galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

REVERENDO GUILHERME PEIXOTO

Por Eugenio Eiroa

Tiene entre sus seguidores, que son miles, dos expresiones habituales siempre («vamos morrer todos» y «acendei as velinhas»). Frases que repite incansable en sus comparecencias públicas y que sus fans suelen repetir a través de las redes sociales, en donde tanto participa nuestro personaje… que incluso hace directos e interactúa con los espectadores, al tiempo que les «pincha» músicas diversas, incluidos techno y house… intercalando consejos y recomendaciones de hacer el bien…

LA IMPACTANTE HISTORIA DEL CURA DJ

Guilherme Guimaraes Peixoto, 47 años, sacerdote con destino actual en Póvoa de Varzim. Genio y figura. Cada vez más popular en Portugal. Cada vez en boca de más gente. Además de sacerdote en activo, polifacético, en otras diversas actividades implicado: popularmente conocido por «Padre DJ», pues además de ser un pinchadiscos excepcional -dicen quienes le han visto y escuchado en sus actuaciones-, en la parroquia de Laúndos, en Póvoa de Varzim, al lado de la capilla del popular Monte de São Félix, promovió la discoteca «Ar de Rock», con el objetivo de «dinamizar la comunidad cristiana local»; de modo que hasta la llegada de la pandemia del Covid, el padre Guilherme Peixoto era el, en persona, quien hacía las veces de «DJ residente» en el lugar. También ha actuado como «DJ» en sesiones nocturnas veraniegas ante multitudes, como una afamada velada en la plaza de toros de Póvoa de Varzim completamente abarrotada.

Es un personaje cada vez más popular, sobre todo en el Norte de Portugal. Pero también en Internet, donde aparecen no pocos videos del personaje en acción, como sacerdote, como «DJ», como animador cultural… Su popularidad es más que notoria. Entrevistado en el famoso canal de Pod Cast de Rui Unas (493.000 suscriptores tiene en Youtube el proyecto/canal «Maluco Beleza»), resultó que el programa dedicado al padre Guilherme Peixoto fue el más visto hasta ahora…

Su tremenda popularidad le ha llevado a ser contratado por la casa de apuestas deportivas Betclic para intervenir en la publicidad que Betclic hace en diversos soportes últimamente. De manera que la citada casa de apuestas deportivas invitó al padre Guilherme para resaltar la importancia de ser responsable en el juego… Lógicamente, Betclic abonaría un dinero al sacerdote Guilherme Peixoto, pero este ya advirtió que «no hay nada de malo en la publicidad» (eso dijo a la periodista Emilia Monteiro, del Jornal de Notícias) y ya se ha apresurado a advertir que el dinero obtenido por la grabación y participación en el anuncio de la casa de apuestas «será totalmente destinado a las parroquias de Laúndos y Amorim«, que son las que tiene a su cargo en Póvoa de Varzim.

Todo parece indicar que fue una agencia de publicidad la que imaginó que el sacerdote, dada su popularidad como «DJ» y su activa presencia en redes sociales, sería excelente reclamo para intervenir en el anuncio de Betclic. El padre Peixoto no ha querido desvelar el dinero que le habrían dado como compensación por su protagonismo publicitario. Pero a Emilia Monteiro sí le dijo que consideraba «importante que las casas de juegos alerten de la conveniencia de ser responsables y sensatos por parte de los jugadores». 

En el video publicitario de Betclic, el padre Peixoto se dirige a los supuestos apostadores para decirles : «vosotros que andáis en estas cosas de los juegos, ya sabéis : jugad con responsabilidad, con moderación, encended velitas y tened juicio« («Vós que andais nestas coisas dos jogos, já sabeis : jogai com responsabilidade, com moderação; acendei velinhas e juizinho»).

Pero al parecer hay más que un video publicitario con la participación del padre Guilherme Peixoto. Y la intención de la firma Betclic sería empezar a divulgarlos a partir del final del mes de abril. De hecho, Betclic explicaba en un comunicado que tiene en el aire, en varios canales de televisión, una campaña de «sensibilización para promover una actitud responsable cuando se juega». La campaña se titularía «Aposta em Segurança».

Lo que pasa ahora, es que el dichoso anuncio empieza a traer problemas al padre Guilherme Peixoto. No se sabe, también, si no será -en parte- por la popularidad y las otras andanzas del sacerdote quien, por cierto, es muy apreciado por sus feligreses y los actos religiosos que este padre protagoniza suelen tener una gran respuesta y participación por parte de los ciudadanos de la zona de Póvoa de Varzim.

Aprovechando el asunto del anuncio como disculpa, más de un sacerdote de la diócesis de Braga, a la que pertenece el padre Peixoto, habría manifestado su malestar al entender (eso sí, desde el anonimato) que «como el juego es un vicio, debería de ser combatido y no incentivado«.

La Diócesis de Braga no se ha pronunciado sobre el asunto, ni sobre el protagonismo del sacerdote en cuestión. Pero el Jornal de Notícias planteó el tema al vicario general de la diócesis, el cónego (canónigo) José Paulo Abreu, que se limitó unicamente a decir«no todos los medios justifican los fines».

Hincha del Vitória de Guimaraes, nacido en la «cidade berço», de niño muy pequeño tuvo serios problemas de salud. Tanto que, aseguran vecinos de la familia Peixoto, la madre prometió a Dios encaminar al hijo hacia el sacerdocio, si salía adelante la criatura y no fallecía. Y lo cierto es que Guilherme Peixoto acabó ordenado sacerdote.  

Guilherme Peixoto, de 47 años de edad, lleva 22 como sacerdote; es párroco de Laúndos y Amorin, parroquias del arciprestazgo de Póvoa de Varzim / Vila do Conde, pertenecientes a la archidiócesis de Braga. Además, el padre Peixoto es capellán en la Escuela Práctica de Administración Militar, situada también en Póvoa de Varzim. De hecho, tiempo atrás, tras haber hecho el curso de Capellán Militar, el padre Peixoto estuvo en comisión de servicios religiosos en territorios conflictivos o en guerra, como apoyo a los militares portugueses destinados entonces en Kosovo y en Afganistán

Cuestionado sobre posible malestar o envidias en algún sector del clero portugués, o en algunos feligreses, por su protagonismo en los polémicos anuncios de la Betclic, el padre Peixoto -inteligentemente- eludió entrar al trapo. Pero refiriéndose al público en general que pueda ver sus spots… vino a decir: «espero que gusten de ellos. Si no les gustan, enciendan velitas y recen por mi. Y si les agradan, enciendan velitas y recen también por mi»