galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

Crónica del Día


MARTES, 4 OCTUBRE 2022

EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA

Hace un día espléndido, otoñal, para pasear bajo el sol que no quema y disfrutar de la vejez dando pasitos de banco en banco, que es lo que nos queda a algunos. Esta mañana he ido a la panadería temprano y, sorpresa, era el único cliente; por eso descubrí que el pan de centeno de ahora no es el de antes. El de ahora es una mezcla de trigo y centeno, por eso la bolla sale marrón, menos negra que aquellas de mi infancia. Conste que a mi me gustaba mas que el que llamaban pan blanco. El de centeno era infinitamente mas barato que el de trigo al que alguna gente no llegaba. Hoy todos los panes tienen el mismo precio. Y hay muchísima gente que no alcanza a comprar una mísera barra. Son otros tiempos, pero parecen los mismos. ¿Habremos vuelto?

LA ESTÚPIDA TRAGEDIA DE TAILANDIA ERA EVITABLE

Si ya me aburría el fútbol salvo en contadas ocasiones, tras la tragedia de ayer en Tailandia me parece a mí que me voy a dar de baja de ese populista mercantilismo que algunos quieren disfrazar de deporte. Me duele la pérdida de tanta vida humana, sobre todo si el final es tan estúpido como el del Estadio de Tailandia. Si yo fuese el presidente de la nación lo que haría sería prohibir el futbol por decreto ley, al menos, cerraría todos los estadios del país. No hay nada que justifique tanta muerte y eso no se arregla con lacitos negros en el televisor, al lado del marcador, eso es una cutrez. 126 muertos exigen una reparación: que todos los clubes del mundo rindan homenaje a esa gente y la recaudación de todos los partidos que se disputen esta semana vaya a parar a quienes se les rompió la familia. ¡Qué menos!

LOS GRANDES MISTERIOS

Hace unos años, el juez Pablo Ruz, de la Audiencia Nacional, tomó declaración al ex senador del PP Luís Fraga sobre la identidad del político que en el año 2009 tenía abiertas seis cuentas en Suiza, concretamente en el “Dresdner Bank” de Ginebra, que, casualmente, es el mismo banco en donde guardaba su cuantiosa fortuna el ex tesorero del PP Luís Bárcenas.

La declaración del sobrino de Manuel Fraga Iribarne al juez se resume así:

—- Es un misterio. No sé quién es el señor X. No sé quién es el Tercer Hombre.

En dos horas de declaración Fraga solo aclaró que era amigo de Bárcenas, que este le había prestado 120.000 euros cuando “se encontraba en una situación muy difícil” y que le echaron del PP…

—- Cuando falleció mi tío, Manuel Fraga.

Pero, cuando se han cumplido -hoy- ocho años de aquella investigación del juez Ruz, aún no se conoce la identidad del político de marras. Este es uno de los grandes misterios de la corrupción en España que nadie ha revelado.

LAS FAMILIAS PAGAN 50 VECES MAS IMPUESTOS QUE LAS EMPRESAS

Ya no es asunto de un partido o de una ONG. Los españoles, sufridores de Hacienda, alzamos la voz contra los gobiernos para exigirles que “acometan ya una reforma fiscal que permita financiar adecuadamente las políticas sociales”. Somos especialmente críticos y estamos indignados porque nos han puesto encima de la mesa un dato de los que realmente joden, con perdón: LAS FAMILIAS ESPAÑOLAS APORTAN A HACIENDA 50 VECES MÁS QUE LAS GRANDES EMPRESAS.

He vuelto a leerme el estudio “Fiscalidad justa para una sociedad más equitativa”, dirigido por Teresa Cavero. Es, especialmente crítico con el sistema tributario español, del que dice:

Recauda poco, siete puntos por debajo de la media europea. El grueso de la recaudación proviene del trabajo y el consumo de los ciudadanos, no de las rentas de capital ni de los beneficios de las empresas. Las familias aportan un 90 por ciento de la recaudación y las empresas un 10. Y de este porcentaje, las grandes compañías solo aportan el 2 por ciento”.

Buenos trajes, buena vida, todo sonrisas: El Gobierno gallego posando delante de la Catedral. Ni el Apóstol es capaz de conmoverlos.

Me he visto en el espejo la cara de mala ostia que me quedó tras repasar el documento, en el momento en el que el PP está empeñado en suprimir el Impuesto de Patrimonio y no suscribir el pacto de rentas que se pide.

Es que, además, esta mañana, tengo que añadir otra vez lo de las listas de espera: a una señora cuyo nombre me callo por si hubiere represalias -ya me creo todo- que padece osteoporosis aguda, a la que tienen que hacerle una densitometría ósea, le han dado cita para octubre… del 2023, es decir, justo dentro de un año, que será cuando su débil columna se le caiga a pedazos.

Al margen del negocio de la medicina privada -que me resultó siempre asqueroso porque para hacerse rico debe hacerse uno inversor y no médico- lo mas indignante es que desde dentro del propio SERGAS no alcen la voz quienes ven claro el interés de privatizar el servicio público de salud… ¡Cualquier día les van a vender a ellos, los que se callan, en el mismo lote de los centros públicos!

Porque, Sr. conselleiro Comesaña y Sr. presidente Rueda… ¿A quiénes van a culpar ustedes de que esta buena señora se quede en una silla de ruedas hasta el final de sus días? ¿Y si fueran sus señoras esposas? ¿Qué harían ustedes? Ya, sin duda colarlas… Yo solo les digo que todo el mal que están haciendo ahora lo sufrirán dentro de nada, que el tiempo pasa velozmente y todos se olvidarán de que ustedes han sido conselleiro e incluso presidente…

¡Así es como se pierden las elecciones!  

EL TIEMPO EN EL 2050

Pero mejor, hablemos del tiempo. Del que va a venir. Mónica López, directora del Departamento de Meteorología de Televisión Española, apareció en pantalla diciendo:

—– 3 de octubre del 2050 y seguimos con temperaturas muy altas: ya van diez días en gran parte del país con valores por encima de la media. Hoy llegaremos a los 50 grados.

TVE se aventuró a grabar un vídeo en el que alerta que el cambio climático elevará considerablemente las temperaturas del país.

Yo andaba medio despistado y me quedé pensando en mis hijos y en mis nietos por unos instantes, puesto que se supone que para entonces ya estará uno en la cuarta dimensión…

La verdad es que Mónica siempre nos sorprende con un simpático refrán, con alertas precisas o con advertencias de lo que está pasando en este planeta nuestro.

Xerardo Rodríguez