmemoriales.

—- Sería racismo.

—- Yo fui madri-gallego y me sentí como en mi propia casa.

Creo que esta gente nuestra –afortunadamente muy poca- ignora que en Madrid los gallegos estamos no solo bien vistos, sino muy valorados. Así que dejaros de tonterías y miedos absurdos que nadie sale de casa de vacaciones si está enfermo.

Una cosa es tomar preocupaciones para evitar que se nos meta el bicho en el cuerpo, por lo que hay que seguir llevando mascarilla y guardando la distancia social, y otra bien diferente es tener miedo al contagio. Con miedo no puedes vivir y tampoco te vas a poner tu mismo en cuarentana voluntaria. Aunque si lo prefieres y puedes, adelante, nadie te lo va a impedir.

A lo que sí hay que poner coto es a los desmadres de estos días en varias zonas de Galicia en las que la gente bajó la guardia y se saltó a la torera las normas en algunos locales nocturnos. Por ejemplo en la zona del Barbanza donde hubo demasiados excesos e incluso los dueños de los locales tuvieron que llamar a la policía para que la gente guardara la compostura exigida en esta nueva normalidad. Que sepáis que cara al fin de semana va a haber un importante dispositivo policial en todas las zonas de ocio y que las multas te dejan seco para todo el verano.

Algo importante. A una de las empresas que investiga actualmente una medicina contra el coronavirus, la porriñesa PharmaMar, le aprobó la Agencia del Medicamento de Estados Unidos este martes, su fármaco lurbinectedina para el tratamiento del cáncer de pulmón microcítico. Esto no solamente aumenta su prestigio en la investigación contra el Covid, que fundamenta en una terapia basada en el platino, muy similar a este exitoso medicamento, sino que además ha hecho que hoy se disparasen sus acciones un 18%  en la bolsa. 

En cuanto a los números del coronavirus en Galicia a día de hoy te diré que se contabilizan 349 casos, uno más que ayer. De ellos, 341 reciben cuidados en sus domicilios y solamente 8 permanecen hospitalizados, al igual que el lunes. Nadie está en la UCI y nadie falleció en las últimas horas, se mantiene la cifra de 619. Se registra un total de 10.491 personas curadas.

Por lo que se refiere al global de España el Ministerio de Sanidad no actualiza el número de fallecidos que se quedó en 27.136 hace ya dos semanas. Sí comunica a diario el número de contagiados que hoy es de 260.799. 

Hoy sí, he completado mis cuatro millas –voy aumentando los retos- y me he reencontrado con todos los bichos vivientes, hasta con el señor topo asomando ciego por el montículo de tierra del agujero que abre para que nuestro nordés le refresque la cara como a los humanos. También la esbelta garza llegó volando al regato de Ameneira, majestuosa, con sus largas patas estiradas haciendo de timón; consiguió una piedra limpia para acomodarse frente al agua y se aquietó a mi paso, sin miedos.

Los que sí demostraban temor eran algunos de los caminantes perdidos por el espacio, torciendote la cara al paso, midiendo de sobra las distancias pero, eso sí, con la mascarilla en la mano. Hasta un mirlo les chillaba sorprendido por una actitud que tiene mucho más de antisocial que de preventiva. Esta gente que no te da ni los buenos días no merece la pena, así que déjala pasar como la culebra silenciosa que cruza el camino para meterte el miedo en el cuerpo y luego se esconde tras la maleza, la muy cobarde. Estas cobras gallegas son los únicos seres vivos que me ponen eléctrico cuando se me aparecen.

Decía Manuel que hay que tener cuidado cuando paseas por cerca de la maleza, que es donde se esconden los bichos malignos. En su repertorio incluía –además de las culebras- a “los sapos “peideiros”, a un tipo de lagarto de cuyo nombre no me acuerdo y a las ratas, muy peligrosas cuando pasan hambre”. El caso es que los senderos por los que camino, excepto los del parque central, están invadidos por la hierba seca que se mete entre las silveiras, los toxos, las xestas y otras plantas que crecen a su libre albedrío. Incluso hay menta para echarle a los mojitos.

Muchas de las leiras donde crece tanta maleza ni siquiera tienen dueño: pertenecen a gente que emigró a América muy joven, las dejaron abandonadas y desde que emprendieron el último viaje ahí están, tan salvajes como algunos de los bichos que tienen en ellas sus refugios.

Entre el concello y la consellería de Medio Ambiente deberían de ocuparse de limpiar esas zonas que no son de nadie pero sí suponen algunos peligros para la comunidad. A ver si toman nota porque si no lo hacen vendrá un vándalo provisto de mechero y le plantará fuego.

Lo que me dan ganas de quemar es el Congreso de los Diputados, que no sirve para otra cosa que no sea para llevarle la contraria al pueblo al que dicen representar sus señorías.

—- ¡Soy diputado! Represento a mis electores, oiga.

—- Y una mierda. Te representas a ti mismo, desgraciado, que no cumples nada de lo que prometiste.

El caso es que ayer mismo el PSOE unió sus votos a los del PP y los de VOX para ahorrarle al Demérito una comisión parlamentaria que investigase sus sucios negocios, sus comisiones ilegales y su fraude fiscal. La había propuesto Unidas Podemos y no solo la aplaudieron el resto de los grupos sino el 73’7% de los españoles que piden la inmediata reforma de la Constitución para que los reyes de España dejen de ser “inviolables” ante la Ley y puedan cometer, como en el caso de Juan Carlos de Borbón, todos los delitos que les pete.

Jamás pensé que este PSOE de Sánchez, al que consideraba progresista, se iba a alinear con la derecha y el fascio en una votación. Es más, a la gente le preocupa el silencio de Felipe VI, el actual rey. Debería de dar sus explicaciones en un discurso televisado que, al menos, nos tranquilizase a todos con respecto a su persona. Creo que es lo mínimo que nos merecemos. Y si no que dimita y se vaya a Estoril, dónde creo heredó la casa que poseía su abuelo. No es la Zarzuela pero sí un casoplón y con lo que debe de tener ahorrado supongo que no pasará hambre, como muchos de sus súbditos en el momento actual.       

Y lo que no se podrá quemar es una miserable hoguera de las de San Xoan, ni siquiera en Vigo, en donde el alcalde está que echa humo contra la Xunta; aunque esto no es noticia porque todos los días encuentra motivos para atacar al presidente y al ente autonómico.

Como sabéis, la Xunta dice que este tipo de eventos no se pueden organizar hasta el próximo día 1 de julio, por cuestiones sanitarias de prevención del coronavirus. Abel Caballero había prometido “celebrar un San Xoan estilo Vigo” y ahora no lo puede cumplir…

—- La Xunta lo prohíbe y yo que soy disciplinado tengo que comunicar que no se pueden hacer las hogueras. Encargamos un informe a los técnicos municipales sobre la normativa autonómica y me dicen que las hogueras se encuentran en lo que la Xunta prohíbe. Así que por imperativo legal en Vigo no habrá hogueras.

Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, le ha tirado a degüello a aquellos que mostraron sus miedos por la llegada de ciudadanos de otras comunidades, en julio y agosto, los meses vacaciones en los que los establecimientos hosteleros del país suelen estar llenos. Feijóo, lo deja claro…

—- Aquí cualquier español es bien recibido.

Así que venid cuando queráis y los que queráis que por el momento, como todos los veranos, hay sitio para todos.

Feijóo tiene motivos para estar contento hoy puesto que el CIS le dio esta mañana como ganador absoluto de las elecciones del 12 de julio con un 38,7 % de los votos, seguido del PSdeG, con un 18,6 % y el BNG, muy cerca de los socialistas, con un 17,6 %. Además obtiene la mejor valoración de todos los políticos españoles, un 6’1.

 

Aunque el momento de mayor masificación en Galicia se espera para los dos próximos meses, ya este fin de semana se puede hacer notar el hecho de que todos los españoles -sin restricción de ningún tipo- pueden viajar por todo el territorio nacional.

 A la vuelta de la esquina tenemos la celebración de fiestas populares y verbenas. El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda se ha reunido con los representantes de las orquestas y parece que hay acuerdo en que a partir del día 22 se inicien los festejos bajo unas medidas que se adaptarán a los espacios para que la gente pueda bailar guardando la distancia de un metro y medio e incluso con la mascarilla puesta. Los aforos no podrán sobrepasar las mil personas. Además, se pondrán controles de acceso a la entrada y a la salida de los recintos.

—- ¡Y que le vamos a hacer! ¡Esta es la nueva normalidad!

Y no sabéis lo que me alegro por vosotros, los galiguayos como mi amigo Javier: la OMS ha declarado zona roja del coronavirus a América Latina salvo a Uruguay, que está controlando el virus sin haber impuesto el confinamiento obligatorio a la población. Es una gran noticia, mis amigos, porque quiere decir que a lo mejor ese bicho que os visita no es tan asesino como otros y solo quiere conocer ese maravilloso país, sin hacer daño.

En Galicia por el momento los números nos hacen pensar en el futuro próximo con optimismo, ya que seguimos sin fallecimientos y los casos activos han descendido en la última jornada. En total se contabilizan 341 casos de coronavirus, pero salvo 7 que se encuentran hospitalizados, los demás reciben tratamiento en sus domicilios. Se han curado 10.503 personas y desgraciadamente fallecieron 619.

Se siguen haciendo pruebas PCR y hasta ahora totalizan 161.195.

Si canta el cuco, arrechouchía el mirlo y los gorriones hacen gorgoritos… es que ya está aquí el verano. Seguro que quiso anticipar su llegada para ayudarnos a sobrellevar esta nueva  normalidad que no tiene nada de normal. Era tan temprano esta mañana que, cuando iba por la segunda milla, me saludó desde el cielo de la City aquel halcón que solía frecuentar, majestuoso, el edén de Carreira. Le agradezco la visita porque me recordó aquellos tiempos en los que, imitándole, buscaba el plano cenital del país sobre el paisaje en verde y azul de tierra y mar.

Cuando aún volaba porque la edad lo permitía, me deslumbraban todos los trayectos patrios, pero especialmente esa belleza que se desliza de la montaña hasta el valle, el reflejo del agua embalsada de los ríos y los dos mares pintando acuarelas. No es de extrañar aquella pasión tan fuerte por la aventura. Cuando descubres los rincones escondidos del gran paraíso es cuando percibes que volar es vivir.

El espacio natural, con ese sol que aparece en la mañana fresca, me hizo pensar en positivo sobre eso que sucede en la política nacional y que por nuestros predios pasa desapercibido. Me refiero al insulto que se estila para hacer oposición en las sesiones parlamentarias habituales de los últimos miércoles, cuando allí, en el Congreso, deberían hablar de problemas, sobre todo de coronavirus y del negro futuro económico que viene.

Esto que ocurre es algo que no le cabe en la cabeza a nadie que piense en las necesidades del Estado con bonhomía.

Lo que me transmite cierto optimismo, en cuanto a la acción política, son las actitudes de  algunos presidentes autonómicos como Núñez Feijóo y Fernández Mañueco. Ellos llevan semanas desmarcándose de esa manera de hacer oposición. Hoy mismo, el presidente de Castilla y León le ha dejado un recadito a esa chica que tanto alborota, Cayetana Álvarez de Toledo, a la que recomendó…

—- Tiene muchas virtudes pero debería apostar por la desescalada verbal.

Pues venga. Que se animen todos y como diría mi admirado Enric Juliana, a ver si bajan de una vez en el PP las emisiones de Az2.

—– ¿Y eso que es?

*  Az2: molécula compuesta por dos átomos de aznaridad, capaz de generar un gas altamente combustible en tiempos de calamidad. Vector energético que se rige por el siguiente principio: “primero se gana y después se pacta”. Principio activo del Partido Alfa de las clases medias tradicionales españolas, que se sienten usurpadas por la actual coalición de izquierdas.

Por cierto. Por si no tuviéramos suficientes muestras de locura colectiva en el momento político aparecen en el horizonte nuevas teorías de la conspiración que se deben a no sé que secta y que transmite a su respetable público Miguel Bosé, ayudado desde Twitter por Enrique Bunbury.

Por lo visto el coronavirus es un cuento y se ha propagado “para que Bill Gates controle el mundo por medio de la vacuna contra la Covid-19 y con tecnología G5”.

Con lo cultos y creativos que son estos musicazos me pregunto si tendrán el cuerpo uno de esos virus que afectan al coio.

El Gobierno tiene un plan para reactivar el turismo en España y lo que es muy bueno para unos, para la mayoría no lo es tanto y para una inmensa minoría es lo que puede traer esos temidos rebrotes de la Covid-19.

Los miedos a perder esta tranquilidad que nos llegó después de 91 días alarmados son lógicos, pero reactivar el sector de la hostelería es disminuir el paro y la crisis en la que ya estamos sumidos. Una vez superada la crisis sanitaria debemos dejar atrás la económica para volver a la vieja normalidad, que es lo que todos deseamos.

Tal vez la voz discrepante con el plan del Gobierno que más se hizo notar esta mañana fue la la de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Ayuso, poniendo el dedo en la llaga…

—- Por el Aeropuerto de Barajas entró el coronavirus en España.

Eso dicen unos, otros afirman que lo trajeron de Liverpool los del Atlético de Madrid, también pudieron ser los hinchas del Valencia cuando volvieron de Atlanta, incluso uno de esos japoneses que fotografían Barcelona y hasta un peregrino a Compostela… ¿Quién se atreve a decir que sí? ¿O qué no?

Supongo que dentro de ese plan, que no exige controles ni el punto de salida ni en destino, el Gobierno habrá tenido en cuenta los criterios científicos, porque son los únicos de los que nos debemos fiar en esta película de terror.

A Galicia son bienvenidos todos los turistas extranjeros o nacionales que deseen disfrutar de un verano tranquilo, de nuestra excelente gastronomía, de buenos alojamientos y de un clima perfecto que nos permite ir a la playa sin que el sol nos mande a la unidad de quemados. De verdad os digo que eso de la “madrileñofobia” es la mayor mentira de las redes sociales. Si de algo presumimos por aquí es de hospitalarios.

Pendientes estamos en la City de las verbenas, fiestas gastronómicas y romerías, que son la alegría de nuestro verano; pero a pesar de la reunión de los representantes con el vicepresidente, ayer en la Xunta, las grandes orquestas no tienen nada claro cómo se va a desarrollar todo. Hasta tal punto que la Panorama ha suspendido definitivamente su gira 2020 y tanto el Combo Dominicano como la París de Noia están a la espera de lo que digan los ayuntamientos. Todas las formaciones esperan la publicación en el Diario Oficial de Galicia del protocolo para estos eventos.  Porque lo que se comenta no satisface ni a las comisiones de fiestas ni a los músicos, sobre todo en lo que se refiere a los aforos y las distancias a guardar.

Viene un fin de semana de calor y seguramente os lanzareis a las playas, que por fin podemos tomar el sol y bañarnos. Pero ojo, los dermatólogos advierten de que no debemos usar el gel hidroalcohólico  en la playa porque puede provocar quemaduras, sobre todo a la gente con piel sensible y a los niños. Para evitar el contagio del coronavirus hay que lavarse bien las manos con agua y jabón, frecuentemente. Ya lo sabéis.

Con respecto a la situación de la pandemia en Galicia a día de hoy se registraron dos nuevos casos positivos, por lo que hay 343 personas contagiadas en la comunidad. La buena noticia es que ya solo quedan seis enfermos hospitalizados, ninguno en UCI, y que un día más no se registró ningún fallecimiento por coronavirus.

Por lo que se refiere a España hay 260.799 casos activos y el Ministerio de Sanidad mantiene en 27.136 la cifra total de fallecidos.

Hace poco que amaneció en la City y el cielo se presenta azul intenso, esta mañana de junio, en la que más de media España se levantará ya en la que todos llamamos nueva normalidad menos el discrepante presidente catalán, que la bautizó como la reanudación. Ya ves. El tipo que peor gestionó la pandemia, se desmarca.

—- Pues muy bien, allá tú, Chorra.

El paseante anónimo me asaltó para descubrirme un secreto…

—- Adelaida anda mucho porque tiene un truco…

—- ¿Qué truco?

—- Es que va de banco en banco, por eso la ves a veces sentada en la parada del bus que nunca pasa.

—- ¡Por algo fue maestra! La que tuvo, retuvo.

