LOS CULTIVOS MARINOS

LA DESPENSA DEL TERCER MILENIO

Hace al menos cuatro milenios, el hombre se propuso cultivar aquellos frutos y hortalizas que hasta entonces consumía recogiéndolos de su medio natural. Siglos después, en la actualidad, hemos dado otro paso. Ya no comemos lo que pescamos…

Consciente de la disminución de los ejemplares marinos, el ser humano del siglo XXI ha desarrollado técnicas de cría y engorde que aseguran la conservación de las especies y una apreciada despensa que incluso nos preserva de la contaminación de los mares, el más grave de nuestros muchos problemas alimentarios. 

Seguramente, las primeras granjas que surgieron en Galicia fueron éstas…

Las mariscadoras de Carril hicieron del mar de Arousa su campo de cultivo, adelantándose a un concepto que hoy todos conocemos como acuicultura.

La acuicultura empezó a ser alternativa económica allá por los años 70. Casi cincuenta años después, el hombre ya no pesca: para cuidarnos y alimentarnos, cultiva…

Quizás no lo sepas, pero, hoy en día, la mayoría del pescado y del marisco que consumimos procede de granjas como ésta, perteneciente a la empresa Prodemar.

Cada uno de los 460 tanques de esta granja de peces posibilita el crecimiento de cientos de rodaballos.

Galicia es a nivel mundial una de las principales exportadoras de esta especie marina cultivada, porque la nuestra es la zona del mundo con el nivel de temperaturas más adecuado para su cría. 

El rodaballo es además una de las especies marinas en peligro de extinción, por lo que ADENA  recomienda que lo consumamos tan sólo si procede de instalaciones de acuicultura.

Seis meses permanece en esta guardería. Su alimentación varía de tamaño, según va creciendo. Se alimentan de aceites y arenas de pescado, con lo que se anulan totalmente las posibilidades de que se originen en su interior enfermedades propias de la grasa animal.

Pasan aquí dos años y cuando alcanzan los dos kilos de peso empiezan a comercializarse.

A nivel internacional se negocian unas 15 mil toneladas, de las que cinco mil proceden de nuestro país.

Pero no es el rodaballo el que nos ha hecho famosos en medio planeta. El cultivo del mejillón gallego supone el 95% del producido en toda España, el 50% de la Comunidad Europea y el 25% de la producción mundial.

Lenguado, lubina, dorada, besugo, trucha, salmón… o mariscos como el pulpo, ostra, berberecho, vieira y por supuesto almeja son otras de las especies que salen desde nuestras granjas al exterior.

Han cambiado los tiempos…somos más y las redes ya no dominan el mar.

La acuicultura puede desempeñar un papel valioso siempre que se sostenga sin dañar lo que durante siglos nos ha alimentado…

(25) Comentarios

  1. Non está mal ir buscando solucións porque o problema da contaminación plástica dos nosos mares vai acabar con todo o peixe e o noso marisquiño.

  2. ¿E onde queda o traballo dos nosos mariñeiros e da moitísima xente que depende da pesca neste país? ¡Menos granxas, mais autenticidade, coídemolo mar e merquemos peixe fresco criado en libertade?

  3. Todo eso de los cultivos está muy bien pero mejor cuidar los mares para que los caladeros sigan ofreciéndonos los mejores pescados y mariscos. El pescado es básico en nuestra dieta y no podemos jugarnos nuestro futuro alimentario de la que forma en la que lo estamos haciendo, contaminando ríos y mares. Para ejemplo ahí está el Mar Menor al que deberíamos llamar ya el mar muerto.

  4. Pero por favor, no hay color entre un rodaballo salvaje y uno de piscifactoría. Lo que ocurre que ahora está de moda decir que cuidado con lo comemos no vaya a estar contaminado… Luchemos por mantener una flota pesquera como la que tenemos.

  5. No se pueden comparar los cultivos de mejillón, almeja o berberecho con los pescados de las piscifactorías que no saben a nada. Tampoco comparéis un robalo recién pescado con uno que solo haya vivido en esos tanques. Los sabores del mar, de nuestro mar y nuestras rías, son inequívocos.

  6. No hay nada mas sabroso que el mejillón de Galicia y no deja de ser un cultivo en batea. Creo que a algunos de los que dicen aquí que no hay comparación están comiendo mucho pescado de piscifactoría sin enterarse, que en los restaurantes con buenas salsitas se disfraza todo.

  7. El pescado depende como lo cocines. Puede que a la brasa o a la plancha se distinga pero al horno, con su buena guarnición y su salsa rica no hay quien note que es de acuicultura. Segurísimo que mas de uno lo estáis comiendo y no os enteráis.

  8. Tengo ganas de que vuelva el verano para darme el gusto de comer pescado y marisco de Galicia, pero del auténtico. Como el de las rías no lo hay en el mundo.

  9. Ocurre que ninguno de vosotros habla del precio. El sabor puede disimularse pero el precio no. Los pescados cultivados cuestan menos de la mitad que los salvajes. Y no digáis “fresco” cuando os referís al pescado en libertad porque mas fresco que el de piscifactoría es imposible.

  10. Algo que hay botarlle o corpo así que unhas ameixas de Carril, uns mexilóns de Santa Cruz, e uns berberechiños de Noia fan un bó aperitivo para un chuletón de Moaña e unhas filloas de Cacheiras… ¿Non vos parece?

  11. La diferencia entre uno y otro pescado no puede ser muy grande porque esos tanques se llenan con agua de mar y crecen casi en su propio entorno. De todas formas, lo mas sabroso es lo salvaje.

  12. Non sei moi ben si entendedes que os cultivos no mar, e dicir, mexilón, ameixa ou berberecho, incluso ostra e vieira, non teñen nada que ver co peixe de piscifactoría ou como se chame.

  13. De piscifactoría son las truchas, los pescados de acuicultura proceden de lo que se conoce popularmente como granjas marinas. Y desgraciadamente la Xunta prohibió la instalación de varios proyectos que ofrecerían trabajo en zonas muy deprimidas de la Costa da Morte. Pero somos así de chulos y de ello se aprovechó Portugal que es ya el primer productor de pescado de granja.

  14. Les dejo con sus sentencias, yo me voy a votar. No se olviden de hacerlo para que tengamos políticos responsables. Yo no hago ascos a ningún rodaballo gallego, sea del mar o de la granja.

  15. Ese peixe está tan bueno como el otro. Lo que sí puede pasar es que esas factorías grandes afecten al medio ambiente en espacios concretos. La verdad que esa granja al lado de Cabo Vilán es una verdadera monstruosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *