galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

PALABRAS QUE PRONUNCIA EL ALMA

Un día de invierno, como estos de viento y olas, Gonzalo Torrente Ballester se subió al Cabo Prior para contemplar la inmensidad del mar que navegaron los ártabros en aquellos sus barcos de cuero y atados de lino. Y escribió:

“Las  ondas de mi navío me llevarán al presentido allende; y a lo mejor encuentro en ese arcano el ideal de piedra y de palabras: el sol al fondo, y en las ondas… el alma.

 

1 DESDE CABO PRIOR +

Releyendo a Torrente se me ocurrió que igual te gustaría, esta vez, que buscáramos juntos las más bellas palabras que encontremos para fijar cada una de las imágenes que fuimos capaces de captar en los pasados días arcoíris. Seguro que resulta apasionante redescubrir el color del paisaje que nos rodea,  como si se tratase de una aventura emprendida para procurar el alma del país.

2 CABO SILLEIRO Y CÍES +

Desde la costa de Faro Silleiro verás una postal azul del mar que rodea las islas hermosas, diosas protectoras de las aguas que conforman la bahía. Este azul transparente, junto a la roca, se torna casi verde cuando besa la playa. Es la imagen que el Atlántico nos devuelve con su esplendorosa fuerza.

Desde Cíes, los azules infinitos son los sueños que se pierden en ignorados horizontes…

14 COLLAGE PEÑA TREVINCA +

Pero, cuando tus ojos penetren en el territorio quebrado, de fallas que moldearon las puntiagudas cumbres de las altas montañas fracturadas por los iniciáticos cataclismos geológicos te encontrarás frente a la hermosura interminable de la pendiente de vértigo, desde la que se avista el valle profundo.

Ya ves, el manto blanco cubre la refulgente calma del paisaje mientras se escucha el silencio del río de hielo transparente y la laguna glaciar congela el camino infrecuentado de la sierra. Aquí están el fin y el principio de lo infinito, que se extiende, inalcanzable,  hacia el cielo y hacia el abismo… 

4 REFLEJOS PUERTO

La estirpe marinera se distingue en el puerto como el pescado en las lonjas. Es la esencial protagonista del paisaje que contemplamos junto al puerto. Vive enraizada en las olas para llegar a los almacenes de mariscos y peces de nuestras profundidades.

En el puerto destaca la postal en rojo, el color de la rebeldía. El rojo despunta sobre el gris plata de la montaña de peces de cada amanecer. Incluso sobre el amarillo de los pantalones con peto de los marineros.

La postal del puerto es un barco rojo sobre el que aún se posan las gaviotas.  El rojo, dicen, se ve más intenso en la inmensidad del mar, en los días de pesca.

5 PIORNEDO +

La pequeña aldea es, sin embargo, territorio amplio habitado por unos pocos. Desde el suelo verde una sola vereda te permite disfrutar de los silencios para llegar hasta las rocas graníticas que marcan la cumbre. Mi gente se toma la vida con calma y te invita a disfrutar de la nieve que pone techo blanco a prerromanas pallozas, de esas que subsistieron a miles de inviernos. En este paisaje de leyenda se esconden lugares sin nombre que la sabiduría popular atribuye a mitos del pasado.

Los conoce a fondo quien aquí habita, especialmente José Amigo, que estudió en aquella escuela que había en Piornedo para ser guarda de cualquier sierra.

6 FERVENZA

Al final, de esta nieve surgirá el canto del agua, gota a gota. Se abrirá camino entre los soutos de ladera, dando saltos de vértigo para convertirse en espejo de la piel de la Tierra.    

En el valle, predomina el verde intenso que es este y no otro el color que viste el país. Verde y agua. Prados, montes, agros y todo bañado por mil ríos.

Las fuentes de la vida y  un paisaje con ritmo de sosiego… La mejor postal del interior.

7 CAÑON DEL SIL +

13 ESPIRAL FIRMA +