galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

HITLER HUYÓ ENTRE EMIGRANTES

¿Entraría Hitler en la República Argentina camuflado entre los emigrantes gallegos?

No sé yo si  en el siglo XXI, el de la Globalización, existe verdadera preocupación por el hecho de que los aviones americanos, que iban a bombardear Irak, hubiesen sobrevolado España en la injusta invasión del 2003. Más bien creo que esa es cuestión tratada entre políticos, eternamente enfrentados por el poder, al menos a juzgar por su dialéctica parlamentaria.

Porque en este momento, en el que incluso Portugal ya no es “nuestro menos mal”, toda la Iberia piensa en crisis y solo en crisis. Y, si acaso, algunos periodistas, después de leer los papeles de WikiLeaks, pensamos también en el asesinato de José Couso, la víctima del reporterismo gallego en aquella guerra.

Sin embargo,  supongo que Franco se quedaría tan tranquilo,  cuando le comunicaron que Adolf Hitler huiría por España, una vez que el ejército aliado le venció, en la segunda guerra mundial.

Porque, si el relato del periodista argentino Abel Basti en su libro “El exilio de Hitler”, resulta cierto,  el Fürher no se suicidó, como cuentan las crónicas auspiciadas por Goëbels, su ministro de propaganda, sino que huyó en un barco de emigrantes que desde el puerto de Vigo viajó hasta la Argentina, el 30 de abril de 1945. Ese día, me parece a mí, no hubo fotos de Manuel Ferrol que reflejasen el dolor por la partida…

La Memoria Histórica nos recuerda que los alemanes tuvieron una base submarina en Vigo y algunos otros refugios para su flota en la costa gallega; como está documentado y como demuestran restos de algún hundimiento descubierto. Por eso los papeles oficiales aportados por el periodista argentino, en los  que se afirma que Hitler estuvo en España varios días de aquel 1945, resultan creíbles para algunos expertos.

Entre otros, Abel Basti muestra un documento base que sitúa al gran dictador como pasajero de un avión de la línea Austria-Barcelona, el día 26 de abril de aquel año. Hitler contaría con la complicidad de Franco para atravesar la península, de naciente a poniente. Basti  afirma:

—- No tengo dudas de que cuando concluía la Segunda Guerra Mundial Hitler se escapó de Alemania bajo un escudo protector de sectores de poder anglo-norteamericanos, los mismos que lo habían financiado para que, de humilde pintor, llegara a ser canciller de Alemania. Y España le ayudó a viajar a la Argentina.

Hitler abandonó Vigo en un barco de vapor como este, de 1945…

En su libro cuenta Basti que lo del  suicidio fue una farsa que se fabricó para dar un salvoconducto a Hitler y que quien se suicidó con Eva Braun, el 22 de abril de 1945, en el bunker de la Cancillería, fue su doble.  El montaje resultó muy digno de Hollywood.

Abel Basti concluye que “el escape de Hitler fue exitoso. Porque se pusieron a resguardo de los comunistas tanto el capital como algunos de los principales hombres” y es rotundo cuando escribe que “mientras todos se hacían conjeturas sobre su suerte, el gran dictador dormía tranquilo en un alejado país suramericano llamado Argentina”.

Ya ven que Galicia ha sido única siempre y el mundo de la emigración ha sido explotado para todo; incluso puede que para salvar a Hitler. Aunque no es probable que se pavonee actualmente de su huida, ya que tendría 121 años. Pero que nadie descarte que esté enterrado en algún lugar de la hermosa República Argentina….