galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

PAISAJES PARA CONSERVAR

Faro de Cabo Vilán

El daño ya es irreversible en demasiados lugares. Aldeas y villas de las que solo queda el recuerdo o alguna fotografía, donde la construcción descontrolada y las modas arquitectónicas han llevado a confundir desarrollo con hormigón. Hoy en día se buscan distintas figuras que protejan nuestro patrimonio natural. Se busca la recuperación del crecimiento descontrolado y sobre todo la reconciliación con el medio.

La noche abraza Mugardos.

Galicia tiene una superficie de 29.574 km2, y en su territorio hay lugar para una enorme diversidad de medios naturales. La red gallega de espacios naturales protegidos representa más del 12% de la superficie total. Recoge los ecosistemas más representativos, costas, rías, lagunas, ríos, sierras, fragas.

La Ley de Costas de 1988 fue creada por el gobierno estatal para evitar la destrucción medioambiental mediante la declaración de dominio público marítimo, terrestre, y por lo tanto propiedad del estado, las playas, marismas, acantilados y terrenos costeros.

Tenemos también una Ley de Conservación de la naturaleza, una norma que nació con el objetivo de mantener y mejorar la biodiversidad y para poder establecer un régimen propio de protección de nuestros recursos naturales.

Islas Cíes, el paraíso.

La declaración del Parque Nacional das Illas Atlánticas ha sido uno de los logros más llamativos de una política medioambiental responsable. Pero existen además seis parques naturales, lugares que por sus características merecen una protección y una valoración especiales: las Fragas do Eume de un valor ecológico y paisajístico excepcional, el monte Aloia, el complejo dunar de Corrubedo y las lagoas de Carregal y Vixán. La Serra da Enciña da Lastra, en la comarca de Valdeorras y O Invernadoiro en Laza. A estos seis hemos de añadir el parque natural Xurés- Gerés, que fue declarado por la UNESCO Reserva de la Biosfera.

Costa de Dexo

Siete son los monumentos naturales, casi todos modelados por el agua y el viento, como por ejemplo la Playa de las As Catedrais, en Ribadeo, o la impresionante costa de Dexo, en Oleiros.

El eucaliptal de Chavín, también conocido como souto da Retorta, acoge algunos ejemplares de mayor tamaño de Europa. La carballa da Rocha, en Rairiz de Veiga o el souto de Rozabales, en Manzaneda. Aunque es en Catasós donde presumen de los ejemplares más altos de Europa, con más de 30 metros de altura. Y la Pena Corneira que es fruto de una masa de magma que se solidificó hace unos 300 millones de años.

Muiño de Verdés

También espacios de agua que son humedales protegidos, como las rias de Ortigueira, Ladrido y Ribadeo, el complejo intermareal Umia- O Grove, o la laguna de Valdoviño.

La provincia de Lugo es la gran Reserva de la Biosfera, con cuatro áreas declaradas, Terras de Miño, Ancares, y A Fonsagrada. Y en Ourense, Allariz, es el ejemplo de explotación racional de los recursos naturales.

Una de las apuestas más importantes para la protección de espacios naturales ha sido la Red natura 2000, creada para garantizar el mantenimiento y salvaguardar los espacios más importantes de Europa.