galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

A UN GAITEIRO AMIGO – Por Marola Seijo

Gaiteiros da Terra de Montes en 1932

La gaita es el instrumento común de los pueblos celtas y su sonido el que mejor hace llegar  la música de raíz galaica, nacida como un lamento pero desarrollada para la infinita alegría de cuatro mil romerías populares.

Cuando pasa un gaiteiro el paisaje se encoge porque es su música la que pone alma a los humanos espíritus que acuden a la llamada de la fiesta.

El gaiteiro es siempre el personaje más admirado…

Es un pícaro,  conquistador y bebedor de buen vino para mojar «la palleta».

Antes era un «músico de familia», capaz de aprender el instrumento a escondidas, que no siempre estuvo fácil el conservatorio.

Dicen que en los montes de Soutelo comenzó el diálogo entre el instrumento y el más virtuoso de los virtuosos gaiteiros gallegos, que así lo contó Castelao.

Avelino Cachafeiro, fue el artista; y con su gaita recorrió el mundo tras aquella I Guerra Mundial como cabeza de los «Gaiteiros de Soutelo», en realidad su familia:

O gaiteiro toca a gaita,

a muller toca o tambor,

os fillos tocan o bombo

o can ládralle o roncón.

A  Avelino Cachafeiro -y a un sinfín de otros anónimos gaiteiros de familia- debemos la prosperidad del sonido que hoy enorgullece el alma de nuestro folk…

A los viejos gaiteiros debemos, en suma,  el gran éxito actual de la música con raíces celtas.

Porque por algo la gaita es un instrumento que se deja oír apretándolo contra el corazón…


.