galiciaunica Un recorrido semanal por Galicia, España.


          PASÓ LO DE SIEMPRE

PP  40 / BNG   25 / PSdeG  9 / DO  1

—- ¿Entón que pasóu?

—- Pois o de sempre. Uns gañaron e outros perderon.

—- Pero… ¿Non iba desta?

—- Pois ainda non foi.

Los gallegos parece que nos hemos acostumbrado al mapa político de casi siempre y los beneficios en estas elecciones los obtiene un político-gestor, poco carismático para un cartel electoral de éxito, pero, como él mismo dice, con “sentidiño” y una preparación sublime para superar la peor campaña electoral que hizo su partido en Galicia. Alfonso Rueda se ha puesto en cabeza de todas las elecciones en número de votos en el momento mas difícil y ya no es el “heredero”. Rueda es presidente de la Xunta porque ganó con creces la maratón de la mayoría absoluta. La izquierda dice que no se lo merecía, pero la mayoría de los gallegos quieren gozar de su tranquilidad y que dejen de hablar del territorio como el feudo de nadie. Por aquí hay quien dice que Fraga era galleguista que ya es decir.

—- De Vilalba.

—- Eso sí.

Pero también afirmaba anoche, tras la victoria del PP, uno de esos politólogos televisivos, que los peperos que pedían “cambio” votaron BNG y por eso Ana Pontón pegó el salto por encima de las cifras obtenidas hasta ahora por su partido. Algún cabreado habría que votase por la carismática líder, pero lo cierto es que para obtener ese resultado había que concentrar el voto de la izquierda, nacionalista o no, y por eso se quedaron fuera Sumar y Podemos. El mensaje para Vox -el partido menos votado- tiene una explicación concisa: en Galicia no hay fascistas.

Por su parte José Antonio Besteiro llegó tarde a esta batalla, que no se fabrica un candidato de la noche a la mañana. Rueda lo sabía y por eso adelantó las elecciones. Pero ese descenso del PSdeG-PSOE hasta por debajo de los dos dígitos que nadie se atreva a achacarlo a la política nacional, los socialistas gallegos hace tiempo ya que andan a la desbandada: unos pasan de todo y los otros buscan un puesto remunerado, se les nota mucho.

Por cierto, el friki ourensano que ejerce de alcalde y lidera DO ha conseguido colar en la fiesta a su brazo derecho, el tal Ojea, alguien que como diría el runner de esta mañana…

—- Nunca se víu noutra.

Pero lo que pasó ayer es lo que lleva pasando en Galicia desde que se aprobó el Estatuto de Autonomía. Ahora solo falta que Rueda arregle un poco la casa, porque parece que en lo básico -Sanidad-Economía-Comunicaciones-Educación- andamos un poco necesitados.     

Xerardo Rodríguez