Vilar de Barrio

El paisaje ourensano

Cuando las primeras nieves blanquean la sierra santa…

Primero las vías romanas y posteriormente los caminos reales, atravesaron el sur de Ourense como únicas rutas para superar las montañas de Queixa o del Xurés. Esos mismos caminos marcaron los actuales senderos de peregrinos a Compostela.

Por Vilar de Barrio pasaba en la era romana un ramal de la Vía Nova que llegaba hasta Chaves. Una buena parte de aquella senda se reconvirtió en la actual Vía de la Plata, la mas larga de las rutas xacobeas en Galicia.

Vilar de Barrio ofrece al peregrino y al visitante un paisaje de gran belleza, sustentada en el curso de los ríos, especialmente el Arnoia; y en la Sierra de San Mamede, desde cuyas cumbres se alcanzan Queixa, el Fial das Corzas y Manzaneda, el conjunto montañoso mas completo de la provincia.

La huella romana mas importante está en el puente de Arnuide; las del culto al apóstol abundan en ermitas y capillas diseminadas por todas las parroquias; pero es en alguno de sus pueblos, como Rebordechao, donde hallamos la expresión mas bella del paisaje ourensano de interior…

Cien torrentes bajan de la sierra para confundirnos con tanta hermosura, pero en seguida sabemos por donde discurre el Arnoia, por ahora, un río menor.

El paisaje del agua es el constante compañero del que sigue en Vilar de Barrio el camino de las estrellas…

Rebordechao en primavera, cuando la sierra se pone traje de obispo…

Un Comentario

  1. Pingback: TIERRA [La geografía vibrante]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *