SUCEDIÓ ESTA SEMANA – Edición Fin de Semana 478

FIN DE SEMANA EN LA COSTA DO SON

En treinta minutos, desde la City, puedo elegir playa o monte… y enfrentarme a la misma costa; le puedes decir la de las meigas por sus muchos misterios y también la del Son por su principal puerto y villa. Este domingo me propuse recorrerla con el Dr. Frame al volante y haciendo las paradas turísticas que hay que hacer, tras tomar el puente atirantado más largo de Galicia para comenzar el recorrido en la playa y puerto de O Testal.

Bordeando este litoral para llegar al Faro de Punta Insua, el mar concentra su belleza en los vibrantes espacios humanizados. Villas que crecen desde las azules aguas y recogen su bien y su beldad. Puertos llenos vida donde cantan marinos de alma errante. Porto do Son… Portosín. Lugares para el descanso, rincones fulgurantes de violentos contraluces. Villas nacidas en la prehistoria y marineras como la brisa de este mar fecundo, cuyo diario lo escribe el sol logrando que todo brille con profunda intensidad y misterioso florecer sobre el agua atlántica.

Cada vez que hago este trayecto me acuerdo de Miguel Cancio, el sociólogo, pionero de las “piroliñas y los culitos al aire” en la playa que está junto al Castro. Allá por los setenta formó un grupo para reivindicar el nudismo, entonces prohibido.

Habían elegido la playa que empieza en la Punta Celta y es toda una hasta el Castro de Baroña, testimonio de la presencia del primitivo galaico que tuvo aquí, durante mas de mil años, vivienda, poblado y sistema de vida.

Detrás del Castro están los lagos donde enraízan flores y juncos. El de Xuño, redondo y cubierto de nenúfares; y el de Muro, más grande y con su canal escondiéndose entre las dunas.

Casi encima de ellos el monte Iroite enfrenta al Monte Louro, cuya silueta brilla palpitante sobre esta ría en calma, de ensoñadora placidez.

Castro Baroña es el segundo yacimiento arqueológico más visitado de Galicia, después del de Santa Tegra y uno de los escasos ejemplos de castros marítimos que se conservan en Galicia. Este yacimiento arqueológico colosal  se descubrió en 1933, pero no fue hasta 1980 que se hicieron los primeros trabajos de consolidación.

A partir del castro, la costa del Son es una sucesión casi continua de playas y campos de dunas, a veces solo interrumpida por una estrecha punta acantilada. Las viviendas están siempre alejadas del mar.

Situadas frente al océano abierto, las playas de este tramo litoral se caracterizan por su bravo oleaje y temperaturas muy frías. Son las favoritas de los surfistas, sobre todo la playa de Rio Sieira. Si sigues el curso del río te encontrarás con el puente medieval de Caamaño y una cascada que forma una piscina natural, segura y protegida del viento.

De vuelta, esta vez, nos detuvimos en la taberna más típica de Porto do Son, donde se reúne esa gente, curtida por el ir y venir de las olas en las horas frías, a la que se le ha metido la mar en el alma sin permiso.

Hay que escuchar sus historias aunque esta vez discutan sobre si el Deportivo merece o no descender. Ellos, los mariñeiros, son la marea humana de este Atlántico del Son, los que izan la vela de los sueños para que navegue el barco de la vida, cuando en el mar atardece y se enciende la hora de la primera luna.

Gente que vive el día al revés: que se va con el viento de la tarde y vuelve al amanecer, cuando las luces del puerto son luces de agua que flamean como secreta grímpola en el mástil mas marinero.

Mariñeiros de piel de salitre. Protagonistas de la aventura de algún naufragio…y héroes de la mas hermosa historia, que solo ellos saben contar en esta vieja escuela, “a carón do viño”, donde se aprende el misterioso lenguaje de las mareas.

PARA SONIA

Ayer estuvo de cumpleaños mi sobrina, Sonia Mato Rodríguez, la pequeñita que fue de la casa en su momento y que como tal, también resultó ser la que más sufrió la prematura partida de su madre, mi querida hermana Betty. Creo que sus hermanos y sus primos le estuvieron contando historias vividas por ellos que Sonia no alcanzó nunca a vivir… porque nació demasiado tarde para ello.

Hoy, paseando otra vez las ribeiras del Ameneiral, me acordé de mi hermana porque el regato baja entre sollozos, casi seco. El agua que lleva es casi el mismo caudal de lágrimas que vertí cuando se fue a su Cielo para siempre. Aún la lloro de cuando en vez, cuando afloran sus recuerdos en mi mente, que por algo fue la mejor hermana del mundo.

Y la mejor, madre, Sonia. Lo único que le importaba de tener que abandonar este planeta era dejar a sus hijos huérfanos. La muerte le daba igual, tras el terrible sufrimiento que le provocó la cruel enfermedad.

Os contaré una vivencia.

Mi hermana Betty se estrenó como maestra en una escuela de A Teixeira, precioso lugar del Ourense interior, revitalizado en la actualidad por ser parte de la Ribeira Sacra. Pero hace sesenta y cuatro años aquel pueblo estaba en el fin del mundo, mal comunicado, rodeado de montes y hasta la puerta de la casa donde vivía la jovencísima maestra llegaban los lobos.

Tanto miedo pasaba que mi madre y la suya me mandó a mis nueve años a compartir con ella escuela y casa… y allí vivimos los dos aquel curso de 1952. Ella me enseñaba la importancia de la cultura y creo que yo le curé aquellos temores contándole que los lobos eran mis animales favoritos, mis amigos; como el Jasper, el perro de mi tío Aníbal, que había cambiado la manada por Cudeiro.

De todas formas mi hermana Betty tomó la sabia decisión de no volver a ejercer su magisterio en tan apartado lugar. Tanto, que estaba a cuatro horas y media de Ourense por la “vía romana” de Trives.

Por eso al año siguiente ganó unas oposiciones para ejercer de maestra de las futuras maestras en la Escuela Normal de Ourense.

No sabéis bien, sobrinos, lo que la he extrañado desde que se fue…

Aquellos “poli-milis” de los 60 me caían bien. Solo pedían libertad para su pueblo hostigados como estaban por un dictador que en cuanto escuchaba la palabra nacionalismo se contagiaba de furia y le entraban ganas de seguir matando. Aquellos etarras eran como estos políticos presos catalanes a los que se les está maltratando judicialmente. A los “poli-milis” los defendí y los defenderé siempre porque nunca fueron asesinos ni criminales cobardes que presumían de cometer atentados cuando lo que hacían era matar por la espalda con su famoso tiro en la nuca o, peor aún, colocando terribles coches-bomba en plena calle, por donde pasaban abuelas, madres y niños que nada tenían que ver con la dictadura.

Te cuento esto por si me sale a estas alturas un cretino diciendo que yo era medio etarra porque algunos que habían sido amigos míos habían abrazado la religión del asesinato a sangre fría, sin saber muy bien a que dios adoraban.

Porque los dioses de entonces se escondían bajo el anonimato mientras verdaderos niños eran convertidos en vulgares matarifes con una comedura de tarro que les hacían al calor del chacolí.

LA INJUSTICIA VERDADERA

Estoy convencido –aunque no lo pueda demostrar-  de que Arnaldo Otegui fue el jefe de la banda sin pertenecer a ella. Me explico, el que recibió la herencia de Herri Batasuna en el testamento político de Jon Idígoras, y sirvió de enlace entre la coalición y lo que todo el mundo identificaba como su brazo armado, ETA militar, una organización que escribió mil páginas de muerte.

Por eso comprendo el mazazo que supuso para las víctimas de los terroristas vascos, primero la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos considerando que la jueza que lo mandó a la cárcel seis años y medio por el caso Bateragune había sido parcial y segundo que, ahora, el Tribunal Supremo anulase la sentencia del tribunal español que lo condenó.

Ahora, Otegui y los otros condenados en aquel juicio, -Rafa Díez, Miren Zabaleta, Sonia Jacinto y Arkaitz Rodríguez- van a reclamar al estado una indemnización.

El abogado de los cinco, Iñigo Iruin, explicó el sábado en San Sebastián que presentarán dicha reclamación por «error judicial».

Por lo visto, la Ley Orgánica del Poder Judicial establece que en el caso del «error judicial» no es necesario otra sentencia que reconozca ese error porque el fallo de del Supremo ya lo hace de forma «tácita», por lo que reclamarán la «responsabilidad patrimonial del Estado» y la indemnización correspondiente, para lo que tienen un plazo de un año.

Con todo lo que se conoce de este personaje no me parecen justas ni la decisión del tribunal europeo ni la del Supremo.

MURIÓ EUSEBIO LEAL

Me entero por www.riasbaixastribuna.com, el diario digital de mi amigo Eugenio Eiroa, de la muerte de Eusebio Leal, historiador oficial de La Habana y uno de los personajes que mas me impresionaron a lo largo de mi vida.  Era castrista, pero no comunista y así me lo hizo ver en un almuerzo al que asistimos ambos en casa de mi amigo Manelo:

—- ¿Y usted está de acuerdo con este régimen?

—- Yo soy fidelista, eso sí.

La respuesta me dejaba clara su fidelidad al Comandante. Tal vez por ella fue la figura civil más destacada de la Revolución y a él se debe, entre muchos documentos para mejor comprender la historia moderna de Cuba, la reconstrucción del centro histórico de La Habana, en los años ochenta, cuando la isla atravesaba su peor momento económico.

Leal se murió por culpa de un cáncer que padecía desde hace años. Con él se me va el mito intelectual más grande que conocí en la capital cubana. 

* No entiendo que, con la que está cayendo, no haya otro tema de conversación en Galicia que el Caso Fuenlabrada al que ahora habrá que llamar también Caso Deportivo. Se demoniza al Club madrileño al que todos los deportivistas y algunos que no lo son, quieren quemar en la hoguera; y se ensalzan las virtudes del equipo coruñés que bajó a Segunda B, por méritos propios, contraídos antes y después del confinamiento. Lo que se calla todo el mundo es que aunque el Depor hubiera ganado su partido contra el Fuenla no le llegaba esa victoria para permanecer en Segunda División, como tampoco le llegará la que consiga si se vuelve a jugar el partido.

Dicho esto y para que quede muy claro, a mi hubiera gustado como gallego que el equipo coruñés permaneciera en la categoría y deseo fervientemente que vuelva pronto a Primera.

Pero eso no me impide preguntaros a todos a santo de qué hay que aumentar el número de equipos a 24 para que el Depor y el Numancia permanezcan en la categoría de plata que han perdido en el terreno de juego. No entiendo esos argumentos que se dan a favor del Deportivo en la temporada que mas hizo el ridículo.

Lo siento, pero a mí me gusta la limpieza en el deporte y en este caso creo que se sigue utilizando la desgracia de unos para favorecer a otros; mi argumento contundente y final es que no hay persona en el mundo que se contagie de coronavirus a propósito.

*  El viernes que viene, día 7, se constituirá el nuevo Parlamento de Galicia salido de las urnas en las pasadas elecciones. De los 75 que ocuparán escaño en el Pazo do Hórreo 38 son hombres y 37 mujeres, con lo que igualdad de género está garantizada. En realidad, 35 diputados se estrenan como tales. Como ya se sabe, el PPdeG tiene mayoría absoluta en la cámara con sus 42 parlamentarios electos. La oposición está compuesta por el BNG con 19 y el PSdeG con 14.

Se prevé que el debate de investidura de Alberto Núñez Feijóo como presidente tendrá lugar a finales de este mes o primeros de septiembre. Para entonces seguro que ya se saben los cambios que se producirán en el Gobierno de la Xunta de Galicia. No puedo menos que desearle suerte a todos porque la van a necesitar…

* Los chinos nos van a dejar sin tetilla, ya veréis. Shangai Roria, uno de los mayoristas distribuidores más importante de China, está muy interesado en el queso de Galicia y nuestro Clúster Alimentario ha organizado para mañana martes un encuentro telemático entre los representantes de la empresa asiática y fabricantes de productos lácteos, panadería, pescados y mariscos y platos vegetales.

Como prueben nuestro queso… ya no tendremos para nosotros.

* El mar sigue llevándose a gente sencilla que solo va a bañarse a la playa, como hizo A.J.S.S., un hombre de 48 años que estaba disfrutando del mar de Ferrol, en Ponzos, cuando se lo tragó el océano, muy a pesar de los esfuerzos de un joven que trató de rescatarlo. La misma corriente que lo arrastró devolvió su cadáver a la misma playa, poco tiempo después.

Por favor, tened mucho cuidado porque el mar pide respeto.  

Deberían pensar las autoridades sanitarias en un cambio de fase. Sí, dar un paso hacia adelante y bautizar este verano como “la vieja anormalidad”, que seguimos como estábamos antes de que llegara a nuestros predios el coronavirus… solo que con más de tres centenares de enfermos en esta Galicia veraniega, a donde han llegado cuatro locos para alterar la paz de los sanos.

Si os asusta que un dillei de esos se ponga a escupir alcohol a los danzantes que lo rodean, imaginaos que estáis sentados, tranquilamente, en un concierto de los que se llevan ahora, guardando distancias y con mascarillas, y entran cuatro tipejos con claro acento pijo y os tosen en la cara al tiempo que gritan…

—- ¡Viva el coronavirus!

—- ¡Vais a morir!

—- ¡Os estamos infectando!

Lo del dillei fue en Marbella pero esto otro pasó en O Grove.

Y no veas lo que pasó en Cangas, en el concierto que iban a dar The Soul Jacket. Una multitud llenó el chiringuito de Massó donde se iba a celebrar el evento, sin distancias ni mascarillas, todos pegados, enfervorizados y locos de atar. Tuvo que intervenir la Policía disolviendo a la masa y suspendiendo el concierto.

También en Cangas, en la calle Longán, un tipo al que minutos antes habían multado por no llevar mascarilla arremetió con un hacha contra dos guardias civiles que por fortuna pudieron reducirle sin que causara daño…

En fin, la locura colectiva parece haberse instalado en el país con el segundo turno de vacaciones, que digan lo que digan los hosteleros Galicia está llena de gente.

No me extraña, para nada, que ahora el grupo de edad entre 15 y 29 años sea el mas infectado con mucha diferencia en relación a los demás. 1 de cada 3 infectados en España actualmente pertenece a este grupo.

En Galicia hay datos preocupantes. Hemos crecido hasta los 359 casos activos, 38 de ellos en las últimas 24 horas, en las que todas las áreas sanitarias a excepción de Santiago aumentaron los contagios. Esta es la situación por distritos:

A Coruña, 143 (+25).

Lugo, 71 (+1).

Vigo, 64 (+1).

Pontevedra, 28 (+3).

Ourense, 26 (+8).

Santiago, 24 (=).

Ferrol, 3 (+1).

Esta mañana se registraba un enfermo en la UCI y 15 en los diferentes hospitales. 343 personas reciben atención médica en sus propios domicilios.

Hasta ahora se han curado de la infección por Covid 11.307 personas y han fallecido 619. Continúan las pruebas PCR entre la población y ya se efectuaron 254.374, 1.178 de ellas en la última jornada.

Así que, amigos míos, tened mucho cuidado ahí afuera y actuad con sentidiño. Como dice el presidente de la Sociedad de Emergencias de Galicia, Tato Vázquez Lima…

—- Este virus tiene dos características: es tremendamente social y además es un virus viajero.

Las causas de los brotes en Galicia según el asesor de la Xunta las hallaremos en las reuniones familiares, el ocio nocturno descontrolado y los casos importados. La mayoría de estos brotes surgen por gente que ha venido a Galicia infectada.

(4) Comentarios

  1. Sobre el Caso Fuenlabrada: el Deportivo se encontró, sin comerlo ni beberlo, con la suspensión del partido mas importante de la temporada y esa suspensión adulteraba la competición porque tenían ventaja sus rivales directos. Debieron de suspender toda la jornada de Segunda División.
    Como no lo hicieron el Deportivo está en su derecho de no querer jugar el partido a no ser que se repitan todos los de la Jornada última. Porque como se sabe, los demás jugaron con ventaja…
    Así que Aupa Deportivo y a por todas.

  2. Ya me contaréis como se puede estar de acuerdo con la Justicia si este sinvergüenza sale limpio de polvo y paja tras una larga vida ordenando asesinatos…

  3. Tenemos en nuestra España muchas personas enormemente irresponsables, etc., etc. Para contener a esta gente de todas sus atrocidades: Desmadres continuos en Discotecas, reuniones familiares, botellones, etc., etc. Por desgracia debemos controlarlos con medidas que, aunque tengan que ser muy, muy drásticas, impedirán que no provoquen muertes y contagios y que Covid nos inunde. Si esto no lo hacemos, ¡ya veréis, ya veréis lo que puede suceder..! Ojalá me equivoque.
    Carlos Vello, Ourense, Galicia, España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *