EL HIP HOP DE UN GALLEGO MADE IN SUIZA – Carlos Abad es «Gran Purismo»

Hay un lenguaje que a mí se me escapa. El que hablan estos jóvenes artistas del hip hop, como “Gran Purismo”, que responde al nombre de pila de Carlos y lleva por apellidos originales  Abad y Garrido.

Pero no importa el lenguaje cuando la música es universal y eso me pasa con este chico,  nacido en la impronunciable ciudad de Schaffhausen, en Suiza, pero como otro humano más producto de la emigración gallega al país helvético.

Tiene además un primo en la misma ciudad al que llaman Arto43 que fue quien le enseñó a rimar con ritmo y quien le grabó sus primeras cintas. También es gallego y de Vigo.

Y con otro gallego llamado Carlos, que pertenece a SensUnik, grabó su primer gran éxito en el que se me antoja el género musical más difícil para triunfar.

O sea, que hay un hip hop gallego mas allá de nuestras fronteras, porque ya se sabe que de puertas para adentro el género lo dominan las chicas, como la viguesa Aïds, la artista más relevante de por aquí en este campo.

Con padres gallegos y la gaita sonando a tope en los treinta y pico centros de Suiza pensé yo que estos chicos saldrían “carlosnuñez”, pero no…

Como diría Foxo –al que le sobran gaiteiras y le faltan gaiteiros- “¡E o moderno!”.

Pero bueno, Gran Purismo & Cool Remember tienen nuevo trabajo llamado “Neorrealismo – The Live Experience” que al parecer “racha ca pana”. El CD está en plena efervescencia europea y ellos van de disco en disco para demostrar en directo lo que valen.

—  Mis primeros pasos con el hip hop los di en Schaffhausen, donde me crié y resido. Hay un 33 por ciento de extranjeros. Yo jugaba al baloncesto en la calle con amigos turcos, yugoslavos o croatas.

A través de ellos y de un primo vigués, escuchamos las primeras cintas de rap, empezamos a improvisar y grabé mi primera maqueta.

Yo era en aquella época «nirvanero» y hasta me puse a tocar el bajo, pero con las habilidades motrices de un tarro de mayonesa… En el rap descubrí un rollo supervital del que podía sacar provecho.

Aquel primer tema, nacido de la hermandad galaicoturcocroatayugoslava era una canción en gallego de corte reggae con matices celtas y letra nacionalista que a él, Gran Purismo, e incluso a Carlos, le gusta olvidar. ¿Por qué?

—   Para mis padres lo importante era que rimara en su idioma y no en francés o alemán, lengua dominante en mi cantón, aunque entre nosotros el estándar era el inglés, pero yo me decanté por el español porque le interesaba a un grupo de emigrantes…

Es curioso, pero tengo la sensación de que, a veces,  a estos hijos de la Galleguidad se les borra el mapa de Galicia del cerebro e incluso, a pesar de sus padres, se avergüenzan de sus orígenes…

Claro que es solo una sensación…

Debió de ser Carlos Abad Garrido no Gran Purismo quien grabó en gallego “Pardeconde”, ofrenda a la tierra de sus padres; o “Pauliña”, canción que dedicó a Paula Vázquez, la presentadora ferrolana…

Carlos habla gallego puro y duro.  Gran Purismo, a juzgar por su último trabajo en compañía de Cool Remember, rima según el cantón donde se encuentre.

Carlos es filólogo y profesor de idiomas. GP es rapero.

“Neorrealismo” sale de la mezcla de ambos personajes, que el trabajo “no aborda ningún concepto europeísta” sino el producto típico de quien conoce todos los idiomas de la Unión.

En realidad, el neorrealismo es una corriente artística, aplicada hace un siglo en la plástica e incluso en el cine. El ejemplo serían las películas de Pier Paolo Pasolini.

— El rap se define por la realidad que refleja y por otro lado, creo que en la música ya estaba todo inventado a finales de los 80…

Gran Purismo utiliza Internet como “medio de transporte” cuando al resto de los mortales que hacen música les falta gasolina para viajar entre el público de este tiempo de crisis. Y aunque reconoce cierta saturación en las redes sociales, afirma que…

— Pienso que el artista tiene que ir más allá y hacerse empresario. El rap, gracias a Dios, es algo que se puede hacer en casa con pocos medios. No se venden discos pero se pueden hacer copias promocionales, vender CDs en los conciertos, buscar patrocinios…

Es un “suizogallego” listo. Le patrocina una empresa que tunea coches en su ciudad natal pero puede que algún día lo reivindique para su nuevo Sonar el Xacobeo del “por venir”.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *