TESOROS BAJO EL MAR

cabecerita portada

 

FANTASÍAS SUBMARINAS

 

       Dos mares y un gran mundo submarino bajo sus aguas. 

       La mar de riquezas ocultas bajo el azul y el verde de las Rías.

       Mil maravillas escondidas que dan vida a la fantasía.

       Leyendas marinas.

       Imaginados personajes de novela nacidos para el éxito literario…

      La Galicia marinera esconde, sumergidas bajo sus aguas, no solo fantásticas historias sino también paisajes únicos de un mundo maravilloso aún por descubrir.

El Nautilus del Capitán Nemo.

       Como el submarino del capitán Nemo en el mar de Vigo o la nereida Leucoíña que guió a Teucro por el mar de PontevedraLa barca con los restos del “Hijo del Trueno navegando por Arousa o el arca de Noé entre Muros y Noia.

La Leucoiña de Cíes.

       Rías, mar abierto y mil doscientos kilómetros de costa, de vida y de muerte, sumergen a Galicia en una historia de naufragios y  barcos hundidos en combate; la mayoría de sus restos yacen aún bajo el agua, configurando un patrimonio cultural, difícil de cuantificar y por el momento poco explorado.

Otra belleza submarina.

       Pero hay piezas de estos tesoros dispersas por todo el territorio gallego. Como te decía, la mayoría aún están en el fondo del mar, pero  hay algunas salpicadas en algunos de nuestros museos, como el de Pontevedra, donde se exhiben varias ánforas y restos de anclas romanas.

     Aunque las hay también que están en manos de particulares, porque…

    Algunos de estos tesoros fueron encontrados de manera fortuita por submarinistas, pescadores o empresas que realizan estudios de impacto ambiental en el mar,  para llevar a cabo ciertas construcciones, como por ejemplo los puertos.

     Este es el caso de la Bahía coruñesa, una de las zonas señaladas como de las más ricas en pecios submarinos. Se apunta la posibilidad de que el antiguo puerto romano se conserve aún bajo estas aguas.

Pecio de la bahía coruñesa... posible ciudad romana.

     Claro que, si hay un lugar donde la historia anegó el mar de restos de naufragios, este es el territorio marítimo comprendido entre Carnota y Malpica; es decir, en la Costa da Morte.

      En Camariñas, el Cementerio de los Ingleses nos recuerda una de las mayores tragedias: el naufragio en 1890 del buque escuela inglés Sérpent.

      Aquella tragedia dejó 172 muertos y sólo tres supervivientes. En los aledaños submarinos del Cabo Vilano aún permanece hundido este barco, que además de alargar la leyenda negra de esta costa, aumentó la lista de tesoros históricos de Galicia.

Barco hundido en la Costa da Morte.

       Un poco más al sur, en otro de sus escenarios, entre Corcubión y Fisterra, el mar oculta veinticinco naves hundidas por un temporal en el siglo XVI. Pertenecían a una flota, en la que hace, alrededor de una década, se encontró el mayor tesoro submarino español del momento: 2.500 monedas de plata, que hoy podemos ver en el Museo Arqueológico de Coruña.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

        Aunque, sin duda, es un poco más al sur, en la ría de Vigo, entre la isla de San Simón y el puente de la modernidad, donde se encuentra sumergido el pecio  más popular… El de los galeones de Rande.

En esta zona marítima se esconde el mayor tesoro de nuestra historia.

Restos de la batalla de Rande.       Mas restos de los galeones de Rande.

Monumento a la Batalla de Rande, en Vigo.

       Escondidas entre el fango y la arena, auténticas cápsulas del tiempo se esparcen por esta ría cargadas de datos históricos sobre aquella batalla en la que, en 1702, se hundió la mayor flota española, dicen que cargada con el conocido como  “Tesoro español de Indias”.  

       Tres anclas en el Parque de los Cedros de Vigo nos recuerdan aquel hundimiento legendario que conquistó al mismísimo Julio Verne. Leyenda y realidad empapan estos tesoros sumergidos, que duermen en nuestro mar, alimentando los sueños de más de uno.

Un galeón hundido.

      Varios barcos hundidos han sido descubiertos en varios pecios de las Islas Cíes, pero ninguno es más codiciado que el Santo Cristo de Maracaibo. Al parecer era el que llevaba a bordo todo el tesoro que motivó aquella batalla y que suponía el botín del expolio a los pueblos indígenas americanos…

     Siempre pensé que,  de aparecer ese tesoro,  España debería devolverlo a los descendientes de aquellos indígenas, de los que aún aprendemos muchas cosas, cada vez que nos encontramos con ellos.

     Claro que bajo el agua de las antiguas Illas Ficas hay otros tesoros, que no fueron fruto del robo y la masacre…

Pero bajo el agua que rodea a las Cíes hay otros tesoros...

Share Button

(37) Comentarios

  1. Soy submarinista y gozo mucho de estos nuestros dos mares, principalmente de lo que descubres en los acantilados del Cantábrico: cuevas, peixes raros, mariscos que asustan, corales. Son una maravilla.

  2. A vida no mar eche moi dura de ahí que haxa tanta desgracia. Hoxe menos, polas medidas de seguridade que tes a bordo e polo servicio de salvamento pero na miña época de naseiro sempre quedaba algún o ano na Ría de Vigo.

  3. Es un placer leeros todas las semanas y contemplar estas maravillas de nuestra tierra. Os felicito por la iniciativa de la revista y os doy las gracias por llevarnos a esos lugares que nos resulta ya imposible ver.

  4. Un mundo fantástico, efectivamente. Me hubiera encantado ser el Capitán Nemo para descubrir todas esas bellezas submarinas que te puedes encontrar en la costa gallega que ya tiene magia desde tierra…

  5. ¡Estoy animada! En cuanto tenga trabajo y me sobre un poco de dinero haré un curso de submarinismo para ver de cerca esas bellezas…

  6. Me gusta esta descripción, pero mas aún me gustan la centolla, la nécora, el bogavante… todas esas cosas ricas que andan por ahí. Claro, me gustan en un plato y bien preparados.

  7. Soy submarinista y os agradezco que hagáis reportajes de este tipo para que la gente se aficione. El que no buceó nunca no sabe las maravillas que se pierde bajo el agua. Y el mar de Galicia, sobre todo en la Costa da Morte, te ofrece mil paisajes diferentes y muchas curiosidades…

  8. Los fondos de las Islas Cíes, en Vigo, te ofrecen verdaderos paisajes submarinos en los que no faltan los restos de algún barco, corales y peces de las más variadas especies.

  9. Cada día me gusta más esta Galicia Única por la variedad de historias que contáis. Lo del capitán Nemo, eso de que Julio Verne situó su mejor novela por estas costas porque se enamoró de ellas, lo escuché una conferencia del desaparecido Carlos Casares hace ya mucho tiempo, en el Mercantil de Vigo.

  10. Pues es probable que el Capitán Nemo y su submarino anduviesen por el mar de Vigo en busca del tesoro del Rande… ¿No vinieron ya los americanos?

  11. Ester. “20 mil leguas de viaje submarino” es una novela, aunque a mí me gusta la teoría de Casares de que Julio Verne se inspiró en la Ría de Vigo. ¡No sería el primero porque ya ssabéis como es de bonita desde tierra y bajo el agua!

  12. Marta, ya sé que es una novela… Pero hay muchos “Capitán Nemo” en la realidad y todos los que vienen a Galicia y se sumergen en sus Rías hablan luego mil maravillas…

  13. Txiqui, yo estuve navegando por Euskadi y hay lugares como Guetaria que me embrujaron… Soy de Pontevedra y te puedo decir que ambos países son muy parecidos…

  14. Siempre me gustó la fotografía submarina pero nunca tuve oportunidad de practicarla porque no sé ni bucear. Ahora ya me resulta imposible por la edad pero agradezco trabajos como este.

  15. La Galicia misteriosa, legendaria y mágica está bajo el agua… No os quepa la menor duda. Hablad con los marineros de la Costa da Morte y ya veréis las que os cuentan, sobre todo los de Fisterra.

  16. Prometo hacer submarinismo en Galicia, aunque lo que me dicen los colegas que, sobre todo en Cíes, el agua está helada…

  17. Todo lo mas que hice fue meterme en uno de esos barcos que hay en el Grove que te enseñan las bateas de mejillón bajo el agua… ¡Lo pasé pipa! ¡Hasta vi como un pulpo se defendía con tinta negra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>