EL CANDIDATO AL NOBEL DE LA REVISTA “TIME”

 

Nunca estuve en los Estados Unidos. Ni para bien ni para mal. Por ello no me atrevo a juzgar sus costumbres, aunque alguno de los personajes de su historia me resulta cuando menos contradictorio. Como por ejemplo George Washington, el primer presidente, el llamado padre de la patria: contribuyó a la abolición de la esclavitud pero en sus plantaciones de  Mount Vernon, en Virginia, siempre hubo esclavos mientras vivió.

Me dirás que busco referencias de mitad del siglo XVIII, cierto, pero en lo que se refiere a algunas cosas, los americanos han cambiado poco. Sobre todo a nivel informativo.

La popular revista “Time” pasa por ser uno de los medios de mayor popularidad del planeta, sin embargo da pábulo a informaciones que bien pudieran ser la típica posverdad de una red social. Esta semana, sin ir más lejos, incluye en su lista de favoritos a ganar el Nobel de la Paz 2018, que se falla hoy viernes, nada menos que a Donald Trump, a Kim Jong-un y al pintoresco ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Del independentista catalán, tal vez el mayor artífice –junto a Mariano Rajoy- de la triste división que hoy sufre Cataluña, dice “Time”:

“Es la figura insigne del referéndum de independencia extraoficial de Catalunya que está viviendo en el exilio en Bélgica, desde que huyó de España para evitar su arresto”.

Por si el enunciado de la personalidad de Puigdemont no fuera suficiente, la revista americana destaca que “se encuentra entre los más votados de la lista de apuestas de la compañía Ladbrokes por su labor en el referéndum del 1 de octubre 2017 por la independencia de Cataluña”.

La noticia podemos tomarla como una broma de mal gusto, pero si la analizamos en profundidad llegaremos a la conclusión de que tiene muy mala leche; sobre todo teniendo en cuenta que los nominados al galardón sueco no se hacen públicos y “Time” es el único medio que elabora una lista de candidatos para que se hagan apuestas y surjan de la nada opiniones de “expertos”.

Si os cuento esto es para deciros que en la España de los millenials seguimos siendo tan papanatas como siempre en relación con las publicaciones americanas. No todos los periodistas que ejercen en los Estados Unidos son Bob Woodward.  

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *