galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

DESDE LA BBC, ALEJANDRO RAIMÚNDEZ

Algunos de nosotros nos creíamos el ombligo del mundo, que eso de hablar por la radio y tener cierto exitillo pasajero… impulsaba con fuerza los muchos egos de una juventud que nos poseía. Eran años de presumir taconeando por la emisora, sobre todo si alguien venía a conocerte y ese alguien se cimbreaba cadenciosamente para decirte que ella tampoco era moco de pavo.

En Galicia hubo discusiones fuertes, demasiado subidas de tono, sobre todo entre gente como el lucense Lombao, aquel que tenía voz de gallina pero contaba cosas interesantes a sus oyentes y gente como yo, que era un gallito de pelea pero con voz de gallo rojo respondón.

Lombao y yo, a lo largo de nuestra vida paralela, discutimos por todo y sobre todo.

El colmo llegó aquel día en Madrid, en Cerebrum, cuando Peret estaba en el escenario presentando “El Borriquito” aquel que iba a representarnos en Eurovisión.

Empezó él…

—- Oye, creo que andas diciendo que tú fuiste el primero en hablar en gallego por la radio…

—- Exactamente no lo sé, pero según mis cálculos sí…

—- Pues no.

—- Pues sí.

—- Empezamos antes en Lugo.

—- Que te digo que no, que empecé yo en Ourense, en “La Voz del Miño”.

—- ¡Que dices! Fui yo en Radio Popular de Lugo.

—- Pero si Radio Popular fue muy posterior a “La Voz del Miño”.

Media noche discutiendo y poniendo sobre el tapete nuestra incultura radiofónica que, para cuando yo descubrí la radio como el gran medio de comunicación, ya en Uruguay, concretamente en Montevideo, la voz de un emigrante expresaba las noticias y presentaba las canciones patrias en nuestra lengua madre. Sempre en Galiza aún sigue en pleno siglo XXI aquella su andaina de la mano de Tony de Seara y me dice mi amigo el Galiguayo que la emisión levanta ampollas entre la nutrida colonia de gallegos en la capital.

Este fue el primer programa en gallego de América y una vez pasada mi pubertad radiofónica admiré mucho aquel empeño que, en un principio, no debió resultar nada fácil.

“Sempre en Galiza” nació el 3 de septiembre de 1950, algunos meses después de la muerte de Alfonso Castelao. Se debe a la iniciativa de un grupo de gallegos republicanos afincados en Montevideo. No tenían conocimientos de radio pero a pesar de ello decidieron emitir un programa todos los domingos.

Se inició en Radio Carve y lo bautizó  un primo de Castelao, Alfredo Somoza, que junto a otros gallegos de la capital uruguaya decidieron aventurarse en las ondas.

Los fundadores del programa fueron además de Somoza, el químico Pedro Couceiro, el doctor Luís Tobío, Manuel Leiras, Emilio Pita, Antón Crestar, Manuel Meilán y Xesús Canabal. Ellos hacían todas las tareas, desde la locución, selección de la música, redactar las noticias y el editorial, y hasta grabar comerciales, por supuesto en lengua gallega.

Pero tampoco este espacio fue el primero en utilizar la lingua galega en el mundo, sino otro titulado “Galician Programme”, de la BBC inglesa, que el 14 de abril de 1947, iniciaba así sus emisiones:

—- C’o Programa d’ista noite damos comezo ás nosas transmisiós en língoa galega.

Aquella emisión permitió escuchar desde todos los rincones de Galicia, recién instaurada la dictadura de Franco, las voces “senlleiras” de la cultura del país. Lo puedes comprobar en la Real Academia Gallega, que conserva con mimo los guiones originales de aquellos programas radiofónicos.

Eso sí, duró poco.

En 1956, cuando yo empeza a jugar a locutor en Radio Orense, Franco y sus presiones acabaron la emisión. La BBC dejó de emitirlo, al igual que otros dos dedicados a las culturas catalá y euskaldún.

El hombre que puede sentirse orgulloso de ser el primero en dirigirse a sus oyentes en lengua gallega, a lo largo de la historia, se llamaba Alejandro Raimúndez y era periodista de los que llevan en vena la profesión y a quien yo quiero rendir homenaje hoy, desde esta Galicia Unica, no solo por haber sido el editor y presentador del primer programa íntegro en galego, sino por haber tenido a bien donar sus guiones a la RAG para que los conociésemos las siguientes generaciones.

Hace unos días, mi amigo el presidente de la Real Academia Galega, Victor Freixanes, ponía de manifiesto en un acto la importancia de la emisión de Alejandro Raimúndez:

—- As emisións en lingua galega dende a BBC de Londres son un capítulo sobranceiro e moi significativo da estratexia do galeguismo para estar presente no espazo internacional da comunicación logo da desfeita que significou a Guerra Civil. Unha acción estratéxica desde o exilio interior, principalmente de persoas arredor de vellos militantes do Partido Galeguista que por aquelas datas estaban a configurar a Editorial Galaxia.

Vaya mi admiración para aquellos hombres capaces de seguir la lucha desde el exilio, pero especialmente rindo mi tributo a Alejandro Raimúndez, el hombre que primero utilizó el galego en la radio.