galiciaunica Un recorrido semanal por Galicia, España.

FEBRERO 2024

“LAS ELÉCTRICAS”, UN GRUPO DE PRESIÓN

Les llaman “Las Eléctricas” como si fueran las componentes de un grupo de rock, pero lo que en realidad son es otro grupo más de esos que llaman de presión.

       Te dejes o no, te machacarán siempre. Te han elegido como gigoló o como apetecible concubina. Porque, créetelo,  nacieron para jodernos.

       Además, vivas donde vivas, no te queda otro remedio que meterlas en casa,  porque tienen tanta energía que incluso se apoderaron de esa que la modernidad llamó alternativa.

       Antes eran “corrientes” y solo mandaban en sus “condados”; pero ahora amigo mío mandan en todas partes y en todas hacen lo mismo.

       ¿Te acuerdas? Desde que Zapatero las puso en el mercado libre,  “Las Eléctricas” se ennoviaron con los poderosos. Y como ocurre siempre en estos casos… ¡Hay que joderse con ellas! Porque de ellas no te salva ni tu gobierno; ni el  autonómico ni el central.

      Antes por lo menos te enchufaban a un pariente pero ahora lo que enchufas te lo cobran bien cobrado, mediante recibo autorizado y refrendado en consejo de ministros.

      —  ¿A dónde vas, chaval? ¡La luz hay que pagarla! ¡Ahorra energía y paga lo mismo de siempre! ¡Tienes que pagar para que te sigan jodiendo!  ¡Sí, aún encima, sí!

     ¿Sabes? En los años que llevamos de crisis,  “Las Eléctricas” han subido la tarifa un sesenta por ciento, ni más ni menos.  Y ahora va el ministro Soria López y les autoriza otra subida a partir de Abril.

     ¿Sabes cuánto te va a costar esa cosa que tienen el morro de llamar “corriente”? Pues si pagas 50 euritos mes, casi 60. Porque la “subidita de nada” va de “entre el 7 y el 15 por ciento”, según dijo el “mandamenos” Soria,  que aún encima remacha el anuncio diciéndonos que, pobrecitas, “Las Eléctricas” tienen las tarifas descompensadas.

     Espera, espera.  Aún hay más. A los que vivimos en la aldea periférica además de jodernos nos roban la cartera.

     Porque claro, por aquí te somos “casi impotentes” y no llegamos nunca a los 220… Lo diré como si fuera el ministro… Llegamos entre los 160 y un máximo de 180

    — Hombre, con eso ya se enciende todo…

    Todo, lo que se dice todo, no. Solo aquellas bombillas que regalaba el ministro anterior…

    Por eso he vuelto a fregar a mano, a olvidarme de la secadora, a comer bocadillos en vez de sándwich, a apagar la luz exterior, a…

    ¿Si esto no es estar jodido?