galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

EL PUEBLO BERCIANO QUE QUIERE SER GALLEGO

Cumbre de Os Tres Bispos

Cuando te encaramas a lo alto de un lugar fronterizo, como por ejemplo los Tres Bispos, cumbre de Ancares, te llegan los tres acentos de las tres comunidades que coinciden con los límites del territorio: el castellano de León, el bable asturiano y el gallego, nuestro idioma patrio. Luego, se te antoja saber quién puso fronteras entre los tres pueblos cuando ni siquiera existían los mapas y te dices a ti mismo…

—- Este límite es absurdo.

La propia orografía de los antiguos reinos fue siempre la razón de las fronteras que ahora le decimos autonómicas, con las que no todos están conformes. Incluso las denuncian en los medios de comunicación, como es el caso del pedáneo de Fuente de Oliva, en la parroquia de Castañeiras, del municipio de Balboa, quien, apoyado por sus vecinos, quiere ser gallego y no leonés. Fernando Cerezales Fernández afirma:

—- No es sólo una llamada de atención, es una propuesta seria, se trata de poner la línea en su sitio.

Fernando Cerezales

No es el primero de las zonas leonesas limítrofes con Galicia que expresa tal deseo apoyado en la forma de vida, las tradiciones y sobre todo en el uso del idioma gallego como lengua principal.  Aunque la verdadera razón por la que algunos pueblos de la comarca del Bierzo piden pertenecer a Galicia es el abandono que sufren tanto por parte del ayuntamiento como de la diputación provincial, como del gobierno autonómico de Castilla y León:

—- El nuestro es el único pueblo del municipio de Balboa sin acceso asfaltado si es que llamamos acceso a un camino lleno de baches, grietas, barrizales, maleza superando las cunetas y árboles caídos que limitan su altura.

El pedáneo de Fuente de Oliva remitió un escrito a seis instituciones solicitando desvincularse del ayuntamiento de Balboa para integrarse en el gallego de Cervantes, en el que añaden, con respecto a los accesos: 

—- Las diferentes corporaciones de diversos colores políticos han ido prometiendo su arreglo antes de terminar sus respectivas legislaturas, pero suponemos que los exiguos fondos disponibles en un Ayuntamiento de 300 votantes se han usado en proyectos más populares, que indudablemente han hecho de Balboa una estrella rutilante en el turismo del oeste berciano haciendo que brille con luz propia, abocándonos a nosotros a la sombra que provoca.

Vecinos de Fuente de Oliva

En el escrito se resalta que en la Diputación de León saben que el pueblo existe…

—- Porque despacharon con una negativa la petición bien documentada de rehabilitación de nuestro maltrecho hórreo, piedra angular de la arquitectura tradicional.

A la Junta de Castilla y León le recuerdan que…

—- El señor Juan Vicente Herrera en visita privada a Fuente de Oliva hace 15 años, prometió la adecuación del vial “en breve” con su consejero de Fomento de testigo.

Cerezales dice que fijar población con semejante acceso es una utopía:

—- Resulta conmovedor ver a dos nuevos vecinos echándole ilusión y ganas a unas ruinas que quieren rescatar del pasado y comprobar como las dos casas de turismo rural del pueblo ya ni se ofertan.

Y se lamenta a la hora de establecer comparaciones:

—- La comparación de ambos lados de los límites provinciales resulta sonrojante. En la parte gallega, desbroces anuales, caminos limpios y accesibles pastizales cuidados y disponibles. Del nuestro, maleza de dos metros de altura, caminos perdidos, pastizales olvidados tras inversiones millonarias…

El abandono de las instituciones leonesas ha hecho que perdiesen algunas iniciativas de interés para el pueblo y aún hay más, tuvieron que pagar de sus bolsillos el desbroce perimetral ante el temor de que se produjeran incendios forestales.

En estas casas está proyectada una escuela de idiomas de verano.

No es de extrañar que la junta vecinal, encabezada por su pedáneo, se haya dirigido a los ayuntamientos de Balboa y de Cervantes, a las diputaciones de León y Lugo, y a los entes autonómicos de Castilla y León y de Galicia, para pedirles…

—- La desvinculación de la parte que le corresponde a la pedanía de Fuente de Oliva, de las administraciones territoriales en las que ahora se halla y solicitar el alta como núcleo perteneciente al municipio de Cervantes.

Fernando Cerezales Fernández ya tiene la respuesta oficial del concello de Cervantes (Lugo). Su alcalde, Benigno Gómez, le contestó que se convocará un pleno para debatir “a petición de adhesión a este municipio do pobo berciano de Fonte da Oliva”.

En realidad esta historia comenzó hace poco mas de un año con visitas personales del pedáneo de Castañeiras y Fuente de Oliva a las instituciones leonesas. La visita tuvo eco en los medios de comunicación de ambas comunidades y el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo dejó la puerta abierta a una posible integración de este y otros pueblos leoneses del Bierzo en Galicia.

Un lugar de gran pintoresquismo arquitectónico.

Tras la intervención de Feijóo, hubo respuesta por parte de la Junta de Castilla y León. El consejero de la Presidencia, Ángel Ibañez, contestó…

—- Frente a la “simpatía” que pudiera tener el presidente de Galicia por los pueblos bercianos que piden su anexión a su comunidad, nosotros aplicaremos la ley.  

En ese sentido, Ibáñez aseguró que el Gobierno autonómico seguirá el “cauce ordinario” con la decisión de esta población berciana de iniciar el procedimiento para pasar a depender de la Xunta de Galicia. El consejero indicó que han sido “proactivos” y que han remitido escritos a las entidades afectadas.

El titular de Presidencia de la Junta de Castilla y León afirmó entonces, 25 de noviembre del 2020, que…

—- El “desapego” con la Comunidad viene motivado por la demanda de infraestructuras que dependen de la Diputación Provincial de León. Estamos a la espera de recibir contestación para, a partir de ahí, “operar en consecuencia” de acuerdo a la ley, más allá de la “simpatía” que pueda despertar en Galicia la decisión de la población berciana.

“Carretera” de entrada a Fuente de Oliva. 

Pasó mas de un año y el “desapego” continúa. Los accesos siguen igual y según el pedáneo, Fernando Cerezales Fernández, no solamente se trata de la “descarada desatención por parte de la Diputación y el ayuntamiento”, sino que además…

—- Somos un pueblo cuya cultura no tiene nada que ver con la castellana y mucho con la gallega. Hablamos el mismo idioma y tenemos las mismas costumbres. Deberíamos ser gallegos y no leoneses.