VERDE SOBRE VERDE

Asoma el sol y el espejo de agua de cristal de los mil ríos refleja la verde piel de mi país. El verde es el color dominante en la perspectiva de sus amaneceres. Verde sobre el otro verde, que  también son mil los tonos verdes del paisaje… según sean de fraga, de bocarribeira, de medialadeira, de alto, de llano, de pinar rumoroso, de souto o de carballeira.

Todos los verdes son posibles en el trayecto que atraviesa los campos, poseedores del verde color de la abundancia. Porque de verde se pintan también los prados y las leiras…  Y es en los campos cultivados donde se oculta, misteriosa, el alma verde de la aldea.

Una aldea inspiró a Luís de Camôes para que su poesía hiciera posible que el trigo creciera en la frontera y pudiesen compartirla, de generación en generación, los cantores de este lado de la raia…  como UXIA SENLLE.  

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *