galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

¿LOS MÁS INFLUYENTES DEL 2021?

LOS 25 QUE FORBES DICE INFLUYERON MÁS EN NUESTRAS VIDAS

Atreverse a hacer una lista de veinticinco nombres y catalogarlos como pertenecientes a las “personas que más han influido en nuestras vidas en 2021” me parece toda una osadía por parte de quien lo hace y más cuando en la elección se valora como número 1 a una actriz que protagoniza una serie que solo vio el 17% de los espectadores de televisión, lo que supone apenas un 0’6% de todos los españoles. La chica, tendría cabida en un listado de éxitos en cine y en televisión. Además, si se trata de un ranking español, hay que decir que Ana de Armas es cubana y ni siquiera está nacionalizada en España.

Ya me contaréis la influencia que ha tenido en nuestra sociedad este año Leonor de Borbón, princesa de Asturias, que ocupa el número 2 de esta lista de Forbes en donde se destaca su posición de estudiante en el UWC Atlantic College de Gales, añadiendo que dicho colegio “es conocido por sus poco ortodoxos métodos educativos y por acoger a estudiantes de todo el mundo” ¿Y qué?

Como periodista más influyente y en el número 3 de la lista sitúa la revista americana en su edición española a Pepa Bueno. Se la compro y seguro que tú también. Después de una intensa trayectoria en TVE y en la cadena SER, la actual directora del “País” es la encargada de liderar esta plataforma periodística con alcance internacional y llevar a cabo la transformación que exigen los medios de comunicación. Digamos que su influencia está muy por encima tanto de la actriz como de la princesa.

El número 4 de la lista es para un cantante de la nueva era de origen gallego y al que llaman “el madrileño”: C. Tangana es en realidad Antón Álvarez, que se confiesa hincha del Celta pero que pone en la escena nacional a un personaje de extremos con una propuesta musical comunicativa y estética que genera tanto fanatismo como fobia. Es un número 1 de la música mundial y sí influye sobre todo en las jovencitas, pero no más que Manu Chao, por poner un ejemplo de esta tierra.

Agárrate, porque los siguientes sí que no tienen ni pies ni cabeza.

En el número 5 Forbes sitúa a uno de los políticos que, tras haber sido apartado de la actividad por su partido (PSOE) ha entrado por la puesta giratoria de una eléctrica. Concretamente me refiero al antiguo tertuliano Antonio Miguel Carmona al que colocaron en la vicepresidencia de una empresa que nos está machacando como las otras cuatro grandes eléctricas con los arbitrarios y desmedidos precios de la luz.

Y detrás de esta lumbrera, en el número 6 aparece en la lista de los 25 más influyentes Rociito Carrasco, la hija de Rocío Jurado, cuyo mérito es haber contado su vida en la televisión. ¡Tiene tela!

No discutiré los méritos contraídos por Javier Cremades, al que no conozco, para situarle en el número 7. Es presidente y fundador del despacho de abogados “Cremades&Calvo Sotelo”. Forbes dice que “ha asesorado en la redacción de los ordenamientos jurídicos de varios países, con el objetivo de preservar las libertades de los ciudadanos y promover la paz”. Pero en nuestras vidas no ha influido que yo sepa.

Pero las hay peores. En el número 8 figura la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de la que “Forbes” destaca: “es uno de esos personajes divisorios capaces de levantar tanto encendidos elogios como furibundas críticas, a veces entre sus propios correligionarios. Su gestión de la pandemia ha sido una piedra de toque en una trayectoria ya de por sí abonada a las más encendidas polémicas”. Es decir, esta buena señora es una influencia negativa y perversa tanto para sus colegas como para los sanitarios madrileños. Resulta incomprensible que figure en cualquier lista que pretenda ser de prestigio.

Sin embargo, en el número 9 han situado a Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo y Economía Social y vicepresidenta segunda del Gobierno de España. Tras haber conseguido que empresarios y sindicatos estuvieran de acuerdo con el texto de la Reforma Laboral -la primera vez en la historia que un documento de este calibre será aprobado con el visto bueno de ambas partes- yo situaría a esta señora en el número 1. Eso sí es ser influyente y de ahí que obtenga la mejor nota de todos los políticos españoles.

Y ya me contaréis lo que influyó en vuestras vidas Pau Gasol, el jugador de baloncesto, para otorgarle el número 10. Sobre todo teniendo en cuenta -si es por méritos deportivos- que este año hubo una deportista, Alexia Putellas, que hizo historia al conseguir el primer “Balón de Oro” para el futbol femenino español y en cambio Gasol se ha retirado como profesional. Por ejemplo.

Yo no conozco a Bernardo Hernández pero es que no estoy muy metido en el mundo de los grandes ejecutivos de la modernidad tecnológica. No sé si se merece ese puesto 11 porque ni siquiera he requerido los servicios de la empresa de la que es el mandamás, Verse, tecnofinanciera española que permite hacer transferencias gratuitas de forma inmediata entre teléfonos móviles.

Lo que no me explico como en esta lista está en el número 12 Pablo Iglesias, exvicepresidente que ahora ejerce como politólogo. Forbes dice que “ha cambiado el panorama del país en plena legislatura de coalición” y yo apunto que su marcha contribuyó a la reconstrucción de la izquierda, como político nadie le extraña.

Pero, sin duda, quien menos ejerce el papel de influyente es Iker Jiménez, mediático divulgador de fenómenos paranormales al que han situado en el número 13 del ranking arguyendo “su voz crítica contra el tratamiento de la pandemia”. ¡Cómo si el fuese uno de los científicos que descubrieron las vacunas!

Los autores de esta lista de influyentes sitúan en el número 14 a Lorna Leal, la científica española que lidera el equipo que está trabajando en la vacuna española Hipra, desde el Hospital Clínico de Barcelona. Pues bueno, vale, pero por el momento no ha influido para nada en la protección de los españoles contra el bicho.

Pero tampoco influye en nuestras vidas el número 15, el streamer y presentador Ibai Llanos, aunque todos le reconocemos sus méritos como comunicador y sobre todo como entrevistador de estrellas futbolísticas. Desde luego no es un clásico y su brillantez en pantalla tiene mérito, pero no influencia. No podemos confundir audiencia con influencia, porque le estaríamos concediendo méritos a quienes consiguen likes jugando a ver quien hace más tonterías y ahí no entra este chico.

Para la tenista Garbiñe Muguruza, primera española que gana el máster de “maestras” reservó Forbes el puesto número 16. Si esta lista fuese de popularidad que duda cabe que estaríamos hablando de alguien con sobrados merecimientos, pero se trata de buscar gente influyente y jugar muy bien al tenis no quiere decir que lo seas.

Amancio Ortega en esta lista ha sido relegado al número 17. Al hombre más rico de España no le veo yo con ganas de influir en nada, que a discreción y a dinero no hay quien le gane. Nunca pronunció un discurso, ni dio una conferencia ni concedió una simple entrevista. Así que la influencia se la guarda. Aunque ya se sabe que el dinero da poder.

A la presidenta de “Holaluz”, Carlota Pi, número 18 de los españoles mas influyentes según Forbes, le damos las gracias por sus buenas intenciones a la hora de que nos baje el recibo de la luz y sobre todo por incentivar el uso de las energías renovables, sobre todo las placas solares que, según cuenta, “en el futuro serán tan comunes como un teléfono móvil”. Si esta mujer estuviese al mando de la política energética del país estoy seguro de que cambiaría mucho el panorama actual y sí, nos cambiaría la vida. Así que se merece el puesto número dos de la lista, muy cerquita de la ministra de Trabajo.

En el número 19 de este ranking de influyentes está situado Alex Pina, creador y productor de “la Casa de Papel”, aunque bastante menos popular que cualquiera de los actores y actrices de este exitazo mundial, el mayor hasta la fecha conseguido por una serie española. Como jubilado del audiovisual le felicito y le admiro, pero, oigan señores de Forbes, el amigo Pina tiene poca influencia, se lo digo yo que desearía tuviera muchísima.

Gerard Piqué, futbolista y empresario de éxito, ocupa el puesto número 20. Los culés bien saben que el bravo defensa blaugrana no influye ni en su presidente, de lo contrario Messi se hubiera quedado en el Barsa.

Quedan cinco puestos en esta variopinta lista y si los anteriores fallan en su mayoría como gente influyente no te digo nada de estos últimos.

En el número 21 está Macarena Rey, productora audiovisual, cuyo mayor mérito está en el pelotazo conseguido con “Master Cheff”, show de cocina que emite La 1 de TVE, el mejor negocio que conozco de cuantos se hicieron en la televisión de España. Me da la sensación de que su opinión vale mucho entre los suyos, pero para nada sus productos influyen en nuestras vidas.

Sí resultó influyente a lo largo de estos dos últimos años el número 22 de la lista, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, el rostro de la información oficial de la pandemia del coronavirus. Lo que nos decía, sobre todo en la primera ola y durante el confinamiento, era el catecismo Covid. Por eso, a mi entender, debería ocupar un lugar preferente en esta lista Forbes.

Lo mismo opino de la viróloga Margarita del Val, a quien colocaron en el número 23 del ranking. Además de ponerle rostro a la información oficial su manera de contar las cosas la convirtió en lo más creíble del “equipo habitual”. En estos momentos aboga por el uso de la mascarilla también en exteriores, el regreso al teletrabajo y la combinación de vacunas y test de antígenos para frenar a la Covid-19 y sus variantes.

En el número 24 de esta lista Forbes de los que mas influyeron en nuestras vidas en 2021 está Rosauro Varo, empresario muy cotizado en el Ibex 35. Tiene importantes cargos en Acciona Energía, Entrecanales, Cabify y es el vicepresidente del grupo Prisa (SER-El País), por abreviar sus múltiples influencias en el mundo de la economía. Así que también está mal colocado en el ranking. Por cierto, sale frecuentemente en las revistas del corazón por su relación con la actriz Amaia Salamanca. ¡Un fenómeno!

Y en el número 25 la autora del libro “¡Digo! Ni puta ni santa” sobre su experiencia personal con La Veneno, Valeria Vargas. Los Forbes la incluyen en su lista de influyentes porque Los Javi convirtieron en serie el libro, que ha proporcionado a esta periodista trabajo en la crónica social y popularidad en el movimiento LGTBIQ+. Pero para nada la considero yo influyente en nuestras vidas.

De lo que no me cabe duda es de que, detrás de estos veinticinco nombres están personas que merecen el calificativo de únicas con un bagaje profesional muy importante, cada una de ellas en su terreno de juego. Echo en falta a más de un gallego…