Hoy conocí a Pili que estaba regando su mimada leiriña del huerto municipal, en la que ha plantado de todo, hasta cebollas de esas que a mí no me gustan. Se lo digo y me replica…

—- Nos cociñamos moito con cebola e con allo, dalle certo sabor as comidas que nos gusta. Debe ser porque o herdamos das nais.

—- E das nosas aboas, as mellores cociñeiras do mundo.

Pili me contó que habían perdido en esta andaina del coronavirus a un primo de su madre…

—- José  tiña cen anos. A historia e qué se caíu e se fixo sangue na cabeza, por iso o levaron o hospital. E aló foi onde se contaxiou. Foi unha pena porque il defendíase ben, ainda coidaba da sua leira. Vivía solo, sempre vivíu solo porque era solteiro. De cabeza estaba como un rapaz e de corpo coma calquer vello. Se non fora o virus ainda viviría algúns anos mais…

Que sepa José que Pili le hizo un cálido homenaje estamañana y el viejo periodista saldrá al balcón esta madrugada para ver si descubre en que estrella se ha convertido.    

LA ENTEREZA DE JUAN CARLOS UNZÚE

Anoche me dormí emocionado por la sincera declaración del ex entrenador del Celta, Juan Carlos Unzúe. Con una pasmosa tranquilidad y sin dejarse llevar por los sentimientos íntimos, nos contó a todos que padece ELA, esa enfermedad tan cruel que te va devorando poco a poco, a través del tiempo, como hizo con mentes tan preclaras como la de Stephen Hopkins.

—- He pasado a formar parte de este gran equipo en el que nos ayudamos todos. Soy uno más de los que luchamos por la victoria contra este cruel enemigo y le vamos a vencer. Solo os pido que no sintáis pena por mí y ayudéis a la Fundación y a la ciencia, a los que investigan para encontrar un remedio que venza al mal.

Unzúe, al margen de sus éxitos deportivos que fueron muchos, es de esas personas que se ganan tu cariño por su sinceridad y por su bonhomía. A él no le duele tanto su enfermedad, la más rara de las raras, como el hecho de que, cada día del año, su nuevo equipo disponga de tres nuevos jugadores y otros tres pidan la baja para siempre.

Sin duda,  quien tantas alegrías dio a los aficionados al futbol como portero y como míster, será pieza fundamental para concienciarnos a todos con respeto a este mal que además de matar te hace sufrir y mucho.

—- Desde la Galicia Única, ánimo Juan Carlos. Estamos contigo.    

Nada que ver los empresarios catalanes con su ínclito presidente. Esta vez me quedo con los dueños de los supermercados porque son un ejemplo a seguir por sus colegas de toda España. Grupos como BonÁrea, BonPreu, Caprabo, Aldi, Sorli o Ametller prevén para este 2020 la apertura de decenas de tiendas de todo tipo y tamaño, que proporcionarán varios miles de puestos de trabajo. Solamente el grupo BonÁrea anunció la apertura de 24 nuevas tiendas, la ampliación de otras 20 y 24 Box Online, consignas refrigeradas para recoger las compras realizadas a través de internet.

Así se hace patria y así se conquista al mercado propio.

Gloria me dijo el otro día…

—- Temos que vivir como galegos.

—- ¿E iso?

—- Que hai que facer as compras en Bertamiráns, sí, pero a empresas galegas.

Y se cambió de supermercado para comprar productos que salgan de nuestros dos mares o de las leiras de nuestras aldeas.

—- É vergoñento que esteamos a mercar o leite de fora tendo unha cooperativa exemplar a escasos catro kilómetros da casa.

—- Tamén tés razón… Pois… ¡Vivamos como galegos!

La de hoy es una jornada normal en la City y en la Galicia Única. No hay rebrotes, el coronavirus ya no es motivo esencial de conversación y todo parece ir sobre ruedas. Hasta o noso presidente se mete en fregaos más allá del Padornelo y le dice a Sánchez que “no respeta al jefe de la oposición”. Yo no diría esas cosas y menos en campaña electoral porque este es un sitio distinto, ya lo cantó Antón Reixa. Por aquí no nos interesa la refriega política madrileña y sí que nos informen de cómo vamos. Lo digo porque la gente anda sin mascarilla y estas tardes de sol, en el umbral del verano, algunas calles de Bertamirans parecen de Manhattan.

Me gusta el discurso del ministro Salvador Illa con respecto al futuro de nuestra Sanidad. No hay un solo español que no apoye a los trabajadores del sector sanitario en sus reivindicaciones laborales, que siguen manifestándose por la falta de medios y por la falta de personal. En el Centro Médico escuché el otro día…

—- Desde logo a Sanidade galega non soportaría un rebrote tan viral como iste no outono. Seguimos como sempre, nos deixan en pelotas.

Illa no quiere que pase eso y acaba de proponer que se destine a Sanidad en España el 7% del PIB, lo que supone unos 80.000 millones de euros, aproximadamente. Por ahí debe andar la cosa. A ver si es verdad.

Mucho se habla de los ancianos de Galicia como principales víctimas del coronavirus y el SERGAS quiso matizar hoy:

—- Tan solo uno de cada diez mayores se contagió con la Covid-19.

Pues menos mal, porque de los 619 fallecidos en este país el 92% fueron mayores y el 44% por ciento de ellos vivían en residencias públicas y privadas.

Lo que ya sabíamos todos es que aquí vivimos muchísimos mayores y casi todos gozan de una salud envidiable, que cortan leña, sachan y cuidan las leiras como si tuvieran veinte años.

Ahora bien, lo de las residencias deberían de investigarlo aunque solo sea para tranquilidad de quienes perdieron a sus seres queridos.

En cuanto a los números de hoy todo es favorable: no hubo fallecimientos y el número de casos activos baja a 341. De estos solo 6 se encuentran internados en los hospitales, ninguno en la UCI y el resto, 335 son tratados en sus domicilios. Se han curado hasta ahora 10.518 personas.

Por lo que se refiere a España,  el Ministerio de Sanidad sigue sin actualizar el número total de fallecidos y cifra en 54 los de esta semana. El total de casos es de 260.799.  

FALLECE CARLOS RUÍZ ZAFÓN

Tengo que despedir la crónica del día con una triste noticia, el fallecimiento en Los Ángeles del novelista barcelonés Carlos Ruiz Zafón. Murió a sus 55 años víctima de un cáncer de colon.

Ruiz Zafón, uno de los autores más leídos y admirados en todo el mundo, había  sentido los primeros síntomas en un viaje a Londres en enero de 2018 y quiso ser sometido a tratamiento en EE.UU., donde residía de forma habitual. El duro combate con la enfermedad se ha prolongado a lo largo de dos años.

Se había consagrado internacionalmente con La sombra del viento, aparecida en el año 2001, que con más de quince millones de ejemplares vendidos está considerada la novela española más difundida después del Quijote.

Que llegue bien a ese destino final en donde se encontrará con las más grandes figuras históricas de la Literatura española.

(5) Comentarios

  1. Hala, hala… Parece que ya nos pasó el miedo a todos porque la gente está pasando olímpicamente de la mascarilla y de la distancia social. No hay como meterse en el casco viejo de Santiago para ver que el coronavirus ya es para muchos historia y se equivocan. Por favor, hacedlo por los demás: poneos la mascarilla.

  2. Pues no toméis a coña lo de que el diablo anda por aquí. No es el biblíco, pero sí el demonio que domina el mundo y que tiene diablillos a su servicio como Trump, Bolsonaro y otros como ellos. O les soltamos a las meigas o nos siguen metiendo el virus mutante en nuestros cuerpos. Así que mucho ojo con quien alternáis por ahí que ayer vi en la tele al tal Abascal que estaba en Galicia. Ese también es de la camarilla.

  3. Tenéis razón este futbol es un mal programa de televisión y la saturación de partidos es una locura que solo se le ocurre a quien asó la manteca. No dicen las audiencias porque so muy bajas, algunos partidos no llegan a mil espectadores.

  4. Se acaba de publicar una última hora en la que se afirma que el rey demérito se gastó medio millón de dólares en la luna de miel de Felipe de Borbón y Letizia Ortiz. Traducido a pesetas, son 75 millones.
    ¿Qué eso para quien tiene una fortuna que pasa de los mil millones de euros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *