TARAMUNDI

cabecerita inicial

LA ASTURIAS TRADICIONAL

 

          Mis pasos siguen esta vez los caminos medievales que conducían desde la Galicia cantábrica hasta las tierras de la Bretoña. En este territorio, algunos historiadores gallegos  incluyeron  Taramundi en contra de lo que dice la historiografía asturiana. Pero su razón tienen los unos y los otros. Porque…

          Fue posada de viajeros desde muy antiguo y también albergue de peregrinos a Compostela,  que elegían una ruta menos peligrosa que la del Camino Primitivo.

Cabazos protegiendo el Camino Real.

          Los primeros en llegar fueron los celtas de la isla de la Britannia, que navegaron aguas cantábricas en veleros de aventura, construidos en cuero. Luego, caminaron los celtas cristianos de la  Bretaña por las reales sendas de la Asturias del siglo IV. Y cinco siglos más tarde serían rutas xacobeas en las que dejó marcadas sus huellas el santo Francisco, el de Asís.

           Así que bien podía pertenecer Taramundi a esta Galicia Única… o cuando menos a la antigua Bretoña, el país de Maeloc.

Lugares insólitos que te saldrán al paso.

           De cualquier modo, como gallegos y asturianos somos primos hermanos, creo que a la mayoría de mi gente le da exactamente igual su pertenencia política. Taramundi está integrado en nuestra cultura del agua que, esta vez, te sorprenderá no solo con paisajes de río sino con ancestrales muestras, magníficamente conservadas, de sorprendentes elementos etnográficos.

           Vayamos pues a Taramundi. ¿Me acompañas?

El Hotel la Rectoral... el mundo a tus piés.

           Se llega fácil. Si quieres hacerlo en coche habrás de tomar precauciones desde A Pontevona, siguiendo las serpenteantes carreteras astur-galaicas durante unos siete kilómetros. Te doy las coordenadas para el GPS: Latitud: 43º 21.45′ N (43º 21’27» N) Longitud: 7º 7.49′ O (7º7’29.4″ O).

         Yo he llegado a lo más alto, a un magnífico hotel cuyo balcón te permite ver todo el valle y el frontal de las montañas asturianas. Esa es la primera foto que debes hacer…    

El valle de Taramundi...

        Taramundi es verde y piedra. Una postal de media montaña para quienes sentimos pasión por la naturaleza.

        Paisaje y tradición. Recuperación integral de un entorno único que parece el escenario de un cuento de hadas y conservación de viejos oficios artesanales.

        Turismo Rural. El emblema de la «patria más querida», la que  se pierde en el silencio de los verdes prados, que únicamente rompe el río pequeño.

Taramundi, un pueblo de película.

         Valle bonito. Etnografía colgada del techo del cielo, por encima del agua, en ese lugar que llaman Esquíos. O en la pequeña aldea de Teixois, en donde los molinos nos recuerdan el ingenio de estas gentes.

Teixois, la presa.

        Buena gastronomía. Excelente hotel para el descanso. Y casas que son de amigos, para confraternizar.

        Lugares de ensueño para ir a pié o a caballo. En bici o en coche.

        Sol y sombra. A veces niebla y a veces lluvia.

        Y agua cristalina, de ríos, afluentes del Eo. Para admirar o para pescar, que llevan truchas.

La fervenza del Mazonovo...

        Más arriba de la Rectoral, está la senda de la montaña. Le dicen Zarradón y desde aquí la vista se nos va de cumbre en cumbre hasta la sierra Chao do Marco.

    Vuelta a Taramundi para rezar, que el retablo es barroco. Y charlar con los artesanos, unos veinte. Los hay que hacen navajas y los hay que son ferreiros. Ellas, tejen. El telar es tan antiguo como la casa de labranza.

cabecerita final.

Un Comentario

  1. Me gustaría recibir más datos sobre qué hacer en Norte de España. Llegaremos a Santiago de Compostela y después ????? Que nos aconsejan ??
    Gracias
    Marta y Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *