galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

JOSE VALADO FEIJÓO

DA DE COMER AL PRESIDENTE

 

         Se llama José Valado Feijóo y seguro que el martes ha celebrado, más que nadie, el arrollador triunfo de Barack Obama en las elecciones norteamericanas. Porque le ha dado de comer muchas veces. Como proveedora de la Casa Blanca, su empresa ha adquirido inusitada fama en Washington y en una buena parte de esos Estados Unidos, de los que dice el reelegido presidente, “lo mejor está por venir”.

         Valado Feijóo es otro producto de la emigración gallega a América y su vida está llena de sombras antes de que percibiera el brillo de su buena estrella, esa que iluminó sus iniciativas.

         Nació en Verea, cerca de la Celanova monacal, en aquellos años en los que cuando “la cigüeña” traía un niño, antes de los patucos, se le compraba con mucho sacrificio una maleta.

         Dice mi amigo Luís Devesa que de esta comarca celanovense se fueron más de cinco mil jóvenes en aquella época, aunque la mayor parte prefirió Venezuela, unos pocos Argentina y muchos menos los Estados Unidos.

         —- Llevo ya treinta años luchando en USA y no me puedo quejar de cómo me van las cosas…

         Para nada se le notan los millones de dólares que guarda en sus bancos ni presume de éxito empresarial. Posee la sabiduría de la experiencia y la humildad que te regalan los años.

         —- ¿Cómo es su grupo de empresas?

         —- “Ridgewells Holding Company Including” se dedica a los servicios hosteleros especializados. Servimos catering para grandes celebraciones y fiestas. Tenemos capacidad para servir un almuerzo a veinte mil personas cada día.

         Y no sé cómo le fue esta vez; pero en las elecciones americanas presidenciales del 2008, las empresas de José Valado atendieron, entre otros eventos de menor cuantía,  a la gente que participó en el gran desfile presidencial de la Avda. Pensilvania. A los senadores en un gran acto que se desarrolló en el Capitolio…  Y sirvió la gran cena que Barack Obama ofreció a las diez mil personas que colaboraron en su campaña. Esta se celebrara, creo recordar, en la Casa Blanca.

          —- Una operación así es hacer “su agosto” en noviembre…

          —- Aunque se facturó un millón y medio de dólares el beneficio fue menor que en otras celebraciones, pero para nosotros fue un verdadero orgullo estar presentes en estos actos.

          El grupo que preside Valado posee, además de sus propias instalaciones, una flota de treinta y pico camiones, carpas de todo tipo, equipos de cocina muy sofisticados; y cuberterías, vajillas, mesas, sillas y mantelerías, que, según cuentan, es de lo más elegante que puedes encontrar en los Estados Unidos.

           Como ourensano, te digo, me siento realmente orgulloso de que gente como José Valado, aquel chico de Verea, haya construido un imperio como este.

           Supongo que en estas elecciones la gente de Obama le habrá llamado de nuevo para las fiestas que se celebran estos días…