galiciaunica Un recorrido semanal por la comunidad autónoma de Galicia, España.

BAÑOS DE MOLGAS, VILLA TERMAL

Tal vez el balneario más antiguo de Galicia. Un río para pintar acuarelas, además de para pescar. Una Virgen “milagreira” a la que venera con devoción gente peregrina. Y el mejor humorista de España, Moncho Borrajo, el único que me hizo reír al mismo tiempo que me ponía a parir.
El balneario es el motor del turismo. El río Arnoia es su gran perspectiva. La Virgen de los Milagros su reclamo. Y Monchiño tiene museo.
Baños de Molgas, te digo, es uno de los lugares próximos a Ourense que tengo entre mis favoritos.

El Balneario

Todo en esta pequeña pero muy acogedora villa gira en torno a las aguas que sanan, sobre todo su bien asentado sector hotelero con casi 200 plazas para todos los gustos y bolsillos. Aunque el Balneario es muchas veces la disculpa, porque  la Villa, apacible y encantadora, es ideal para pasar unas cortas vacaciones o un largo fin de semana.

Baños de Molgas es un municipio cargado de historia y de vestigios monumentales y artísticos. Comenzando por el Monte Medo, en donde los historiadores sitúan una gran batalla entre romanos y galaicos,  que desembocó en el dominio de las huestes del emperador Augusto. Tal vez  por las termas, los romanos tuvieron aquí una gran presencia, que seguramente se prolongó algún tiempo.

Quedan algunos vestigios de la Edad Media interesantes, como la Torre de Ambía, en el lugar de Suatorre. A partir de esta época, la historia de Baños de Molgas está muy vinculada al Santuario de los Milagros.

En la arquitectura religiosa radica precisamente el interés cultural de Molgas. La Iglesia de Santa Eufemia de Ambía es un hermoso templo mozárabe del siglo IX, relacionado con el arte asturiano y en donde se conserva una lapida romana alusiva a las ninfas.

La Iglesia de Almoite es barroca, con un vía crucis que la circunda en el que destaca un cruceiro donde se pueden ver las imágenes de Adán y Eva, mientras la serpiente desciende por el mástil.

Y una curiosidad en la Iglesia de San Vitorio: para su construcción se aprovecharon restos romanos, especialmente en los dinteles.

El Arnoia

En cualquiera de las trece parroquias de este pequeño municipio ourensano, que tiene una población de poco más de tres mil habitantes, muy diseminada en 46 lugares, aldeas o parroquias,  disfrutaremos de un paisaje excepcional y de la autentica vida en el campo.

Pero recorrer por Baños de Molgas el  Río Arnoia es como un sedante. Río Abajo, desde el Coto dos Medos hasta el Parque de Ansuiña, vas de sorpresa en sorpresa.

El Parque en sí es uno de los lugares más emblemáticos del trayecto y punto ideal para el baño veraniego. Sorprende ya el mimo con que se cuida este bello entorno y sorprende la cantidad de alisos que pueblan ambas márgenes del río.

Luego está el puente, de origen romano, que  se alza sobre el río como sin sentir el paso del tiempo.

Río abajo, los molinos nos recuerdan que esta fue tierra de trigo. A medida que avanza el Arnoia sigue creando increíbles espacios.

El Santuario

Con respecto al  Santuario de los Milagros hay múltiples leyendas y todas relacionadas con la Virgen, sus apariciones y sus milagros. Con base o sin ella, los Milagros, la romería,  atraen cada año a este lugar a mas de cien mil devotos de toda Galicia y cada uno cuenta la misa según le va en ella…

El  templo es un hermoso conjunto barroco. El espacio, cuadrangular, está cerrado con edificios y un alto muro con tres grandes portadas colocadas en dirección al eje principal del templo, que data del siglo XVIII.

En la parte exterior del recinto hay seis capillas de piedra con los pasos del Vía Crucis. Se accede al recinto mediante una escalinata barroca, con una balaustrada decorada con pináculos rematados en bolas. En la parte central, dos leones vigilan el acceso.

La parte central del templo está flanqueda por dos grandes torres campanarios, sosteniendo un ático tras el que se encuentra la campana del reloj. Encima de la puerta principal hay un balcón sostenido por cinco grandes ménsulas. Sobre el balcón,  una hornacina alberga una imagen de la Virgen. Esta parte central acaba con un frontón, delante del que se puede ver una balaustrada con la imagen del Salvador.

Por dentro, el templo ofrece el aspecto de una pequeña catedral. La imagen de la Virgen lo preside todo. La antigua imagen data del 1700.

Y en el interior de un antiguo colegio paúl  hay un pequeño museo de carácter religioso, con imágenes y ornamentos de gran valor.

Pero en Baños de Molgas,  si te quieres reír,  no olvides preguntar por Moncho Borrajo, gran tipo y mejor humorista aún. Su museo-fundación está a punto de inaugurarse en la antigua estación del tren. Pero esto os lo cuento otro día.