galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

EL “CHE” PERVIVE EN OLEIROS

—- ¿Usted conoce Oleiros?

—- Como no, comandante.

—- ¿Y qué piensa de Ángel Seoane, su alcalde?

—- Creo que es un político atípico en la Galicia actual…

1989 y la conversación transcurría en uno de los muchos “refugios” que utilizaba Fidel Castro, presidente de Cuba. Le llamaba el “Lar Galego” y suponía una reproducción de la típica “lareira”, pero con una amplia estancia anexa y un comedor para un ciento de personas.

Aquel día supe que Fidel tenía un aliado en Galicia y creí entender el porqué.

EL ALIADO DE CUBA

Justamente diez años después, en 1999, dirigí en Oleiros el primer gran concierto del Xacobeo en la Playa de Santa Cristina, aquella inolvidable velada con Mikel Olfield, The Cors y Luar na Lubre. Pasé mucho tiempo con el alcalde y creo que le conocí a fondo…

—- ¿Por qué un parque dedicado a Cuba y a José Martí, Gelo?

—- Porque es el parque de la libertad, el espacio del pueblo y para el pueblo producto de nuestra política urbanística, mediante la que nos es posible adquirir terreno para los vecinos: autorizamos un volumen de edificación pero exigimos otros tantos metros cuadrados de parque público.

—- Claro, por eso la derecha te llama “El Rojo” …

—- Que me llamen lo que quieran, yo soy músico.

Angel Seoane sigue siendo alcalde de Oleiros 30 años después de aquel encuentro en La Habana. Es el líder de Alternativa dos Veciños”, una formación independiente que resultó ser la más votada en las últimas elecciones y en las precedentes. Es también el inventor de las “primarias”, ya que previamente a los comicios, su “Alternativa” elige como representante en su “lista” a un vecino de cada parroquia y zona de Oleiros. Así, los “veciños” conocen a quien votan, lo tratan de tú y lo tienen a mano para resolver sus problemas durante toda la legislatura.

Al margen de esta inteligente singularidad que deberían copiar los partidos políticos en toda EspañaOleiros es un municipio sin déficit, con una población diez veces mayor a la que tenía en 1985 y con un desarrollo sostenido envidiable.

Una amiga periodista escribió una vez en “La Voz”:

“Oleiros es la “zona roja” donde viven más ricos por metro cuadrado”.   

Angel García Seoane, Gelo para los amigos y alcalde “rojo” sin partido, pero con “Alternativa”, tiene además la suerte de que su oposición es tan vulgar que sigue designando sus candidatos desde Santiago y alguno incluso desde Madrid.

Decía Panchulo, mi viejo amigo fallecido en el fragor de la batalla política viguesa, hace tantos años que ya no me acuerdo:

—– Los dirigentes no hacen las listas. Simplemente “relacionan a sus fieles” que suelen ser los más tontos. Y así ocurre que nadie con verdadera valía quiere ser político…

Hace ya tiempo que Oleiros se ha convertido en el primer municipio de España que levantó un monumento a Ernesto “Che” Guevara, en una zona de la playa de Santa Cristina.

Como había ocurrido otras veces, el Partido Popular presentó por este asunto una denuncia judicial “por prevaricación” contra el alcalde Seoane, argumentando que aquello era…

—– Un despilfarro injustificado.

Quien presentó la denuncia fue Pablo Cobián, líder de los populares en el ayuntamiento; luego tuvo que dimitir por estar implicado en la Operación Campeón.

En el 2011 la Audiencia Provincial de A Coruña respondió que no había indicios de delito en la obra de la estatua erigida a Che Guevara. Los populares –como se ve, bien orientados- recurrieron el fallo… y hace más o menos seis años, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia archivó definitivamente la denuncia.

Tengo la impresión de que mientras unos trabajan –Oleiros es el ayuntamiento con más actividad cultural del interland coruñés- los otros centran su esfuerzo en la imposible destrucción política de una formación que emana del mismo pueblo.

Claro que no sé porqué a mi me extrañan estas cosas. Yo fui a Cuba en aquel año de gracia de 1989 a firmar un convenio entre el Instituto Cubano de la Televisión y la Televisión de Galicia, para el intercambio de material de archivo y otros productos.  El PP me puso a caldo en el Consello de Administración por aquel convenio que calificaron de “político”.

Tan solo un año más tarde Manuel Fraga ganó las elecciones y su primer viaje al exterior fue a Cuba. Yo estaba en Madrid, entonces, pero me encontré en Barajas con uno de aquellos consejeros que me pusieran a caer de un burro y le pregunté…

—– ¿Y qué opinas ahora de que Fraga vaya a Cuba y se vea con Fidel?

Con rotunda fidelidad, me respondió…

—– Cuando don Manuel lo hace, por algo será…

En las paredes de mi habitación juvenil, en el Cudeiro de los años cincuenta, siempre tuve colgada aquella silueta de cuero del “Che” Guevara, que todos recordareis. La heredó mi hijo, el Dr. Frame, y creo que aún la tiene colgada en el lugar más visible de su habitación desde aquel día en que me preguntó:

—– Papá, ¿Quién es ese señor?

Te cuento todo esto porque en Galicia, los de mi generación, somos muy respetuosos con la Revolución cubana, sobre todo con una figura tan ejemplar y mítica como fue Ernesto “Che” Guevara. Y eso, aunque no compartamos las actuaciones de un Régimen que hace años perdió el rumbo.

Tal vez algunos políticos debieran visitar Oleiros y escuchar la lección magistral que de política les puede proporcionar un músico, que aún toca su trompeta de vez en cuando.