SUCEDIÓ ESTA SEMANA – Edición 474

—- ¿Entón quen gañou?

—- Por sorte o Sevilla, pero agora tamén nos persigue o Leganés…

Parece que pasó el día y pasó la romería, porque en Galicia la vida sigue igual para todos menos para algunos. Aquí no cambiamos ni la hora. Por eso Feijóo seguía esta mañana en el mismo despacho y hasta sus rivales políticos le llamaban campeón haciéndole la ola.

Así que, la gente volvió a lo suyo porque… el pueblo es el que más ordena y unido jamás será vencido.

—- Ya, ya.

Apuntaros el comentario de Balbino…

—- A esquerda en Galicia é unha “morea” sí, pero de ambicións personais.

En Chavián estamos a 32 grados… ¡Demasiado calor para ponernos a cavilar en serio!

Desde que nos dejó Manuel no he vuelto a sentir “la fresca” que es como él le llamaba a la brisa del bosque, cuando te sentabas al lado del agua del Riamonte y recibías las caricias de nuestro nordés, ese viento que en el interior del país dobla las copas de los árboles del señorío espiritual de Galicia.

Hoy tengo unas irresistibles ganas de huir de los aires acondicionados para pisar de nuevo territorio de zorros, los mejores conocedores de la hermosa y vibrante geografía vegetal de Galicia, configurada por más de cien bosques que preservan el espacio esencial y generan las sombrías selvas donde surge la fantasía de esta tierra.

Ocurre que trepar por la ladera es misión imposible para los cuerpos desgastados, como el mío, así que he de conformarme con un banco frente al regato del Ameneiral, en nuestro parque de todos los días.    

Leyendo la sentencia de la Audiencia de Barcelona sobre la “Manada de Pineda” siento una inmensa pena por la víctima, una adolescente de 14 años que fue conducida a una masía abandonada, en donde la violaron por turnos una decena de jóvenes que grabaron tan brutal agresión con sus móviles y subieron a la red el más vil de los actos. Esto ocurría el 18 de marzo de 2018 y de los diez violadores, dos años y tres meses después, solo han sido identificados cuatro, dos menores de edad y otros dos con edad penal.

A estos últimos se les condena según la sentencia hecha pública esta mañana, por un delito continuado de agresión sexual y revelación de secretos, a 16 años y medio y a 17 años y medio de cárcel y al pago conjunto a la víctima de 32.250 euros. El documento dictamina también –no sé si en serio o tirando de ironía- que ambos condenados tienen prohibido “comunicarse” con la víctima durante los diez años posteriores a su estancia en prisión.

En la descripción del delito, la sentencia cuenta que la víctima sufrió graves daños físicos y morales y que aún le quedan secuelas a pesar de haber seguido tratamiento en el hospital durante mes y medio. Añade que “la violación fue cometida con una violencia e intimidación particularmente degradante y vejatoria”. Y destaca que “la menor se sintió absolutamente sola en una casa abandonada, a la que solo se podía llegar en coche y acceder por un agujero en las ventanas, lejos de la población de Pineda de Mar y donde nadie podía oírla aunque gritara”.

La más vil de las violaciones en manada llevadas a cabo en España hasta la fecha arroja resultados de impunidad para seis de los criminales, una irrisoria condena para dos y un juicio pendiente para otros dos, los menores.

Los magistrados que asumen esta sentencia, de la sala sexta de la Audiencia de Barcelona, rebajaron las penas solicitadas por la fiscalía, de 81 y 43 años para los acusados, considerando como atenuante que uno de ellos sufre “una anomalía o alteración psíquica por una baja madurez intelectiva que afecta a las capacidades de decisión de uno de los acusados”.

Sus razones legales asistirán a estos jueces pero que no se extrañen del aumento de las violaciones en España. A los agresores les sale muy barato el delito. 

* Sus señorías los jueces de violencia de género estuvieron altamente preocupados en Galicia por las consecuencia que podía haber tenido el confinamiento, pero lo cierto es que el coronavirus ha hecho que descendiera un 20% el número de denuncias por ataques machistas.

*  Hablando de machistas y algo más, no deja de tener su gracia el Boina Verde llamándole independentista a Feijóo y acusándole de allanar el camino del éxito al BNG. El tipo es un coñón.  

*   Lo que parece un cuento pero es verdad, aunque te asombre, es lo de ese grupo de 83 millonarios de todo el mundo que han publicado un manifiesto pidiendo a los gobiernos que les suban los impuestos para ayudar a salir de la crisis que viene. Su escrito comienza así:

“No, no somos los que cuidamos a los enfermos en las UCI. No conducimos las ambulancias que nos llevan a los hospitales. No llenamos las estanterías de los supermercados y tampoco somos los que reparten la comida por las casas. Pero tenemos dinero, y mucho.”

La carta la publica la web Millonarios por la Humanidad. Son unos generosos… pero no sé si detrás de todo esto habrá gato encerrado.

Por múltiples motivos, pero sobre todo porque siempre confié en él como médico y como amigo, me hubiera gustado poder conversar con Manolo Basanta sobre este coronavirus que nos persigue y amarga la vida. Gracias a él disipé muchas dudas de la salud porque a los de A Fonsagrada, decía, “no se nos escapa detalle”. Él es un prematuro viajero por el espacio del que no me olvido.   

Es que, a pesar de tanta información en los medios, el virus nos tiene confundidos y lo que es peor, a muchos… muy asustados. Hay miedo a los rebrotes, a la segunda oleada, a que nos caiga en la familia, a las irresponsabilidades deportivas, a esos jóvenes que se desmadran, a la gente que no lleva mascarilla… hay, en general, mucha preocupación ahora que parece que estamos saliendo de lo peor o eso nos gusta creer.

No estaría de más que, en vez de tanta ambigüedad, las autoridades sanitarias de aquí y de allá disiparan dudas, nos tranquilizaran o nos alertaran. La incertidumbre no es buena para la salud.

Hoy, mientras los sanitarios advierten que no debemos bajar la guardia y los médicos residentes se manifiestan, vuelve a subir el número de casos positivos en Galicia al pasar el área de A Coruña de 19 a 24 y llegar la de Lugo a los 200. También sube Santiago de 14 a 16 y Pontevedra de 5 a 6. Se mantienen como estaban ayer las áreas de Vigo con 11 contagiados, Ourense con 4 y Ferrol con 1.

En total hay en Galicia 262 personas infectadas por la Covid-19. Eso sí, solo tres hospitalizadas.

Hoy fui por la fresca a completar mis tres millas y compartí soledad con el regato y sus seres vegetales que, con perdón, estaban un poco amuermados por el calor de ayer, a pesar de que la brisa del nordés acariciaba sus cúpulas esta alborada. Verás, soltaban con facilidad las hojas viejas, parece que empujadas por las nuevas, para lograr ese efecto que a mí me fascina, el verde sobre el otro verde.

Hoy, al paso, solo me canta el cuco desde el monte próximo… ¿A dónde se irían mis pájaros cantores?

—- Es temprano, no hagas ruido porque aún duermen.

Me lo cuenta el ameno ameneiro al que por fin han curado su brazo herido los Mad Max. Eso sí, aún tendrán que retirar del parque central sus restos, que allí están aún como testimonio del sufrimiento del hermano árbol.

En la última milla, casi de regreso, me encuentro a la venerable Adelaida y me pregunta…

—- ¿Fuiste a votar?

—- Claro…

—- ¿Por Feijóo…?

—- El voto es secreto, mi querida maestra.

—- Pues con el mío no gobernará.

Me quedé pensando en el perfil del votante PP en esta Galicia 2020, pero este es un misterio que únicamente pondría al descubierto Elizabeth King en “Blacklist”, una serie de las caras de Netflix que te recomiendo, porque te hace pensar en nada y en estos días, el vacío de la mente -durante 45 minutos- es un sano ejercicio.

Anoche en la radio, alguien hablaba de las preferencias de los mosquitos comunes, a la hora de elegir a sus víctimas y me entró tal ataque de risa que tuve que levantarme, ir al salón y cerrar las puertas para dar rienda suelta a mis carcajadas. Tenía dos motivos hilarantes: la conversación de los tertulianos y los recuerdos de nuestra casa de Tabagón, en donde pasamos los momentos familiares más felices de mi década prodigiosa.

Los tertulianos se decían que los mosquitos saben bien a quien pican porque buscan sangre dulce lo que no deja de resultar una burrada porque, a no ser que le eches azúcar, la sangre no es dulce.

En Tabagón teníamos miles de mosquitos por la fresca, al atardecer, después de regar la hierba. Estaban concentrados todos los de la comarca, porque tras un tremendo incendio en los montes de Portugal, allá a finales de los ochenta, los del otro lado de la Raia se nacionalizaron gallegos y se asentaron en los Tabagones, San Xoan y San Miguel.

Todos le iban al Dr. Frame y a mi mujer, Gloria. A Betty y a Gloria hija, las respetaban y los nietos eran ellos los que los perseguían, tendiéndole trampas y fomentando la presencia de arácnidos. Yo les provocaba regando entre el lusco fusco, porque me encantaba regar. Y huían de mí. Eso pasó el primer año, cuando amigo que venía a vernos… amigo que marchaba crucificado.

Pero oye, aquellos eran autóctonos, mosquitos del país, que O Minho y la Galicia sur son la misma tierra, el mismo río y hasta el mismo mar. Los de ahora sin embargo son todos foráneos y tienen una mala leche que no veas. No respetan ni a los mayores.

Hoy tenemos entre nosotros a una amplia representación de los “mosquitos tigre”, grandes transmisores de enfermedades y por lo tanto enemigos de nuestra salud. De momento, no han causado daños mayores. El zika, el dengue o la malaria, que usan al tigre como transporte, permanecen aún lejos de Galicia.

Lo que hoy se nos anuncia es la inminente visita a Galicia del “Aedes japonicus”, mas conocido como el “mosquito asiático”, principal transmisor del virus del Nilo. Este bichito   del Nilo Occidental se identificó por primera vez en 1937 en Uganda pero ya se paseó por  Estados Unidos en 1999, concretamente en Nueva York.

Los investigadores creen que el virus del Nilo Occidental se disemina cuando un mosquito pica a un ave infectada y luego inocula a una persona. El mosquito asiático transporta las mayores cantidades del virus a principios del otoño, por lo que más gente contrae la enfermedad a finales de agosto y principios de septiembre. El riesgo de padecerla disminuye entonces a medida que el clima se vuelve más frío y los mosquitos comienzan a extinguirse.

Se anuncia que llegará pronto a Galicia porque después de introducirse en media Europa detectaron su presencia en Euskadi, Cantabria y Asturias.

Como si no fuera suficiente el molesto Mosquito Autóctono, aquí tenemos para completar la pandemia del coronavirus, al Tigre y al Asiático. Por lo visto buscan, como los ingleses, un clima ni demasiado frío ni demasiado caluroso.

Conste que yo no vi ninguno; de este asunto habla la OMS y últimamente no es muy fiable, aunque más por lo que calla que por lo que cuenta.  

* Dice Eugenio Eiroa en su prestigiosa publicación digital www.riasbaixastribuna.com que en Galicia, como en los viejos tiempos de la UCD, no dimite ni dios.

En las Mareas nadie hace propósito de enmienda y hay quien se atreve a decir, como Pancho Casal, que la lucha continuará bajo su liderazgo. Mientras, en las otras corrientes, beiristas, ferreiristas, villaristas, etc., aún no se han dado cuenta de que aquellos rostros de los upegallos salidos de una película de miedo han dado paso en el BNG a uno amable, que transmite simpatía y desborda credibilidad.

El que parece no enterarse de nada es Gonzalo Caballero pensando en que los resultados son los mejores del PSOE desde los tiempos de mi amigo Panchulo.

Sin embargo, el rey del noroeste, el que sigue siendo o noso presidente porque parece que no era tan mal gestor como lo pintaba la oposición, el campeón de las elecciones, sigue trabajando como si tal cosa. Eso es lo que me contaron esta mañana sus allegados políticos:

—- Tú sabes bien que Feijóo es un currante…

Saber lo sé, o mejor lo sabía, que hace muchos años que no hablo con él, que uno cuando se jubila, debe dejar a los demás que trabajen a gusto.

Un último apunte sobre este tema. El periodismo de la villa y corte sigue obsesionado en hablar de nuestras elecciones por su repercusión nacional. Antes de que se celebraran, cuando Alberto Núñez Feijóo se desmarcó de la descabellada alianza electoral del PP con Ciudadanos, ya os dije:

—- El 12 de julio perderán Aznar y Casado por la derecha; y Beiras e Iglesias por la izquierda.

* El turismo ya invadió Galicia. Los sitios de siempre están petados y los minoristas del rural ya tienen casi todo el pescado vendido. Este será, a pesar del coronavirus, un buen verano para la hostelería. Aunque eso sí, habrá un montón de hosteleros que cuando llegue octubre y hagan balance te hablarán de ruina.

* Este lleno no tiene nada que ver con un buen número de hoteles en funcionamiento que están a la venta entre los 350.000 euros y los 10 millones, según como sea la infraestructura, su localización y clientela. Los más valorados es obvio que están en la costa, principalmente la de Sanxenxo.

—- ¿Y por qué se pusieron a la venta?

Porque, como dice mi amigo Antonio y su mujer Maru, “ahora que estamos jubilados o que trabajen los hijos o que venga otro, pague lo que lo vale, se lo quede todo y se entere de lo sacrificado que es este negocio”.

Lo malo es si no viene otro y se quedan con todo los manipuladores fondos de inversión…

* Seguirás viendo el lamentable espectáculo de cabinas telefónicas en desuso, pintarrajeadas por los libertarios guarros y sin que funcione el aparato. Telefónica dice que su mantenimiento le cuesta al año cuatro millones y medio de euros, pero no sé en donde se los gasta. El caso es que el Gobierno está empeñado en que el “servicio” continúe y a pesar de que obtuvo sentencias favorables, la compañía tiene que dejar en su sitio actual las cabinas y ponerlas en uso como un servicio esencial. Esto, en los tiempos en los que hasta mi nieto Guille tiene móvil.

Que el coronavirus sigue acechándonos es un hecho incontestable como lo es la preocupación del Ministerio de Sanidad,  que ha detectado como se expande mas allá de los brotes surgidos hasta ahora: un total de 120 con 2.139 casos en el día de hoy, en 15 provincias de las que Lleida, Zaragoza, Soria, Barcelona y Badajoz, experimentaron importantes incrementos de transmisión.

Según Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, la epidemia ha cambiado. En lo que se designa como “nueva normalidad” la Covid-19 afecta fundamentalmente a la gente joven, por eso es más leve. Se ha detectado el virus incluso en niños recién nacidos y la edad media de los infectados es de 46 años entre los varones y de 50 entre las mujeres.

Simón aludió a las imágenes que se han visto de algunas playas, de concentraciones juveniles y de celebraciones deportivas en las que nadie respeta las distancias ni llevan mascarilla…

—-  No estamos en la normalidad. Estamos en una normalidad diferente. Tenemos brotes por situaciones que son perfectamente evitables. Este año no toca las celebraciones, hay que entenderlo. Y los clubes deportivos deben de ayudar.

No solo Fernando Simón, todas las autoridades sanitarias insisten en la necesidad de que todo el mundo sea consciente del riesgo que estamos corriendo todos. El arma para combatir el virus somos todos, cumpliendo a rajatabla las tres premisas fundamentales de ponerse la mascarilla, mantener la distancia social y ser rigurosos con nuestra propia higiene.

En este momento y según informa el Ministerio, “hay algunos casos graves en los hospitales y si el virus se extiende entre la población más vulnerable volverá a hacer mucho daño, el impacto será muy grande.

Preguntado acerca del brote de Lleida Fernando Simón manifestó estar de acuerdo con el confinamiento ordenado por la Generalitat, pero si el juez no lo permite…

—- Deben adoptarse otras medidas, como la restricción de aforos y el cierre de locales, que aunque tengan un efecto más lento son efectivas.

Nadie entiende en España que la justicia impida una medida de contención epidemiológica que han recomendado los expertos.

En el último fin de semana se han notificado a nivel estatal diez fallecidos y en las últimas 24 horas aumentó el número de positivos en 164 nuevos casos, con lo que el número total asciende a 255.953 contagiados y 28.406 muertes. 2.139 de los actuales infectados son consecuencia de los 120 rebrotes que se han producido.

En Galicia hoy se registran 17 casos menos que ayer porque Lugo ha descendido de 200 a 183 ya que el brote de A Mariña bajó a 163 casos. El total en la comunidad es de 245 personas infectadas, que se reparten de esta forma por áreas sanitarias:

Lugo, 183 (-17).

A Coruña, 23 (-1).

Santiago,15 (-1).

Vigo, 12 (+1).

Pontevedra, 7 (+1).

Ourense, 4 (=)

Ferrol, 1 (=)

De todos los enfermos solo hay 1 en la UCI y 6 más hospitalizados en planta. En A Mariña, concretamente, la mayoría de los pacientes presentan síntomas leves y solo 2 están ingresados en el Hospital, ambos con evolución favorable. La Consellería de Sanidad da por controlado el brote.

Estarán encantados los playeros… porque estas noches y estos días, cuando quieran y a la hora que quieran, pueden disfrutar del baño en nuestros dos mares; que nos han cambiado el verano y estamos dos grados por encima de la temperatura de esa California a la que no deseo nos parezcamos ni en pintura.

Este calor me mata. A mí y a los colegas que ya pasamos de la edad para sufrir golpes de ola en nuestras partes, poco poderosas para ciertos lances.

Así que buscaré refugio en casa y le daré conversación a Rati, la gata madrileña que nos enamoró a todos. Se me sube a la mesa y a las barbas y sigue atentamente lo que escribo. A veces creo que es ella quien me dicta estas cosas que te cuento.

Porque las otras musas, las que inspiraban canciones de amor, fueron huyendo de mí a medida que el blanco cana cubrió mi cabeza. Tampoco deben de estar ellas para inspirar, que si unos sentimos flacidez en los miembros a otras se les va el apetito. Es como si se les atrofiase la mente y viviesen el tramo final sin poderes para la inspiración.

Hoy, con este calor que asfixia, me puse a pensar en los viejos placeres y aún me quedan fuerzas para seguir esos caminos por donde vaga mi alma y se arrastra mi cuerpo. Créeme, siempre encuentro nuevos motivos buscando la trazabilidad de mi vida.

Ahora, con los años, sé que todos mis gustos se bañan en agua.

Su canto, el del agua, ya era suave melodía que reverberaba en el momento de la inmersión germinal en el vientre de mi madre y mientras sucedía la tibia flotación escuchaba la música de la linfa materna.

Crecí luego junto al río y los ríos cantan mil corrientes para su danza, mientras van en busca del oasis perfecto. El agua suena como una sinfonía en el paisaje del Miño en su discurrir hacia el mar.

Cuando me hice mayor sació mi sed el canto armonioso de la fuente de la salud, el motivo esencial del espacio de resurrección que nos conmueve en las Burgas.

Y ya próximo a la senectud, cuando el agua renacida entona su melódico latido, la bebo. Porque es la única fuerza vital que preciso.

No olvides que somos agua… ¡Salud!

Ahora que hemos de ser sinceros te diré que, de mis veinte a mis cuarenta, mis amigos y yo queríamos poner una frontera en A Gudiña y otra en Pedrafita. Éramos independentistas. Como lo son los catalanes de Esquerra Republicana y como no lo son los seguidores de la derecha burguesa nacionalista, que se quedan en catalanistas. 

Seguramente en aquellos tiempos mis amigos y yo cometimos delitos ideológicos mucho más graves que los políticos presos condenados por el “procés” y que, tras casi tres años en prisión parece que ahora van a “gozar” de semilibertad porque aún tendrán que dormir en las poco confortables celdas de la prisión de Lledoners. Esto, si no lo impide el Supremo, que tendrá que aprobar la medida tomada por la Generalitat a petición de las autoridades penitenciarias catalanas.

En mi modesta opinión, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, Raúl Romeva, Dolors Bassa, Carme Forcadell, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart solo cometieron el pecado –y muy venial- de defender su ideología y jamás debieron de ingresar en prisión ni ser juzgados.

Porque eso de condenarles por sedición cuando en realidad no tenían mando en plaza, como los generales de Franco, es un criterio salido de madre por un exceso de españolismo. Que yo sepa, estos políticos no han dado ningún golpe de estado, como algunos bocazas quieren hacernos creer. 

Si se impusiera la sensatez en su momento esta gente no hubiera pisado la prisión y si las palabras sensatas se hubieran impuesto al desmadre, Cataluña nunca hubiera sido el gran problema de España, ese que solo frenó un virus.

Espero que ahora que hay vías abiertas para encontrar soluciones políticas, aquellos que tienen capacidad para aplicarlas, desoigan las voces fascistas que ya copan las redes sociales para provocar el general encabronamiento. Porque los perros han empezado a ladrar.    

* Otro asesinato más, fruto la de violencia de género, nos ha despertado esta mañana. Un rumano de 37 años ha sido detenido por la Policía Nacional en Torrejón de Ardoz como presunto autor del homicidio de su pareja, de 31 años. La llevó al hospital una vez cometido el crimen. Dijo a los médicos que “se había atragantado con una espina” pero presentaba una fractura de cráneo producto de la agresión que había sufrido. La mujer falleció momentos después de ingresar en el centro hospitalario.

* Dice Pilar Rahola hoy en “La Vanguardia” que en Galicia triunfó el nacionalismo refiriéndose no solo al incuestionable ascenso del BNG de Ana Pontón, sino también a que…

el propio Núñez Feijóo gana porque esconde minuciosamente al PP, mientras realza un galleguismo regionalista, despojado de la pátina ultraespañolista de sus colegas de la calle Génova”.

Tiene razón, pero el “galleguismo” del PPdeG no es nuevo. En sus filas militan numerosos y fieles seguidores del ilustre pensador Alfredo Brañas, cuyas tesis “regionalistas” le sirvieron de inspiración al mismísimo Fraga.

Por cierto, o noso presidente ya ejerce de gran líder. Hoy dejó este titular para lo leyeran Casado, Aznar y sus adláteres…

O conseguimos unir el centro derecha o no vamos a ser opción de gobierno”.      

* Ya sé que muchos andáis mosqueados con eso de que voten los nietos de los gallegos que viven en el extranjero. Os diré que al voto autonómico y estatal tiene derecho todo ciudadano que posea la nacionalidad española, viva donde viva. No me lo invento yo, es un bien constitucional que poseemos. Nadie debería renunciar a elegir a un gobierno del que dependen muchas de las cuestiones que nos afectan, incluso en el exterior. Sean abuelos, padres o nietos.

Dicho esto también os contaré que los políticos se han empeñado en que no voten los gallegos del exterior. Inventaron el voto rogado y ahora resulta que falló en la logística Correos, a quien culpa la Oficina del Censo, que a su vez es señalada por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Ya tenemos aquí los resultados y resulta que de los 7.081 gallegos que habían “rogado” su voto solo llegaron 5.726, que son los que se contabilizarán de un censo que asciende a 463.136 personas, más que toda la provincia de Ourense o la de Lugo.

Algunos ejemplos de esta cacicada: llegaron 0 votos de Cuba, Nueva York y Venezuela y solo 22 de México… ¿Te lo puedes creer?

