VENEZUELA NUNCA SERÁ COMO CUBA

Por Alejandro Otero Davila

En 1999 los venezolanos, después de las elecciones que llevaron al poder a Hugo Chávez, decían que “Venezuela nunca sería como Cuba”; por su riqueza en petróleo, minerales, situación estratégica etc.

La pérdida de confianza en los partidos políticos existentes trajeron como consecuencia la elección, en 1998, del ex oficial de carrera Hugo Chavez, el iniciador de la revolución bolivariana.  

Chávez comenzó su gobierno convocando una Asamblea Constituyente en 1999, que redactó una nueva Constitución : cambió el nombre oficial del país y pasó a llamarle República Bolivariana de Venezuela.

Después de 21 años y con Maduro en el poder, en Cuba se dice ahora:

—- Cuba nunca será como Venezuela.

El desastre económico, social, político y revolucionario es de tal magnitud, que en España ya quedó en el olvido aquella amenaza de Maduro:

—- Implantaremos el sistema político bolivariano en todo el sur de Europa.

Lo decía el presidente venezolano porque en Grecia había ganado Syriza el referéndum en 2015, con un rotundo rechazo a las condiciones del rescate por la UE. Fue cuando en España se escuchó aquello de…

—- Aguanta Syriza que ya llegamos nosotros.

Pero el silencio sobre Venezuela, en este momento tan trágico, es total. Incluso callan sus “aliados” europeos.  

Podemos preguntarnos nosotros…

—- ¿España no será nunca Venezuela?

Estamos en Europa y dentro de sus normas. Ya hemos tenido una experiencia con otro presidente: unas simples llamadas de teléfono originaron un cambio radical en su comportamiento económico e incluso se produjo un cambio de Constitución.

La prueba de que eso no puede suceder jamás la tenemos en Grecia. Syriza ganó por mayoría su referéndum contra las condiciones impuestas por la UE para su economía y al día siguiente aceptó todas: controles, hombres de negro e incluso un rescate. Grecia comenzó a salir de la crisis y en las siguientes elecciones Syriza, pasó a la oposición aunque nunca se supiera en España del fracaso de la famosa revolución griega.

Con seguridad vamos a pasar un mal momento en España, por todo lo que se está ofreciendo a los diferentes partidos políticos y como decía Quevedo…

— Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir.

Eso es lo que nos permite asegurar que ESPAÑA NUNCA SERA VENEZUELA.

Alejandro Otero Davila

(2) Comentarios

  1. Toda persona honesta, todo intelectual, todo estudiante debería manifestarse en contra de los dogmatismos, sea el fascismo de derecha o el fascismo de izquierda, contra los populismos, contra aquellos que avasallan la libertad. Está claro que el ejemplo de Cuba, de Nicaragua o de Venezuela nos muestran la decadencia. Muy bueno el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *