galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

Castro de Mesía

Un pueblo cargado de historia

Iglesia de San Sebastián de Castro

Benito Hermida, abuelo de Raquel Hermida, nació en el año 1886 y vivió en Castro de Mesía, solo hasta el año 1904, cuando embarcó en A Coruña, a los 18 años, rumbo a Buenos Aires.

De Argentina emigraría a Brasil al año siguiente, afincándose en Bahía, donde conoció a la que sería su mujer, Lidia Manhaes.

Solo tuvieron un hijo, Benito, el padre de Raquel, fallecido hace seis años y que nunca pudo conocer la tierra de sus antepasados.

Cuando el abuelo Benito se fue de Castro, el Tambre bajaba mas caudaloso y no había playa fluvial para disfrutar de los veranos.

Naciera en el lugar de O Lago, una de las diez aldeas de la parroquia, en cuya iglesia fue bautizado. El templo conserva algunos rasgos barrocos, y en su cementerio yacen las cenizas de sus ancestros.

En lugar de O Lago abundan los prados, porque es, como casi todo el territorio de Mesía, eminentemente ganadero.

Es de admirar un pazo del siglo XVII, de estilo barroco y de los mas antiguos de Galicia, que posee una capilla con un retablo bien conservado del 1842.

Una curiosidad: en O Castro hay otro pazo al que llaman Casa da Vila, que mandó construir en el siglo XIX Saturnino Aller, hermano del famoso astrónomo Ramón Aller, de ahí que tenga una gran biblioteca y un pequeño observatorio en la parte mas alta.

El abuelo de Raquel era un municipio en el que nacieron o vivieron algunos ilustres personajes e incluso una santa, Santa María Clara del Niño Jesús, que tiene aquí sus orígenes; sus abuelos eran los señores de la Fortaleza de Mesía, ubicada en el lugar de A Pobra, en la parroquia de Bascoi.

Además, aquí nació Felipe Armesto, uno de los grandes cronistas de la guerra mundial; y Benigno Andrade García, Foucellas, el maqui mas temido y mas popular de la lucha antifranquista.

Unica foto del maqui Foucellas.