Aún así, ese 1’24% que votó será quien decida si ese escaño que anda bailando es para el PP, con lo que obtendría 42 diputados, o es para el PSOE, que se quedaría con los cinco actuales.

* Plastic Terminator, pseudónimo que esconde en Instagram a un gran amante de la naturaleza, publicó hoy esta foto de O Areoso, un islote de la ría de Arousa con importantes activos paisajísticos, arqueológicos y marisqueros. Hace ya tiempo que está prohibido varar barcos y motos de agua pero los egoístas de siempre ahí los tienes, en la paradisíaca playa prohibida, que terminará limpiando este ecologista.

El islote pertenece a O Grove y está a un tiro de piedra de A Toxa. Ni Medio Ambiente ni el ayuntamiento parecen sentirse preocupados por el asunto.

* En Mondoñedo están despidiendo hoy a su abuelo, Francisco Javier Martínez Fanego, que el pasado mes de abril cumplió 106 años. Falleció porque se cansó de vivir después de haber pasado muchos años trabajando en el absorbido Banco Pastor. Mi pesar a la familia y a él mi enhorabuena porque encontrará mejor vida que esta que se esconde aún detrás de una mascarilla.  

La buena noticia es que esta medianoche Sanidade reabre A Mariña, salvo Burela, y los turistas podrán acceder a las playas de Viveiro, Cervo, Xove, Foz, Barreiros y Ribadeo en donde ha quedado totalmente controlado el rebrote que nos tuvo en vilo a todos los gallegos, en los últimos diez días. El municipio de Burela permanece cerrado porque en él se concentran la mayoría de los casos de coronavirus de la provincia de Lugo.

Sin embargo, la Consellería de Sanidade ha confirmado en la mañana de hoy tres personas contagiadas en Betanzos. El SERGAS las mantiene aisladas en sus domicilios y se han iniciado los consiguientes rastreos. Según el Concello, estas personas tuvieron contacto con otras dos procedentes de Lleida donde se da una situación de confinamiento.

El dato general de positivos en Galicia es hoy de 238, siete menos que ayer pese a que suben las áreas de A Coruña y Vigo, pero baja la de Lugo. Estos son los números por áreas:

Lugo, 171 (-12). A Coruña, 26 (+3). Vigo, 14 (+2). Y se quedan igual que ayer las áreas sanitarias de Santiago con 15, Pontevedra 7, Ourense 4 y Ferrol 1.

Un paciente permanece en UCI y hay otros 6 enfermos hospitalizados. 231 pacientes con la Covid-19 se curan en sus domicilios.

No hay cambios en la situación de las residencias de mayores y para discapacitados en Galicia, con un único trabajador afectado y ningún usuario entre los contagiados.

Hace tanto calor esta mañana de jueves que no tengo otro remedio que caminar de banco en banco, como hace la venerable Adelaida. Ambos buscamos hoy el viento del norte a ver si pone remedio al sofoco. 

En realidad lo que me gustaría esta vez es volver a pisar el norte más al norte, allá donde el clima aún respeta las creencias y el Sol se esconde de la Luna antes de que llegue la noche, no fuera ser verdad aquello que dicen por Teixido…

—- La Luna luce más en este cielo porque en ella duermen hermosas meigas que practican el arte de la magia.

A Teixido llegan peregrinos muertos y vivos en los meses de verano. Las tradiciones ancestrales arraigaron en torno a la capilla del apóstol Andrés, cuya barca naufragó en el mar de la oscuridad.

Mientras Andrés, por lo visto, hace sus milagros en la singular capela, las gentes que allí habitan hacen los suyos: vender una hierba que enamora y unos amuletos para sobrevivir en esta tierra inhóspita, donde ejercieron poder druidas celtas, magos que estudiaron con Merlín y dulces hadas que hicieron de A Capelada su reino; un bosque sagrado que es el mirador más alto de la costa de agujas, por donde aún vagan los caballos en libertad.

Me fascina saber también que mar y tierra poseen hermosas leyendas de amoríos. Algunas reflejadas de manera oficial, como la del Caballero Lancelot, amante de Ginebra, la esposa del rey Arturo.

—- ¿Y qué tienen que ver esos personajes con Cedeira?

Nada que fuere político o militar; pero al traspasar el umbral de la puerta del consistorio hallarás una inscripción que recoge un viejo texto, extraído de un manuscrito que aún se puede leer en la Biblioteca Nacional del Reino de España:

Los de Lago son hidalgos muy principales en el reino de Galicia, donde tienen su casa y solar hacia Cedeira. El linaje desciende de un extranjero que vino allá a parar, y se dice que fue el Conde de Lanzarote, cuando vino de Bretania y pobló en el puerto de Cedeira”.

Se refiere a Lancelot, caballero de la Tabla Redonda, que disputó con valentía los amores de la princesa Ginebra al mismísimo Rey Arturo. Según la leyenda, llegó de Inglaterra a bordo de un navío y aquí emprendió nuevas y heroicas aventuras, al mismo tiempo que vivía apasionados amores que dieron lugar a una larga descendencia. Según cuentan, este es el origen medieval del apellido Lago, que abunda en toda Galicia.

Todo esto estoy recordando hoy a 28 grados que han de subir a 34 según las previsiones…

Tendría que haberme ido estos días en busca del mar del norte.

Ayer mismo, sin ir más lejos, en las calles de las principales ciudades de Galicia se hizo notar una preocupación derivada del coronavirus; si no se encuentra solución será más grave aún que la pandemia.

—- La salud es lo que importa.

—- Sí, pero pasar hambre porque no tienes trabajo y se te acabaron las ayudas, también puede hacer que enfermes gravemente.

Según los expertos, como por ejemplo el secretario general del sindicato CIG, Paulo Carril…

—-  Que se siga manteniendo la reforma laboral, teniendo en cuenta la evolución de la crisis social y económica derivada de la pandemia que vivimos de norte a sur es la antesala perfecta para que estos ERTE den paso a despidos masivos.

La prórroga de los ERTE, por la incertidumbre que suponen, se considera “una tortura para la clase trabajadora”. De ahí que el sindicato nacionalista haya convocado manifestaciones en las siete ciudades de Galicia porque estima que sin la derogación de la Reforma Laboral de 2012 estas ayudas resultan perversas, porque la patronal sigue teniendo en sus manos instrumentos legales para esclavizar el empleo y aplicar el despido cuando le interese.

Paulo Carril manifestó en la protesta de Vigo…

—- Lamentamos que UGT y CCOO contribuyan a construir esta realidad en un momento económico y social tan duro, en el que las políticas neoliberales, la obsesiva recentralización y el abuso de la patronal campa a sus anchas, mientras la reforma laboral del PP sigue vigente y sin perspectivas de ser abolida.

Lo cierto es que tiene razón. Con los ERTE se echa mano de los fondos de la Seguridad Social, Fogasa y el INEM para contentar a los empresarios. El Gobierno progresista parchea la rueda laboral a costa de los trabajadores, los paganos de todas las crisis económicas.

La verdad es que uno lleva tiempo pidiéndoles a Pedro y Pablo que lleven a cabo cuanto antes la Reforma Laboral que todo el mundo del trabajo está pidiendo a gritos para poner fin a los abusos, esos que se firman como contratos precarios. De momento, hacen oídos sordos… y ya les vapulearon en las elecciones gallegas.   

EL DEMÉRITO SE REFUGIA EN SANXENXO

SU HIJO PIENSA EN RETIRARLE EL TÍTULO Y ECHARLO DE LA ZARZUELA

Tanta excursión de los reyes por los pueblos de España para lavar la imagen de la Corona, que atraviesa sus peores momentos, debió de hacerle comprender a Felipe VI que, por culpa de las golferías y los delitos de su padre, estaba a punto de caer en la indiferencia, que es lo peor que le puede pasar a un monarca que sobrevive gracias a su nobleza y también a las “marías” que lo adoraron como príncipe. En casi todos los viajes, Letizia y Felipe no obtuvieron el quórum previsto y no por las normas de la pandemia, sino porque hubo mucha gente que pasó de sus actos y “las marías tenían mucho calor”.

Yo le decía que era necesaria su aparición en TV manifestando su postura ante los hechos demostrados que convierten en delincuente a su progenitor. Felipe va ahora más allá y se propone despojar del título de rey a su padre y echarlo del Palacio de la Zarzuela.

Lo hace de acuerdo con el Gobierno, porque este tendría que anular el decreto de 13 de junio del 2014, que en su disposición transitoria cuarta establece que «don Juan Carlos de Borbón, padre del rey don Felipe VI, continuará vitaliciamente en el uso con carácter honorífico del título de rey, con tratamiento de majestad». En contra de lo que se escribe y se dice, no es un rey emérito, recurso utilizado para diferenciar su rango del de su hijo, sino un rey sin matices. Eso de momento.

Mientras desalojo y despojo se llevan a cabo, el Demérito sigue pasándolo pipa. Le han acogido en Sanxenxo sus amigos de siempre y ahí lo tienes, disfrutando de la ría y de las buenas enchentas que le procuran, que por lo visto no ha perdido ni la vergüenza ni los modos del gran papador que es.

Hay una encuesta “secreta” del CIS sobre la Corona española que debe darle muchos quebraderos de cabeza a Felipe VI y familia: mientras en el año 78 la Monarquía parlamentaria era un sistema político que aceptaba el 87% de los españoles, esta encuesta última da como resultado que el 79% de la población cree que España debería de ser una República.

¿Y tú qué opinas?

* Ahora me entero que, ya en el mes de mayo, Correos advirtió al ministerio de Asuntos Exteriores que no podría repartir todas las papeletas para que pudiesen votar los gallegos residentes en el extranjero, porque no le daba tiempo de cumplir todos los trámites en algunos países latinoamericanos. Es decir, que por no tener los que rogaron el voto no tenían ni papeletas en los consulados. Manda carallo.

* Otro político que se desdice es Antón Gómez Reino, líder de Galicia en Común. Prometió en campaña quedarse en Galicia “pasara lo que pasase” pero acaba de certificar su vuelta al Congreso como diputado, en un pleno telemático en el que votó para aprobar algunas medidas económicas para paliar la crisis de la Covid-19. Por lo menos, a ver si se nota su estancia en Madrid.

* Los espiados Torrent , Torra y Maragall van a llevar al jefe de los espías a los tribunales por haberles “vaciado” sus móviles. Féliz Sáinz Roldán era el director del CNI cuando ocurrieron  ataques cibernéticos contra su intimidad. Se supo ahora pero el espionaje se llevó a cabo entre abril y mayo del año pasado.

Si tuvieran un móvil como el mío –de los del año de la polka- no hubieran sido espiados, cosa que por otra parte no debería estar consentido por el Gobierno, hacia quien se dirigen todas las miradas…

Hoy es el primer día que no he visto a una sola persona sin mascarilla. Tengo que felicitar a mis vecinos porque de ellos dependo, de sus buenos usos y de seguir las normas. Lo digo porque hace unos días andaba con desgana a la hora de salir y era por ver como la gente se tomaba a la ligera la información que nos llegaba de A Mariña. Así que démonos las gracias los unos a los otros y sigamos así. Porque nos irá mejor.

En Galicia a los rastreadores les preocupa ahora Betanzos, donde el rebrote detectado el lunes nos deja hasta hoy nueve positivos; tres de ellos detectados en las últimas 24 horas. Al parecer, varios de estos contagios se originaron en un partido de fútbol sala. Sanidade instaló una carpa frente al Centro de Salud en la que realizó ayer 75 pruebas PCR. El ayuntamiento suspendió la feria de hoy.

En toda Galicia han bajado a 227 los casos activos pese a que subieron uno en A Coruña, que pasa de 26 a 27, y 2 en Vigo, que de 14 pasa a 16. Lugo es el área sanitaria que mas bajó, de 171 a 160. Santiago tiene hoy 3 casos menos que ayer y queda en 12. Las demás áreas sanitarias están como estaban: Pontevedra 7, Ourense 4,  y Ferrol 1.

En A Mariña únicamente hay restricciones en Burela y tan solo hay tres personas hospitalizadas aunque una sigue en la UCI.

Parece que vamos a mejor, pero no os fiéis, que el virus sigue suelto en nuestro entorno.    

El pesimismo deportivo invade los bares de la City, las plazas y hasta el Parque central, en donde el Ameneiral baja con más agua por aquello de que llueven lágrimas de pena por los clubs de nuestros amores, con un pié, los tres que pasan por ser profesionales, en el temido descenso a su inmediata categoría inferior.

Yo soy más de verbena que de este fúbol devaluado de la nueva normalidad por eso anoche me quedé con Paco Lodeiro y sus aliados de la mejor Liga, la de los Cantantes Extraordinarios. Pero también soy celtista, deportivista y luguista. Es decir, de los equipos que en Galicia nos hicieron felices, cada uno a su modo y con sus maneras, aunque, como diría Michael Robinson, no fueron nunca capaces de asentar un proyecto deportivo serio, de ahí la expresión de un técnico tan peculiar como David Vidal:

—- En Galicia solo tenemos equipos ascensores, se pasan la vida subiendo y bajando.

Esta situación que amenaza con el descenso de categoría a los tres clubes gallegos más populares, no se dio nunca en la ruleta de la fortuna futbolística, de ahí que la buena gente que se confiesa “xiareira” –que es ser algo más que un simple aficionado- sufriese ayer, sufrirá hoy y seguirá sufriendo el domingo, hasta el último minuto.

A ver si el Cristo de la Victoria, el espíritu de María Pita y el San Froilán echan una mano a nuestros equipos y al menos seguimos como estábamos. A ver… A ver… A ver…

29 grados y subiendo. Son las 09’00 horas. En el parque central, sentado en un banco y mirando fijamente los brillos del agua del río, siento envidia del caniche que se está bañando procurando el frescor de la mañana. Su dueña Lola y yo somos los únicos humanos que estamos en el espacio, ella a ver si se cansa su perrito y yo a ver si me animo con la última milla.

Estaba pensando en que, este fin de semana, hemos de ir a por la fresca sea a donde sea. Quizá podríamos estrenar el nuevo parador de Muxía, villa a la que bauticé como “la novia del viento” en aquel DGPM, cuando lucía espléndida su costa de vida.

Me encanta la luz que en su mar refleja el perfil de cada aventura marinera. No hay que alcanzar la ociosa nube para disfrutarla. Basta con sentarse en el desierto pétreo  de A Barca, cuando el mar se aquieta y te sorprende el paisaje de leyenda. Es el instante eterno que me asombra cuando el viento muxián solo es una brisa fresca, cuando retornan los barcos al puerto de cada tarde.

El mar atardecido es el espejo del alma. La hora de la primera luna de la noche, rodeada de estrellas que comienzan a encenderse. El momento en que buscamos los perfiles luminosos de Touriñán o Vilano. Faros románticos que alumbran sueños y aviso a navegantes, que este mar, a veces,  rompe hasta sus riberas.

La hora final en el paseo de la villa llega cuando luciérnagas de colores flotan en la ría, flameando como secreta grímpola en el mástil de la vida marinera. Está claro que la fresca, esta vez, buscó refugio en la costa de Muxía.

—- ¿Entonces?

—- Allá vamos.

Me gustaría obviar los esfuerzos de la Corona como institución -ayudada por el gobierno del PSOE y por el principal partido de la oposición- para recuperar la credibilidad perdida por culpa de un rey amamantado con la mala leche del franquismo,  que ejerció, no para servir a España, sino para enriquecerse y  saciar todos sus apetitos.

Este sigue siendo el tema candente no solo en España sino en la mayoría de publicaciones de todo el mundo. Es más, me atrevería a decir que a los españoles se nos están juzgando por el ejemplo que ha dado Juan Carlos de Borbón y si no daos una vuelta por las redes, buscad los memes y veréis como alguno no os hace ni pizca de gracia.

Es duro. Para Felipe VI es duro. Aunque haya heredado los genes republicanos de mis progenitores, de sus primos y demás familia, reconozco el sufrimiento de este aún joven monarca que, sin comerlo ni beberlo –en eso estamos todos de acuerdo- se enfrenta al descrédito de su reinado. Porque es consustancial con el del rey golfo.

Si Felipe quiere que todos, incluso los republicanos, volvamos a creer en él al menos como persona, tendrá que llegar a tomar tres decisiones: dar la cara repudiando a su padre como lo repudian los ciudadanos del Estado del que es jefe. Echarlo del Palacio de la Zarzuela que es del Patrimonio Nacional y sede de la Corona. Y desposeerle de todos los títulos y condecoraciones que en la actualidad tiene.

Juan Carlos de Borbón está utilizando el teléfono para pedir no sé qué favores a muchos de los dirigentes políticos y miembros de otras monarquías con los que ha tenido tratos cuando era rey. Todos, salvo alguna rara excepción, le están dando la espalda. Nadie quiere saber nada del hombre que traicionó la confianza de los que, a la vieja usanza de las monarquías más rancias, llamaba súbditos.

Felipe VI, por lo tanto, tendrá que hacer de tripas corazón y representar a la Corona, no a la familia; eso si es que quiere que algunos sigamos siendo al menos indiferentes a la monarquía parlamentaria, porque a lo mejor por su cabeza pasa el escribir el punto y final de la historia de los reyes, en una España diferente, muy diferente a la que él conoció en el Palacio del Pardo.

Una cosa más: esa guerra que se trae Casado con Sánchez sobre la mejor manera de defender a la Corona, dicho sea con sumo respeto, a mí me importa un bledo. O la institución monárquica se defiende a si misma o, lo escribiré claramente, más de media España pedirá un referéndum para poner fin al sistema.

Téngase en cuenta que estos dos líderes españoles han suspendido los últimos exámenes y no están para dar lecciones de sentido común.       

*  Han salido las calificaciones de la Selectividad. Creo que tenemos un ejército de chicos listos preparándose para tomar el relevo de las responsabilidades sociales y económicas en el futuro… siempre y cuando no emigren. El noventa por ciento de los que se han presentado a las pruebas de acceso a la universidad aprobaron. ¡Enhorabuena!

*  Se ha montado tal caos con el voto exterior en las elecciones autonómicas que el Gobierno de la Xunta ha pedido a la Junta Electoral Central que aumente el plazo de recepción del voto exterior y acepte los escasos votos –en relación con el censo de residentes ausentes- que han llegado tarde. Que menos, no. Los que votaron lo tienen la culpa del malfuncionamiento del voto rogado y su sistema de envío… en la era de las nuevas tecnologías.

*  Hablando de la Xunta. Se me hace raro que el nuevo Gobierno tome posesión en agosto, en la última semana. Es cuando sus excelencias estaban de vacaciones. Por lo visto Alberto Núñez Feijóo, o rei do noroeste después de su gran victoria en las urnas, hará la llamada de confirmación o de cese –no se prevé- a los actuales conselleiros, el día 29. O noso presidente –que lo seguirá siendo hasta que él quiera- hará lo que técnicamente se designa como “retoques en la estructura”.

¡Para qué va a cambiar lo que funciona!

*  Ayer decía el secretario general del sindicato nacionalista CIG que los ERTES iban a beneficiar a la patronal y perjudicar a los trabajadores, en la crisis que se avecina. Pues ya hay datos y le dan la razón: alrededor de 300 mil trabajadores ya ha salido del ERTE, pero no han recuperado su puesto de trabajo. A 190 mil o los despidieron o los jubilaron y unos 110 mil se vieron forzados a cambiar de empleo. Eso sí, la gran mayoría de los casi 2 millones cuyas empresas dejaron su ERTE tras la desescalada, volvieron a sus puestos de trabajo.

* Esta foto me gusta. Es la salida de prisión de los políticos presos catalanes. Recoge el momento en el que inician su semilibertad, que espero no le quiten los magistrados del Supremo. Por lo de pronto pasarán el fin de semana en sus domicilios, de lo que me alegro infinitamente porque ya conoces mi teoría de que a nadie se le debe condenar por sus ideas. 

Fernando Simón estaba ayer muy emocionado en el homenaje a las víctimas del coronavirus. TVE le puso un micro y nos dio dos informaciones y dos opiniones:

—- Los brotes por coronavirus que se están registrando en los últimos días están siendo «controlados».

Sin embargo matizó su preocupación por “la situación que han provocado los focos de Aragón y Cataluña” y alertó sobre la detección de “cierta transmisión comunitaria”.

El experto epidemiólogo que está al frente del Centro de Coordinación de Alergias no se cortó a la hora de hablar de los peligros que entrañan para el contagio los locales de ocio nocturno y dejó claro que “aún queda mucho trabajo por hacer por parte de todos”.

La cifra de nuevos contagios se disparó ayer en España y llegó a 580, la más alta de los últimos dos meses. Es un dato que bien habla del repunte de nuevos positivos.

Es que nunca sabes en donde la tienes. Hoy se supo que un médico de familia del Centro de Salud de Sanxenxo dio positivo y no solo obliga a rastrear a todos sus contactos si no también a desinfectar todo el ambulatorio.

El SERGAS ha puesto en marcha un procedimiento para prevenir los contagios entre familiares y amigos, lo que le ha permitido descubrir cuatro positivos de carácter leve en miembros de una misma familia de Vilalba, que se mantienen en el domicilio en el que conviven todos.

En cuanto a los números de la pandemia en Galicia solo se mueven hoy Vigo, que suma un positivo y pasa de 16 a 17. Pontevedra, que aumenta otro y de 7 pasa a tener 8. Y Santiago que baja cinco casos, de 12 a 7. En total en Galicia hay 224 personas infectadas, es decir, se mantienen los mismos que en el anterior informe del SERGAS. Hay seis pacientes hospitalizados y uno sigue en la UCI.

Hasta ahora se han curado de la Covid-19,  11.034 personas. El número de fallecidos fue de 619, pero desde el 12 de junio no hay víctimas mortales.

Aquí nos quedamos esta vez. Si puedes, no te pierdas el atardecer atlántico que nos va a devolver ese fresquito que tanto hemos necesitado esta semana y que por lo visto vamos a precisar la que viene. A ver si Celta, Depor y Lugo se quedan en sus respectivas divisiones. Si no crecerán las mareas y el Miño.      

(6) Comentarios

  1. Como todas las semanas una crónica muy completa de lo que mas interesa. A ver si es verdad que el hijo echa al padre de casa y la gente de Sanxenxo deja de darle asilo, que busque otra Corina en el extranjero.

  2. A mi tampoco me gusta que el Borbonazo se pasee por Sanxenxo como si no pasara nada. Le pido a sus amigos que lo echen de Galicia, si no le aplico el refrán dime con quien andas y te diré quien eres.

    • Si D. Ángel, tiene usted toda la razón, pero…que el padre pase antes por los Tribunales de Justicia por la cantidad de dinero enorme, que presuntamente le fue regalada y que pague los impuestos a la Hacienda Española, como hacemos la mayoría de nosotros.
      Un saludo de Carlos Vello, Ourense, Republicano de nacimiento

  3. Dios nos libre del mosquito tigre que es el transmisor de las enfermedades mas duras de África. Espero que no encuentre el clima apropiado aunque estos días, con tanto calor, no creo que nos distingamos mucho de Ruanda. Excelente crónica de la semana, sin pelos en la lengua…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *