Verea

Los viejos y nuevos caminos

De la villa de Verea parten los principales senderos que nos invitan a compartir la belleza de este municipio, próximo a Celanova y a la ciudad de Ourense.

La actual Verea es villa pujante nacida a la sombra de la sierra do Leboreiro, y su desarrollo histórico fue siempre consecuencia de su asentamiento al pié de los viejos caminos. De ahí su nombre. Verea.

Por aquí pasaban las antiguas vías del romano imperio y existió también un campamento al que se conocía como la Cividá.

Aún hoy los peregrinos portugueses siguen la senda medieval xacobea en su viaje a Compostela y la iglesia románica levantada en honor del Apostol Santiago preside la plaza principal de la villa.

De Verea parten en la actualidad las carreteras de la modernidad que nos descubren rincones apacibles en las riberas de sus abudantes ríos, nacidos en los montes de Peganeche y Lobaqueiros para alimentar al Arnoia.

Antiguos molinos, cruceiros, petos de ánimas, hermosos pueblos de piedra con singulares conjuntos etnográficos, nos invitan a viajar al pasado que recordamos también en la magnífica ermita do Castro o en la iglesia con retablo barroco de Orille.

Y desde esta Verea actual podemos organizarnos para conocer el gran parque del Xurés, el Balneario de Lobios, o el Portugal amigo.

El Arnoia y sus espejos, en el trayecto de Verea.

Un Comentario

  1. Pingback: TIERRA [La geografía vibrante]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *